rollingstone.com.ar

En caliente

Conocé a Lo Pibitos

Unos Cool Kids argentinos y clase media agitan las pistas de las fiestas Zizek y Santera.

Lejos, bien lejos de los lugares comunes de la escena y el sonido hip-hop argento, aparecen Lo Pibitos para imponer un flow fresco, bases groovy y bajada de línea positiva. ¡Gangstas, abstenerse! El estilo de estos cinco chicos de Villa Crespo es pegadizo, se baila con una sonrisa en los pies y el mensaje va en busca de expandir la conciencia. "Somos artistas de una nueva generación y tenemos una temática de cambio que está entrando", arranca El Dog (Guido Ruggiero, 22 años) desde el living de su familia, bunker actual de la banda. "Eso es un poco lo que nos diferencia del hip-hop clásico", completa Tomy Tomaso (Tomás Bacigaluppi, 22), que junto con Abre (Andrés Arbe, 22) son los letristas y encargados del mic. Los tres más pibitos fueron los que iniciaron el juego de rimar y tirar bases para matar el tiempo entre amigos, con una lata Montana en una mano y la tabla de skate en la otra. "Empezamos a hacer los primeros temas a finales de 2005, en formato de pistas y con MCs", recuerda El Dog sobre el comienzo que los llevó primero por un circuito meta-under de fiestas, casas de amigos y El Rancho de la calle Sucre (donde se gestó el grupo), para luego desembarcar en el under oficial, en los ciclos de música urbana Zizek y Santera.

ESTILO En 2008, con el ingreso de los otros hermanos Arbe (Jean Lukas, 25, y Rody Infinito, 27) y sus instrumentos, el trío pasó a ser un quinteto. Jean Lukas, que junto con El Dog se encarga de la producción musical, aclara: "Empezamos a arreglar más los temas, ya que no había una estructura delimitada". Con el aporte de guitarra, percusión y acordeón, el sonido de Lo Pibitos se ajustó hasta despegarse del montón y definir una línea que deja de lado el hip-hop explícito. Suenan funky, pero cuando te acomodás en el género de George Clinton, entra el acordeón para recordarnos que las influencias latinas son tan fuertes como el bajo más cool que grueso de Filadelfia. "Es una fusión natural de lo que escuchamos. Lo común es el swing y la música negra", sigue Jean Lukas. Según Abre, el rompecabezas de los géneros tiene una rápida respuesta: "En el Winamp, ¿cómo apareceríamos? Como «world music».", se ríen.

DISCO Con algo de los Kuryaki y Los Tetas chilenos, o como una versión autóctona y clase media de los Cool Kids, Lo Pibitos están en plena grabación independiente del primer disco a editarse en marzo, que tendrá diez temas y aún no tiene título definido. "Bienvenidos al presente es una opción, pero por ahora está NN a full", dicen, se miran como si hubieran encontrado el nombre en ese preciso momento, y se ríen más todavía. "¡Natalia Natalia!"

Mirá a Lo Pibitos haciendo en vivo "Del tiempo te olvidaste"

Ver En caliente anterior: Mayer Hawthorne | De cómo un DJ de rap se puso los lentes de Buddy Holly y empezó a componer hits al mejor estilo Motown

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone