rollingstone.com.ar

Rescate emotivo: "Grace" de Jeff Buckley

Esta semana, repasamos el tema que le da nombre al único disco que sacó en vida el cantautor californiano; mirá su video y comentá

Se suele sostener que los hijos de músicos conocidos no llegan al lugar que ocupan por mérito propio. Los ejemplos sobran, pero no es el caso de Jeff Buckley, ni de cerca. Si bien es el hijo del trovador Tim Buckley, no solo no hay en él un ápice concreto de la obra de su padre, sino que nunca fue su carta de presentación en vida. De hecho, lo único que los une además del apellido es no poder escapar a la fatalidad de una muerte trágica: Tim cayó ante una sobredosis de heroína tras meses de abstinencia, y Jeff murió ahogado tras zambullirse vestido a nadar en un canal afluente del río Mississippi.

De vuelta a la música, Buckley sacó un solo disco, el imprescindible Grace. Dueño de un registro de tenor que podía alcanzar casi cuatro octavas, Jeff cultivó un estilo tan propio como difícil de definir: hay en él algún guiño folk, complicados arabescos de guitarra, cimbronazos de electricidad y también espacios íntimos, en los que un arpegio mínimo y enrevesado puede ser el sostén para que su voz pase del susurro frágil al agudo lírico más escalofriante.

La presencia de un villancico medieval ("Corpus Christi Carol") y del "Hallelujah" de Leonard Cohen no es azarosa. Hay en Grace una presencia particular de la religión, no desde el dogmatismo sino más bien desde la espiritualidad, de la necesidad de querer conectar con algo mayor que uno mismo que no entendemos del todo, pero ahí está. Y bastante de eso hay en la canción que da nombre al disco. Sobre un arreglo creado por su colaborador Gary Lucas, Buckley esbozó una letra que se le vino a la mente mientras se despedía de su novia en un aeropuerto. Sobre esa base que parece zigzaguear, habla de dejar de preocuparse por la propia mortalidad ("Bebe un poco de vino, ambos podríamos partir mañana") y concentrarse en el amor verdadero, un concepto que puede sonar inocente, pero que adquiere una dosis enorme de profundidad al escuchar cómo se transforma su voz desde el comienzo hasta el final del tema.

Mirá el video de "Grace":

Mirá otros Rescates emotivos

"Ace of Spades" de Motörhead | "Once in a Lifetime" de Talking Heads | "London Calling" de The Clash | "Rezo por vos" de Spinetta/García | "Panic" de The Smiths | "One" de Metallica | "Ziggy Stardust" de David Bowie | "Laura va" de Almendra | "Wonderwall" de Oasis | "Sabotage" de Beastie Boys | Subterranean Homesick Blues" de Bob Dylan | "Common People" de Pulp | "En la ciudad de la furia" de Soda Stereo | "Bitter Sweet Symphony" de The Verve | "You Really Got Me" de The Kinks | "Ya no sos igual" de 2 Minutos | "Handle With Care" de Traveling Wilburys | "Bohemian Like You" de The Dandy Warhols | "Parklife" de Blur

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone