rollingstone.com.ar

Quilmes Rock 2009: día 1

Quilmes Rock 2009: Radiohead, OK Buenos Aires

Ante casi 30 mil personas, la banda liderada por Thom Yorke se presentó por primera vez en nuestro país en el Club Ciudad de Buenos Aires; conocé cuáles fueron los mejores momentos de la noche y mirá las fotos.

La espera terminó. Por fin, una de las mayores expectativas musicales sufridas por el público argentino llegó a su conclusión durante la primera noche del Quilmes Rock 2009 en el Club Ciudad de Buenos Aires. La llegada de Radiohead a nuestro país reunió a unas 30 mil personas que, al mismo tiempo, canalizaron sus ansiedades acumuladas durante años experimentando la sensación única generada por las presentaciones del quinteto de Oxford en vivo.

Éste, el primero y (esperemos que no pero, por ahora) único show de Radiohead en Buenos Aires constituyó una parada de la gira de presentación de In Rainbows a través de Latinoamérica; así, la banda tocó la totalidad de los temas de su séptimo y último disco (faltó sólo "Faust Arp") y dió un paseo breve a través del resto de sus trabajos de estudio. Comenzando con "15 Step", la aparición de Thom Yorke al escenario significó la prueba tangible -o casi- de que el sueño se había hecho realidad. Sus particulares y reconocidos movimientos (cuando baila, una especie de nerd poseído), su timidez para conversar con el público ("Ok?", "gracias" y "muchas gracias") y su inigualable, versátil, virtuosa voz (ver apartado) se materializaron ahí, a unos cuantos centímetros del suelo, y guiaron a 30 mil personas a través de un viaje introspectivo, profundo. La combinación perfecta con los otros cuatro miembros (Jonny Greenwod a la cabeza, Colin, Ed O`Brien y Phil Selway) hizo que cada uno de los temas sonara como en los discos, pero a la máxima potencia. Y con una increíble puesta visual: decenas de estalactitas luminosas, tomarían cada uno de los colores del arco iris para ilustrar las distintas emociones de este trip que tuvo sus tramos bailables (con "Jigsaw Falling Into Place" + "Idioteque" + "Bodysnatchers" y la versión de "Everything In Its Right Place"-ver aparte-) y sus tramos melancólicos, esencialmente radioheanos (con "No Surprises" + "Pyramid Song" + "Street Spirit (Fade Out)" y el final, "Creep").

La idea de que en la Argentina el fanatismo por Radiohead es grande pareció ser reconocida y retribuida: la lista de temas fue diferente a la que venían haciendo en esta gira (antes, tocaron dos veces en México y dos en Brasil). "2+2=5", de Hail to the Thief, "Planet Telex", de The Bends y "Go Slowly", lado B de In Rainbows fueron tres regalos a los que se les sumó la dedicación especial de "How to Disappear Completely". Haciendo alusión a la fecha, 24 de marzo, Ed O´Brien leyó antes de comenzar el tema de Kid A: "Hemos esperado mucho para tocar aquí y sabemos que hoy es un día importante para ustedes. Hoy se cumple el 33 aniversario del golpe militar y por eso queremos dedicarle esta canción a todas las víctimas y a los familiares de los desaparecidos". La ovación, el recuerdo y el agradecimiento por demostrar interés en nuestra historia, aunque sea por unos instantes.

La inclusión de los infaltables hits de OK Computer, "Karma Police", en el comienzo y "Paranoid Android", hacia el final, marcó que sólo faltaría uno para completar la sucesión de indispensables: "Creep", aquella oda autocompasiva de Pablo Honey. Y así, este retorno a los comienzos fue a su vez la última parada, la que dejó a todos feliz y contradictoriamente abatidos; en ese oxímoron radica la esencia de Radiohead.

Mirá la lista de temas

Top 5: Los destacados

 
Radiohead. Fotos de Leo Liberman..

La voz de Thom Yorke: La gran confirmación de la noche: Thom Yorke es en vivo ESE cantante que brilla en los discos de Radiohead. Pariente lejano de la familia Buckley (papá Tim e hijo Jeff), Yorke hace literalmente lo que quiere con su garganta: la fuerza, la ejercita en falsettos, la deja fluir de manera libre, la exorciza a través de puros alaridos, la contrae como un corazón sangrando por un amor en pena. Una maravilla por donde se la vea.

Los más cantados: Los hitazos, o como quiera llamarse a los tres temas más reconocidos del quinteto, fueron también, y por lógica consecuencia, los más coreados de la noche. "Karma Police", "Paranoid Android" y "Creep" llevaron a cada una de las 30 mil personas a tratar de imitar el grave sostenido de Yorke en la primera ("this is what you get, when you meeeeess with us"), a arengar en el corte explosivo de la segunda ("You don´t remember, you don´t remember!") y a hacer lo posible por llegar al falsete en la última ("She´s running out again").

La tríada Hail to the Thief: "There There"- que fue el tercer tema de la noche- y "The Gloaming"-ese conjuro político cuyo nombre es subtítulo del penúltimo disco de los ingleses-, estaban incluidos en las listas de los otros shows latinoamericanos. Pero la fórmula irónicamente se completó con "2+2=5", que abre el álbum y le da forma al manifiesto anti-Bush de Yorke de manera explosiva, bailable. Aunque faltó "A Wolf at the Door", no nos podemos quejar.

Jonny Greenwood: El cerebro, la pulsión, el director de orquesta de Radiohead tiene nombre y apellido: Mr. Jonny Greenwood. El magnetismo que produce su escena está sólo un peldaño abajo que el de Thom Yorke, y pasa por un virtuosismo personal y medido en la gran cantidad de instrumentos que ejecuta (guitarras, teclados, percusión, un sintetizador vintage estilo Brian Eno, percusión, y la lista continúa). En cada una de sus intervenciones Jonny brilla, y cabe señalar "There There" (donde pasa de la percusión a una explosión guitarrera sin solución de continuidad), "Idioteque" (el héroe de la guitarra se transforma en un mago de la electrónica) y, obviamente, el inigualable acople de "Creep" como en un caprichoso Top 3 suyo.

"Everything In Its Right Place": La versión más acelerada de este temazo de Kid A transformó al Ciudad en una pista de baile. Con arreglos trance y las estalactitas teñidas de violeta, todos saltaron hacia una suerte de lisergia colectiva. Las pantallas acompañaron fundiendo las imágenes en humo mientras la voz de Yorke sostenía una y otra vez que todo estaba en el lugar adecuado.

Por Yamila Trautman y Pablo Strozza

Kraftwerk

 

Los robots no paran. Como teloneros de Radiohead, los alemanes se presentaron por tercera vez en nuestro país; mirá la lista de temas y recorré la galería de fotos.

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone