Último momento

 

Leer en

 

Noticias

28.12.2011 | 15:42

Ariel Minimal: "Enojado y para arriba"

El violero devela el carácter de Volviendo a las Cavernas, el nuevo disco de Pez donde propone su antídoto contra todos los males de este mundo; el cuarteto calienta motores para despedir el año con una nueva edición del FestiPEZ, este viernes en Niceto

¡Viva Pez!

Son las diez de la mañana y Ariel Minimal luce agotado, casi al borde del mal humor. Motivos no le faltan. Se acostó apenas tres horas antes, luego de concluida una nueva sesión de lo que será su primer disco en dúo con Flopa, y evidentemente esa especie de siesta extendida no alcanzó. El contundente vigor y frescura de Volviendo a las Cavernas (2011) parecen contrastar con esta versión matutina de Minimal, que cuando comienza la charla abunda en respuestas de escaso desarrollo, silencios y hasta alguna contradicción. Afortunadamente, a medida que pasan los minutos el guitarrista, cantante y compositor, se irá soltando y la conversación llegará a mejores puertos. Sí señores: Minimal es humano.

Pero más allá de las horas de sueño, los humores y el posicionamiento de los astros, un nuevo disco de Pez continúa siendo una gran noticia para la escena más allá de gustos y simpatías. Por un lado, porque el propio Minimal, Fósforo (bajo y coros), Franco Salvador (batería y coros) y Leopoldo Limeres (piano eléctrico) siguen funcionando como una usina musical creativa y vital casi después de los 20 años de la fundación de la banda. Lo que en estos tiempos no es poca cosa. Por el otro, porque en una escena anquilosada y estática logran sobrevivir y crecer -es cierto que siempre a una escala artesanal- sin sponsors, rotación en las radios ni grandes ayudas extracurriculares.

Para festejar otro año positivo la banda comandada por Minimal encabezará este viernes una nueva edición del FestiPEZ. La cita será en Niceto Club (Niceto Vega 5510), junto a Acorazado Potemkin ("Son un super trío de gente con mucha experiencia en la escena, los respetamos mucho", destaca el cantante) y Los Fujimoris ("También es un trío, pero hacen garage surf con una mirada moderna y sin clichés", agrega).

A continuación, una versión editada del Minimal de una mañana con tres horas de sueño.

El disco tiene un sonido y una dirección homogénea. ¿En qué momento se dieron cuenta que habían encontrado ese norte?
No me acuerdo en qué momento. Todos los años hacemos el rejunte de canciones. Como si fuera agua de lluvia. Ponemos el balde de agua y a juntar. Cuando estuvieron listas, les dimos letras y entidad a todas juntas para que cuenten un cuento. No tenemos una sola forma de hacer los discos. A medida que sumábamos temas notamos que iba a ser lo que para nosotros es un disco de rock pesado. No había demasiadas partes de instrumentación, ni muchos cuelgues: se trataba de un disco directo en algún sentido. Hay algún remanso como para retomar fuerzas, pero el resto es un solo estado de ánimo: enojado y para arriba.

Las letras tienen una crítica bastante radical a lo que se entiende por "civilización"...
Sí. En realidad todo se desarrolló a partir del texto de "Cavernas", que era una letra con otra música que había hecho en el 93, en la época de Martes Menta. Pero se ve que teníamos muy en mente las continuas predicciones del fin del mundo para el 2012 y el desastre de las centrales nucleares de Fukushima (Japón). Todo eso terminó empujando el disco en una dirección. Las letras hablan de que el hombre hizo todo mal y propone de algún modo volver a las fuentes. Como lo muestra la tapa: la gente regresa en pelotas a las cavernas, rescatando a penas una pala, una guitarra y una bicicleta. De un modo muy burdo o directo la tapa cuenta lo que dice el disco. Tenemos que sacarnos el disfraz de hombre y volver a foja cero.

Subieron el disco a Taringa para que se pueda bajar gratuitamente. ¿Por qué?
Taringa es sólo una alternativa, nos pareció la más lógica por la popularidad que tiene. Básicamente la idea es ofrecer el disco por Internet. Lo hicimos porque es inevitable. Porque en cuanto vendemos dos o tres CDs ya alguno lo subió. Entonces preferimos subir el disco nosotros con una mejor calidad y que eso juegue a nuestro favor: que funcione como publicidad, que genere interés. Ante la inevitabilidad del download, lo subo yo.

¿Les está dando buenos resultados?
Nosotros trabajamos a una escala artesanal. No hacemos demasiado análisis. No pensamos si esto nos conviene o si lo otro es mejor... Quizás en algunos casos estas cosas te abran puertas y quizás en otras no. La verdad que no hacemos el balance. Es así. 2012. La música está en Internet. A llorar a otro lado.

También presentaron el disco en vivo a través de la red.
Sí. Son cosas que hacemos como lanzamiento. Una banda tradicional haría un clip, pagaría un tema de rotación en las radios y empapelaría la ciudad con afiches. Nosotros lo que podemos hacer es subir el disco para que lo bajen y tocarlo en vivo desde nuestra sala para que en streaming lo pueda ver todo el que quiera.


A veces en los show de Pez se cuela cierta liturgia peronista y referencias al kirchnerismo. ¿Te sentís identificado con eso?
Fue una boludez deliberada de parte nuestra cuando hicimos "Viva Pez", emulando el logo original de viva Perón... Sin embanderarnos, te diría que los cuatro Pez votamos a Cristina. En realidad ninguno la votó porque estábamos en Brasil y no pudimos. Pero hablábamos mucho de eso, estábamos pendientes de las elecciones y nos pusimos muy contentos con el cristinazo: la paliza de los votos. Pero no hay una cuestión de militancia. Sólo el chiste del "Viva Pez". Tampoco creo que la gente quiera pegarnos a esa situación.

¿Cómo va el disco con Flopa?
Bien. Falta poco para terminarlo. Lo grabamos Flopa y yo solos, con guitarras acústicas, criollas y alguna eléctrica. Está muy en línea con nuestros shows en vivo. Tenemos pensado que salga en abril de 2012.

Que Pez se sostenga vital artísticamente y firme desde la convocatoria después de casi 20 años y sin apoyos es un triunfo. ¿Lo vivís así?
Obvio. No necesitas ni sonar en la radio todo el tiempo ni salir una vez por año en la Rolling Stone. No necesitamos de nada de la estructura. Encontramos nuestro nicho simplemente laburando. Después podrás tener más o menos exposición, pero el trabajo se hace y la gente se entera. Apoyándose en la pata internética se pueden concretar un montón de cosas que antes siendo independientes costaban muchísimo más.

Siempre escuchaste mucha música. ¿Cómo vez la escena hoy?
Claramente quedada en los estamentos visibles. Lo que pasan en la radio generalmente es una mierda y los canales de video clips ya no existen como tales. Los lugares de más exposición están copados por lo más berretas y no pasa nada. Pero si metes la cabeza bajo el agua y buscás, hay un montón de cosas. En la Ciudad de Buenos Aires y el interior. Lógicamente todas esas bandas no tocan en el Cosquín Rock ni aparecen en La Viola con el Bebe Contepomi. Mi amigo de Hernán Espejo tiene un programa de radio muy bueno en Shhh! Radio y lo musicaliza con bandas nuevas de todo el país. Ahí te das cuenta que hay una cantidad muy importante de propuestas muy grosas.

Lo que se ve es que las bandas under no pueden dar el salto y la escena queda casi congelada. Da la sensación que un músico como Spinetta, por ejemplo (N. del E.: la nota fue realizada antes de que se supiera el estado de salud del Flaco), difícilmente encontraría espacios de difusión hoy.
Probablemente. Ahora los canales de difusión son otros. Cuando Spinetta salió la propaganda pasaba por la tele y la radio. Ahora quizás tenés que salir a tocar mucho más. Es súper relativo. Aunque a una escala artesanal, Pez vende cada vez más discos. Y nos va cada vez mejor en los shows. Todo esto de Internet favorece a la música por más que se vendan menos discos. Se escucha más música. Entonces, ¿de qué hablamos? ¿De la importancia de la música en la vida del hombre o de cuánto se vende? Es verdad que también se escucha de otro modo. Antes un disco te duraba cuatro meses y aprendías cada detalle de memoria. Ahora quizás no conoces la tapa de lo que bajaste. Depende de cada uno. Pero el que busca puede encontrar.

Por Sebastián Feijoo


Notas relacionadas

Crítica de Volviendo a las cavernas | Reducción de daños, el EP de Flopa y Minimal

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: