rollingstone.com.ar

RS enero: Cumbre Reggae

Guille Bonetto, Fidel Nadal, Juanchi Baleirón y Dread Mar-I ilustran la primera tapa de 2012; mirá el video del backstage de la producción de fotos

Saben, juntar a la primera línea del reggae argentino no es nada fácil. Por varias razones. Una fundamental es que, más allá de cantar y tocar el mismo ritmo, no los une casi ningún vínculo. Ni filosófico, ni estético, ni afectivo. Otra es que, en el reggae, los rasgos morales importan: el que es rasta, el que no, el que come asado; el masivo, el militante, el romántico. La diversidad, una característica distintiva de la escena local -eso que salta a la vista casi en 3D desde la portada de este mes-, al mismo tiempo los une y los separa. Por eso, reunir a Dread Mar-I con Fidel, Guillermo Bonetto y Juanchi Baleirón era un evento digno de ganar la tapa de Rolling Stone.

En el estudio, cualquier cosa podía pasar. Pero cuando los cuatro se pararon sobre el sinfín blanco, fue perfecto: Fidel (que es fotógrafo, por cierto) no paró de jugar y bromear con sus compañeros ("Juanchi, cuando le dijimos al Bahiano que ibas a estar en la tapa, se quedó pelado"), y el aire se cargó de una energía especial. "Esta juntada rompe prejuicios. Y eso me gusta", dijo Dreadma.

Es el género que más creció en Argentina durante la última década, y muchas de las razones (la crisis de 2001, la necesidad de los promotores de festivales de encontrar un ritmo tranquilo después de Cromañón) podrán leerlas en este especial. Porque la producción no terminó con nuestro Big 4 de tapa: el resto de los exponentes forman un seleccionado que representa la naturaleza mutante con que se ha hecho reggae acá durante 25 años.

Argentina pasó de ser un país que sabía más bien poco de reggae a convertirse en una factoría de artistas. Acá están los clásicos (Fidel, Pericos, Los Cafres, Riddim), la sensación (Dread Mar-I), los underdogs (Nairobi, Alika, El Chávez). Tres convocados faltaron a la sesión, pero están incluidos: Néstor Ramljak, líder de Nonpalidece (tal vez el mejor frontman del reggae roots argentino), Hugo Lobo, de Dancing Mood, y Luis Alfa, de Resistencia Suburbana.

2011 pasó a la historia como el año en que más artistas internacionales de reggae visitaron el país: tres de los hijos de Bob Marley, Ziggy, Damian "Jr. Gong" (también integrante de SuperHeavy) y Ky-Mani; vino Capleton, algo que hace diez años era impensado. También Lee Perry (que giró por el país), Yellowman, Luciano, Steel Pulse, Jah Mason. La educación reggae del público argentino cambió radicalmente en estos años.

Hacer de la tapa un momento histórico siempre ha sido una premisa de este equipo. Nuestra portada de enero se inscribe en una extensa tradición (algunos lectores recordarán la edición 64 de RS, "Monstruos del rock") de tapas reservadas para altas cumbres. Juntar a estos músicos era, para nosotros, reconocer a los que hicieron y siguen haciendo algo que, en sus inicios, era una locura. Juanchi Baleirón lo cuenta en una gran entrevista de este especial, donde contagia lo que sentía cuando, de chico, miraba las fotos de los héroes del reggae: todo se le aparecía como un universo llamativo y lejano. En el backstage de la sesión, Juanchi arriesgó: "Esto es una celebración de la forma que tomó el reggae en Argentina, sus diferentes maneras de hacerlo y vivirlo". De eso se trata esta tapa: del poder sanador de un ritmo salvaje y milenario, capaz de unir y reconciliar.

Por Juan Ortelli

Mirá el backstage con entrevistas y un tema improvisado, especial para RS:

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone