Último momento

 

Leer en

 

Noticias

30.05.2012 | 15:09

Ricky Espinosa: A 10 años de su muerte

Shows homenaje, un nuevo libro sobre su vida y hasta una obra de teatro; a una década de su suicidio, el cantante de Flema sigue vivo

 
Shows homenaje, un nuevo libro sobre su vida y hasta una obra de teatro; a una década de su suicidio, el cantante de Flema sigue vivoAUN TE RECUERDO Ricky con Flema en Cemento, durante su último show, el 25 de mayo de 2002, días antes de su muerte.


"Que no los engañen: Flema no sigue más." De aquellas palabras de Fernando Rossi en Cemento, en 2002, durante lo que fue el primer homenaje a Ricky Espinosa tras su muerte (registrado en el disco en vivo Y aún yo te recuerdo ), ha corrido mucha agua bajo el puente: la polémica por la vuelta del grupo sin su cantante original, la salida de un disco póstumo, la publicación del libro El último punk , a cargo del periodista Sebastián Duarte. Este año, una obra de teatro basada en la biografía firmada por Duarte y la edición de un nuevo material escrito ( Flema es una mierda , de Diego Vecino), aparecen coincidentemente con el décimo aniversario de su suicidio. Espinosa se tiró de la ventana de un quinto piso de un monoblock de Avellaneda, la noche del 30 de mayo de 2002, a los 35 años.

Además de la obra de teatro y el libro de Vecino (un ensayo con tono de crítica cultural sobre los años 90 en Argentina), sus ex compañeros de Flema tocarán el próximo 21 de julio en un tributo al cantante en El Teatro de Flores. En ese recital se presentará el trailer de un documental producido por el programa Banda Soporte, confeccionado en base a 80 horas de filmación sacadas de una caja de VHSs que estaban guardados en la casa de la familia Espinosa, en la localidad de Gerli. Aparecen imágenes de los inicios de su carrera, cuando solamente tocaba la guitarra y todavía cantaba Fernando Cordera (primo del ex Bersuit), y hasta de la noche en que telonearon a los Ramones en Obras. "Va a ser una historia de su vida", explica Rossi a Rolling Stone. "No va a tener golpes bajos ni hablar tanto del reviente. Es un documental para que sus nietos lo vean dentro de unos años y estén orgullosos del abuelo. Que no piensen que era solamente un drogón".

El ex compañero y amigo de Ricky es quien lleva adelante la compleja tarea de reemplazarlo en vivo. Y revela un dato hasta ahora desconocido: "Ricky estaba escribiendo un libro antes de su muerte, con historias y cuentos, tipo Bukowski, como había hecho con la canción "El último vaso de vino". Está escrito a mano en un cuaderno, ojalá que algún día los padres lo saquen a la luz".

Inspirado en la biografía que editó en 2006 (¡va por la sexta edición!), Duarte produjo un unipersonal sobre Espinosa, que estará todos los jueves de junio en La Ranchería, México 1152. "Es una especie de fantasma que vuelve a la vida y se hace planteos existenciales, y discute con él mismo: la idea es escarbar entre sus pensamientos y llegar a terrenos más oscuros", detalla el autor. "Personificar a Ricky no es pavada", se ataja. "La gente no se va a encontrar con un morochito de ojos marrones: tratamos de romper con ese estereotipo y buscamos más un espíritu que un parecido físico." El actor se llama Cristian Majol y es un chico de 24 años que vino de Tandil a instalarse en Buenos Aires sólo por la obra. El unipersonal será nómade, irá saltando de teatro en teatro y contará con músicos invitados en cada cierre. La trama va a estar centrada en el disco solista Vida Espinosa (1999), ese que tenía temas depresivos como "Caigo en un pozo" y "Mi dolor", y terminaba con el acústico "¿Me recordarás?" ("Puedo irme, ¿sabes? / Voy a irme, lo sé / No me llores y prometeme / que en mi ausencia estarás bien").

Diego Vecino, por su parte, opina: "Ricky nunca escribió canciones lindas. Incluso cuando quiso hacer un disco solo le salió una cagada, como todos los otros". Periodista y sociólogo de 27 años, tomó la carrera del cantante punk para teorizar sobre la era menemista. "Me parecía un tipo interesante porque se inscribe en una larga tradición argentina de compositores lúmpen, que va desde Tanguito y Luca hasta Reno y los Castores Cósmicos", resalta. En el libro, por ejemplo, pone a Flema en contraposición a Los Redondos, no sólo por la diferencia entre hipermasividad y underground, sino por el elitismo del Indio Solari con sus fans frente al punk-chabón que proponía Ricky. En la escritura de sus textos se percibe la influencia de libros como Rastros de Carmín (Greil Marcus) y Mi nombre es Rufus (Juan Terranova), con elementos de la crítica literaria. "Si lo pensás desde la narración ficcional, fue mejor que se haya muerto: Ricky se merecía un final así, ¿de qué otra forma podía terminar sino?"

Niko Villano, que grabó una versión del clásico "Si yo soy así" en el álbum Superpoderosos (2004), dice: "Cada tanto, cuando estoy solo en casa, hablo con Ricardo, frente a una foto. me agarra una mezcla de tristeza y bronca porque no está más acá. Lo recuerdo con cariño y alegría siempre, como un festejo interminable". Se conocieron a la salida del show de los Sex Pistols en Obras, en 1996. "Ricky era nihilismo puro y esa clase de artistas que se les va la vida en su arte, hacía catarsis de todos sus demonios en las canciones y exponía su sufrimiento en las letras", termina. "Siempre mantuvo la esencia del punk más puro, de no venderse, no transar y vivir al limite, como Cobain".

Por Nicolás Igarzábal

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: