rollingstone.com.ar

El fin de los Redondos

El fin de los Redondos: el Indio cuenta su verdad

Después de las declaraciones de Skay al diario La Nación, Solari dice su verdad de los hechos que desembocaron en la disolución de la banda.

Vía mail a la redacción de Rolling Stone, y en respuesta a las declaraciones de Skay publicadas en el diario La Nación, Indio Solari explica por primera vez sus razones profundas detrás de la separación de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota, que siempre se mantuvieron en un cono de sombras. Aquí transcribimos, íntegramente, ese mail:

"Hasta el día de hoy y tratando de proteger la memoria de una de las bandas más queridas por sus seguidores, he callado los verdaderos motivos de la separación artística de Los Redondos.

Acabo de leer las declaraciones de Skay al medio La Nación donde sugiere que dicha separación fue motivada por la intención de "alguien" de apropiarse de la gloria del grupo (nadie puede pensar que fueran Semilla, Walter o Sergio). Además si, como dice, tanto le aportaba el grupo, ¿qué fue lo que impidió que siguiera con ellos?

Todavía ahora tengo para mí que no se puede arrebatar un éxito genuino. Basta dejar correr un poco el tiempo para que todo quede en claro. Lamento que la alta espiritualidad de Skay, producto de su viaje a Fez, no haya despertado antes de los sucesos que me dispongo a detallar y que son, desgraciadamente, bastante más materiales que las "diferencias artísticas" que en entrevistas anteriores supo esgrimir como los motivos del fin del vínculo.

Los soportes de grabación (audio y video) de todos los shows de los Redondos (Huracán, Racing, River, etc.) quedaron en depósito en casa de Skay porque Poli era la encargada de contratar los servicios que los proporcionaban. Esto nunca me incomodó por que confiaba en una amistad de muchos años.

Un par de años antes del final se me ocurrió pensar que algún motivo (¿un accidente?) podría hacer que me viera obligado a reclamar ante parientes y desconocidos lo que por derecho formaba parte de mis intereses.

A partir de ese momento, esporádicamente y con más pudor del necesario, pedí se hicieran copias para tenerlas a mi guarda y que a su vez sirvieran de protección.

Siempre coincidieron (de palabra) en que era lo aconsejable.Pero extrañamente, el tiempo pasó y siempre esgrimían una excusa.

La noche definitiva (un rato antes estábamos en un bar hablando con un cronista sobre un próximo show) me puse firme en mi requerimiento y esa actitud desembocó (ante la negativa) en el rompimiento de la sociedad artística.

Hasta el día de hoy Poli y Skay están sentados sobre ese material, cuya custodia artística he reclamado en silencio público hasta hoy.

Sigo con mis dudas al correr éste velo, pero las declaraciones vertidas por Skay me han obligado".

Indio

Notas relacionadas

La nota de la polémica: Skay Beilinson, sultán del ritmo | Antes de su show en Scombrock, el guitarrista habla de su nuevo álbum, influido por la vida y la música de Oriente

La historia de la mítica foto de los Redonditos | El Indio Solari, Skay y Poly, retratados por Hilda Lizarazu

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone