Último momento

 

Leer en

 

Noticias

17.03.2010 | 18:06

Conocé el metal cristiano de P.O.D.

Sonny Sandoval, líder de la banda, explica por qué ama a los Jonas Brothers antes de su show en Argentinos Jrs.

Sonny Sandoval. Gentileza POD

En 2001, el mundo micro y sumamente sencillo de Sonny Sandoval –latino de San Diego, chico hardcore– se iba al carajo con rapidez. Satellite, de P.O.D. (sigla de Payable on Death), vendía 3 millones de copias con el hit "Youth of the Nation", en la era en que el rap-metal era cool y no una cosa demodé y con cero onda, como podría juzgarse hoy. Y estaba perfecto: ofrecían respuestas. Cuando los Linkin Park eran demasiado tibios o Fred Durst y Limp Bizkit, demasiado genitales, P.O.D. era (y sigue siéndolo) una banda cristiana militante con una idea fija, esa clase de militancia que viene con la conversión. Rock por Cristo.

Sonny empezó a pedir a Cristo después de ver morir a su mamá de leucemia. Ella era muy religiosa. El tenía 17. Snuff the Punk, el disco de 1994, incluye "Abortion Is Murder": Sonny dice que esa es "una verdad incómoda". Vista desde un punto secular y libre de Jesús, la cultura evangélica se construye así: sobre verdades incómodas. Que los Jonas Brothers te digan que es genial llegar virgen al matrimonio es, por lo menos, discordante. Y en la República Argentina, con más de cuatro millones de cristianos no católicos, todo esto no suena raro. Vayan al templo bautista o pentecostal de la vuelta de sus casas si tienen dudas. Ahí los chicos piden rock acorde.

P.O.D. sacó su último disco en 2008, When Angels & Serpents Dance, que suena duro, con un groove enorme y clara destreza. Volvió Marcos Curiel, su guitarrista original, que se había ido hace un tiempo por órdenes del management corporativo. Y vienen por primera vez a Argentina: tocan el 19 de este mes en el microestadio de Argentinos Juniors.

El rock siempre buscó una alternativa espiritual. ¿Es Cristo la solución definitiva?
¡Es que el problema es esa óptica! Para mí, es una experiencia que te cambia la vida. Yo nunca quise que el cristianismo fuera esta institución monstruo que es parte del sistema, algo contra lo que deberías rebelarte.

Es raro. Desde Ozzy Osbourne hasta hoy, los chicos metaleros fuimos educados para amar a Satán.
Ja, ja, ja... ¡Absolutamente! Pero nos criamos con Cristo. Cristo fue el primer punk rocker, el primero en desafiar al sistema.

When Angels & Serpents Dance tiene un ardor interesante. Hay algo de rabia en esos tracks.
Es que simplemente fluyó, ¿sabés? Estábamos tan excitados con la vuelta de Marcos, con volver a escribir juntos. Queríamos algo old-school, más pesado, sin que nos importaran la radio ni el negocio. Así que dijimos: "A la mierda con todo, vamos a contar de dónde venimos".

Es algo triste que un ejecutivo de una compañía te diga con quién podés tocar y con quién no. Calculo que no es la idea original...
Fue todo pésima comunicación. "El dijo", "ella dijo", pelotudeces así. Era todo muy loco: mantener nuestras creencias, hacer rock, hacer billetes, vender millones, salir de promo. Se perdían las cosas que nos hacen hombres, seres humanos. No necesito estar en una banda para ser Sonny Sandoval. Siempre pude proveer a mi familia. Si tengo que salir a buscar empleo, no tengo ningún problema. Vender 3 millones de discos es una bendición, pero al final te quema el cerebro.

¿Qué pasó con el rapmetal? Era lo más hot de este planeta hace diez años y hoy parece un chiste.
En lo trendy todos van y vienen, se venden y ni saben de lo que hablan. En 1991 no era nada cool mezclar rap con rock duro: ¡eras un marciano! Miralo a Zack de la Rocha: él tenía Inside Out, una banda hardcore in-cre-í-ble. Era el tipo más hardcore de California e hizo Rage Against the Machine. ¿Era trendy al principio? No way. Después, apareció Limp Bizkit y atrás vinieron cien bandas iguales.

Hay cuatro millones de cristianos no católicos en este país. Sin embargo, es como una escena periférica.
En algún momento, tiene que haber un reconocimiento. Soportamos tanta mierda al comienzo por nuestras creencias que era desesperante. Pero yo soy heavy, creo en Dios, y no me importa lo que pienses.

¿Los Jonas Brothers ayudan o restan?
Para nada, los amo. Los Jonas sostienen sus propias convicciones. Les tengo muchísimo respeto. Ellos sienten la obligación de decirlo y hacerlo. Además, ¿quién es más real que ellos? ¿Una pendeja de 16 que muestra piel con un minibikini en la tapa de su disco pop?

"Abortion Is Murder" es una declaración controvertida, y la cantaste en 1994...
Entonces éramos muy militantes. Hoy entendemos que el amor conquista todo. No tengo problema en decir que el aborto es asesinato. Puedo alejar a la gente, pero van a terminar pensando al respecto.

Por Federico Fahsbender

Mirá a P.O.D. haciendo "Youth of the Nation" en vivo