Último momento

 

Leer en

 

Criticas

04.07.2011 | 17:13

U2 - Music From Spider-Man: Turn Off the Dark

En Broadway, Bono y The Edge se balancean sobre la tela del Hombre Araña

 

En Broadway, Bono y The Edge se balancean sobre la tela del Hombre Araña

El último fin de semana de Acción de Gracias, las familias de los Estados Unidos se reunieron frente al televisor para mirar 60 Minutes y hacerse la misma pregunta: ¿qué carajo pasa con U2? Mientras Bono y The Edge presentaban las canciones que habían compuesto para el musical de Broadway, Spider-Man: Turn Off the Dark, tus padres probablemente te hayan hecho algunas preguntas difíciles: "Pará, estos tipos siguen siendo famosos, ¿no? ¿No acaban de sacar un disco excelente, en 2009? ¿No están en medio de la gira que más ha recaudado en la historia del mundo del espectáculo? ¿Por qué están haciendo esto?".

Pero eso es lo que tiene U2: "¿Por qué están haciendo esto?" es su pregunta preferida. Les encanta hacer cosas arriesgadas que nadie hubiera esperado, sólo para ver si pueden salirse con la suya. A veces, eso significa ponerse bailables con un single llamado "Discotheque". A veces, dejar que The Edge rapee. A veces, salir a tocar de adentro de un limón giratorio de trece metros. Esa siempre ha sido una parte fundamental de lo que hace tan grande a U2: estos muchachos no tienen miedo de hacer el ridículo en una escala épica.

Todo lo relativo a la puesta en Broadway de Spider-Man se ha visto teñido de desastres de proporciones míticas, desde el presupuesto de 65 millones de dólares hasta el hecho de que constituye la mayor amenaza a la salud y bienestar de los arácnidos desde la aparición del Raid. Pero si estás esperando que la música también sea un desastre, te vas a decepcionar, porque Bono y The Edge saben hacer canciones, aunque tengan que adaptarlas al contexto poco apropiado del musical de Broadway. En su gran mayoría, los temas parecen esbozos un poco vagos de canciones de U2. Los cantantes formados en Broadway suenan rígidos cuando tratan de imitar la emotividad de Bono. Reeve Carney, en el papel de Peter Parker, está bastante pasable en "Boy Falls From the Sky", pero todo el tiempo nos hace acordar de quién no es.

Bono y The Edge aparecen en "Picture This" y "Rise Above 1", que como era de esperarse son las mejores canciones por mucha diferencia. El rezagado tercer lugar le corresponde a "A Freak Like Me Needs Company", el tema del Duende Verde. Tiene el único momento humorístico del show, una broma camp sobre la trastienda del espectáculo: "Si estás buscando una salida en la ciudad, acabás de encontrarme, / soy una tragedia circense de 65 millones de dólares".

Varios momentos de Spider-Man -el estribillo de "Rise Above 1", la guitarra de "Bouncing Off the Walls"- recuerdan a U2. A veces te hacen acordar a una canción de U2 que te encanta, como la hermosa coda de "Picture This", que cita "The Three Sunrises" de Wide Awake in America. Pero no hay ningún clímax emotivo, de esos que caracterizan a las canciones de U2.

Pase lo que pase con Spider-Man, no perjudicará a U2, incluso si esta apuesta hace que la gira del limón gigante parezca algo conservadora. Podrían haber hecho plata mucho más fácilmente si hubieran montado el musical de Achtung Baby, con muñecos gigantes bailando al ritmo de "The Fly". Pero los U2 nunca parecen contentarse con tomar el camino más fácil, ¿no? Y por eso los amamos.

Por Rob Sheffield | Ilustración de Martin Ansin

  • RollingStone
  •  

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: