rollingstone.com.ar

Las tapas amateurs: resucitando al CD

Una iniciativa que intenta revalorizar el disco como objeto de una manera creativa: recreando las portadas de los álbumes favoritos

¿Quién no pensó alguna vez en que, con el avance de la virtualización de los sonidos y la consiguiente decadencia del CD como formato, también se está perdiendo la posibilidad de manipular, admirar, recordar los diseños originales de las portadas? Porque, sí, todo bien con la carpetita del compilado en mp3 y su correspondiente archivo .jpg pero no es lo mismo. No es lo mismo. ¿Cuántos de los nativos digitales que llevan Machine Head en sus reproductores saben cómo era exactamente la tapa del clásico de 1972? ¿Cuántos efectivamente tocamos las aristas deformes de Artaud?

La reconstrucción del vínculo visual (más allá del auditivo) con el objeto es uno de los fines de Las tapas amateurs, una iniciativa que llevó a la práctica el periodista platense Ariel Valeri y que ya está reclutando melómanos provenientes de todos los agujeros de ese planeta imaginario llamado Internet. "Empecé a buscar tapas de discos en situaciones cotidianas (de puro melómano), eso derivó en algunas producciones caseras utilizando técnicas y conocimientos básicos de Paint, Corel y Photoshop. Primero eran intercambios entre mis amigos y contactos de Facebook hasta que alguien me sugirió armar una página y ver qué pasaba. Pasó que muchos tenían ganas de hacer las tapas de nuestros discos favoritos y en una semana ya éramos alrededor de 500", cuenta Valeri sobre la repercusión del proyecto en la red social.

Hay algo de tributo, de homenaje casero, en estas reversiones. "El objetivo es sencillo, recrear las portadas, en su mayoría clásicas, utilizando la imaginación principalmente. Así fueron llegando muchas con re-interpretaciones de las originales, otras con parecidos asombrosos y otras tantas con más pasión y amor que exactitud en el diseño", agrega. Y ahí podemos ver la portada de Canción animal recreada con dos leoncitos de juguete, una banana de posta ilustrando la versión amateur de The Velvet Underground and Nico, el beso de una pareja random imitando el Double Fantasy de John y Yoko y más y más. "El formato se está muriendo, y esa quizás sea la principal causa para mantener viva la sana costumbre de las tapas", concluye Valeri. Quizás lo logre, quizás no: mientras tanto, esta es una buena forma de divertirse intentándolo.

¿Qué te parece la iniciativa? ¿La tapa de qué disco recrearías? Recorré la galería

Notas relacionadas

Contra la corriente: músicos a favor de la descarga | Milagro: gracias a Adele, la industria discográfica está en alza

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone