Último momento

 

Leer en

 
27.08.2010 | 18:01

Lo mejor de Michael Douglas

Una decena de películas destacadas del gran actor estadounidense.

Que está muy enfermo, que la ex mujer quiere la mitad de lo que gane en la secuela de Wall Street... Michael Douglas siempre le da de comer a los medios con alguna noticia insólita (nunca pudo igualar esa internación en un centro de rehabilitación por declararse "adicto al sexo"), pero hoy nos alcanza con celebrar el estreno de El hombre solitario, donde el bueno de Michael se vuelve a poner en la piel de un casanova venido a menos.

1- Fin de semana de locos
No será el papel por el que Hollywood va a recordar a Michael Douglas, pero pocas veces se pudo ver al actor disfrutando tanto un papel como el de Grady Tripp, promiscuo novelista venido a menos con una novela interminable, y que mata los días dando clases en una universidad. Como la carrera literaria y las relaciones amorosas del personaje principal, esta adaptación de Curtis Hanson de la novela de Michael Chabon fue un fracaso rotundo. Pero el talento es indiscutible.


2- La guerra de los Roses
Después de tomarse dos películas para coquetear con Kathleen Turner en La joya del Nilo y Tras la esmeralda perdida, Michael Douglas protagoniza la comedia más negra sobre la separación de una pareja. Danny De Vito hizo que Douglas atropelle un gatito y piense que comió paté de su perrito en uno de los alegatos mpas interesantes de Hollywood en contra del matrimonio.


3- Lluvia negra
¿Alguien dijo oscuridad? En ese mismo 89 de La guerra de los Roses, Michael Douglas viaja a Japón y es un policía que debe vengar a su compañero en un universo reinado por los yakuzas. Douglas es un poli xenófobo y canchero -y si no miren el afiche de la película donde calza moto chopera y campera de cuero- que no tiene problema alguno en pararse de un lado o de otro de la ley.


4- Wall Street
Charlie Sheen es un pichoncito que quiere transformarse en un agente de la bolsa en serio y disfrutar todo ese que ofrece ese empleo en Manhattan: lujos, excesos y falta absoluta de escrúpulos. ¿A quién recurre? Sí, adivinaron, Michael Douglas. Su codicioso Gordon Gekko se llevó todos los premios que anduvieron dando vueltas en aquel 87 y amenaza con conseguirlo una vez más antes de fin de año en la secuela que filmó Oliver Stone.


5- Tras la esmeralda perdida
Pocas cosas mejores que ver cómo Michael Douglas se divierte en cámara a las corridas por Colombia. Y acá se transformaba en superestrella mientras lo hacía. Robert Zemeckis le vio pasta de estrella y lo convocó para una aventura romántica que dio el puntapié inicial a una seguidilla letal de películas que continuaba con secuela La joya del Nilo, Atracción fatal, Wall Street, Lluvia negra y La guerra de los Roses. La película tiene una remake en preproducción a estrenarse el año que viene.


6- Bajos instintos
Michael Douglas fue tan responsable como Sharon Stone por esa revolución sexual que produjo Bajos instintos en Hollywood. De hecho, en la escena más violenta y polémica de sexo, ella sólo estaba en la cabeza de Michael. Bajos instintos fue la gran coartada de Douglas a la hora de internarse por una adicción sexual.


7- Atracción fatal
A Michael Douglas le encantan esas películas con miradas polémicas sobre "temas importantes del momento". Atracción fatal tal vez sea uno de sus ejemplos emblemáticos y "la película" a la hora de hablar de infidelidades. Nuestro galán, mientras su esposa está de viaje, se levanta a Glenn Cose. A ella le pega mal la relación y él, más en plan de zafar de su amante chiflada que por verdadero arrepentimiento, está dispuesto a hacer cualquier cosa por salvar su matrimonio.


8- El juego
Michael Douglas vuelve al papel del tipo multimillonario que tiene todo en la vida, pero que quiere más de la mano de David Fincher. El pícaro Sean Penn le hace un regalito para que consiga eso más que tanto quiere y Douglas se mete en un despelote donde ya no se sabe bien qué es real y qué no. Sin ser un gran éxito, la película incluso consiguió una parodia protagonizada por Homero Simpson.


9- Un día de furia
Un embotellamiento termina por sacar de quicio a un americano promedio que se quedó sin trabajo. Joel Schumacher consigue sacar lo peor del ser humano en una película donde Douglas le pone el rostro a la frustración absoluta de un ser reaccionario que no va a aceptar que las cosas no se hagan a su manera.


10- Acoso sexual
Sexo por todos lados. Se juntan la chica de Propuesta indecente y el protagonista de Bajos instintos. No parecía haber mejor elección de elenco para que Barry Levinson adapte la novela de Michael Crichton sobre un tema candente allá por aquellos primeros años de la década del noventa. Pero la química entre Demi Moore y Michael Douglas no funcionó como se esperaba y la película sirvió sólo para alimentar todavía más esa fama de ícono sexual maduro del actor.


Ver Top Ten anterior: Grandes romances gay del cine | Una decena de historias de amor en la pantala grande entre personas del mismo sexo

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: