rollingstone.com.ar

Una nueva tendencia en batallas musicales

La guerra del iPod

Una nueva tendencia en batallas musicales; chequeá la cuarta entrega del especial RS Digital.

El asunto es así: una suerte de batalla de hip-hop en la que el talento no lo dictamina el flow sino la eficacia emotiva que el playlist de un iPod pueda lograr. Pero nada de MP3js, no se permiten mashups, sólo tracks puros de cualquier género. Esto incluye desde rimbombantes e indiscutidos éxitos hasta humillantes deformidades pop.

Usualmente son ocho teams y un fixture simple. Al cuadrilátero suben dos equipos con dos, tres o cuatro participantes que alternan hasta cinco temas (en rigor, sólo noventa segundos de cada archivo). Mientras un equipo espera agazapado, el otro intenta cautivar al público con su set. Al final, el referí pregunta a la turba, que mediante ruidos elige ganador.

La prehistoria de las batallas guarda relación con unas microfiestas británicas llamadas noWax, en las que cualquiera con un iPod pasaba música según un orden preestablecido. Las noWax sucumbieron en 2007, pero sus fundadores dejaron instrucciones de cómo continuarlas en noWax.co.uk. Tienen una modalidad más chill-out, requieren venues pequeñas y están más asociadas al noise.

La primera batalla nos remonta a Francia 2006. Dos amigos, Romaní Sybillin -a.k.a. Romain Rock- y Julián Pradeyrol -a.k.a. Teki Latex-, miembro del colectivo TTC, la planearon. "El es mi rap-daddy y yo soy su rock-bro", confiesa Romain. "Siempre discutíamos quién ganaría en una batalla limpia entre rap y rock; entonces decidimos hacerlo frente al público", explica. Empataron.

Pero la recepción fue tan buena que decidieron repetir. De pronto, músicos de diferentes estilos, artistas, actores, estrellas de televisión y personajes de la farándula subían al ring para defender sus gustos musicales. La popularidad de las batallas creció tanto que en la última de 2007 hubo más de 1500 personas delirando en el club Le Showcase. "¡Fue una locura!", asegura y adelanta la fecha de una nueva batalla este mes.

Menos de dos años después de su nacimiento, las iPod Battles se diseminaron por Europa, Canadá, Estados Unidos, China (¡donde hasta corre un circuito de apuestas!), Japón y México (Cancún, para ser precisos). Sin embargo, el mote de escenario mítico lo tiene Le Paris Paris (chequear tinyurl.com/batalla-01), una especie de mini Madison Square Garden del iboxing, una disciplina entre furtiva y esnob, apta para melómanos y generadora de espasmos, sudor y baile. "Una forma genial de divertirse con tracks baratos", como lo define Romain.

Por Ignacio Román

Notas relacionadas

Review: ¿Conviene comprar un iPod Touch?

El Guitar Hero III, por Lolo de Miranda! | Netcasty, la nueva estrella de YouTube | Spore: el videojuego con música de Brian Eno

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone