Último momento

 

Leer en

 

Noticias

07.12.2012 | 16:53

Ariel Pink: "Soy un romántico"

El cantautor y multiinstrumentista se presentará el miércoles 12/12/12 en Niceto; antes de la fecha cabalística, habló con Rolling Stone

A muy pocos días de la llegada del solsticio de diciembre, el próximo 21, que este año además coincide con la conclusión del calendario maya de la cuenta larga, nuevamente saltaron las alarmas sobre el advenimiento del fin del mundo. Al punto de que la NASA, a través de las redes sociales, ha salido a ponerle paños fríos al asunto, pues algunas teorías apocalípticas presuponen que en esa fecha un planeta ficticio llamado Nibiru chocará con la Tierra. No obstante, existen argumentos tangibles que intentan invitar a la calma, como el de la actual estrella del indie estadounidense, Ariel Pink, quien asegura que, por lo menos durante los siguientes cuatro años, estaremos a salvo. "Obama ganó, así que el Armagedón ha sido pospuesto. ¡Buuuuu!", afirma vía correo electrónico uno de los artistas más prolíficos de los últimos tiempos. Lo que sin duda supone un alivio, al igual que una alegría, porque estaremos vivos para disfrutar en directo, por primera vez en Buenos Aires, en Niceto Club, el 12 del 12 del 12, del actual héroe del sonido de baja fidelidad, quien, tras la aparición de su álbum Before Today (2010), y luego de remarla a lo largo de tres lustros en la escena angelina, consiguió el reconocimiento mundial.

Ahora, el cantautor, productor y multiinstrumentista de 34 años, al que se le adjudica la autoría de más de 500 temas, se encuentra promocionando su reciente álbum, Mature Themes, que avanza conceptualmente hacia la misma dirección de su anterior disco (mejunje de pop fantasmal, Prince, punk chicano y folk espacial), lo que le ha permitido colar a esta realización entre los mejores álbumes de 2012 y reafirmar su condición de genio incomprendido, así como de artista excéntrico, absurdo, grotesco, bizarro, psicodélico, delirante, alucinante y hasta de bicho raro. Además, aunque él mismo lo niegue, amén de otras tantas creaciones que se ha obstinado en desconocer, este agitador de la canción dislocada, nacido bajo el nombre de Ariel Rosenberg, se encargó de establecer la piedra fundacional de uno de los estilos musicales que vio la luz en este siglo: el chillwave. "No soy completamente un posmoderno, pese a que me creo un poco. Es como si estuviera sentado entre el futuro y el pasado. Soy una persona ajena a la moda porque soy un romántico y todo ese tipo de cosas. Me considero uno de esos viejos con sombrero porque todavía creo en eso. Ahí está la ironía".

¿Por eso te pintaste el pelo de rosa?
Quiero combinarlo con el bigote que me estoy dejando crecer, que también será del mismo color.

Los tópicos de tus canciones suelen ser insólitos. En "Schnitzel Boogie", incluida en tu más reciente material, el disparador es tu antojo por la milanesa. ¿Cómo fue el proceso de composición en esta ocasión? ¿Tuviste alguna fuente de iluminación?
Las muestras de arte funcionan como altavoces inspiradores de mis canciones. Componer aún es divertido para mí. Espero que el proceso de escritura, y sus resultados, sigan siendo emocionantes tanto para mí como para los demás.

Ahora que se acerca la época de los balances del año, Mature Themes rankea entre los mejores discos de 2012. ¿Creés que finalmente tu trabajo ha sido reconocido?
Vivo mi vida como nadie: negando mi propio éxito, mirando hacia adelante, enfocándome en la siguiente meta.

A pesar de tu escepticismo, en tu nuevo álbum se te nota inspirado. ¿Sentiste mayor confianza al momento de componer tu flamante repertorio después del éxito que experimentó Before Today?
¡Ciertamente, estuve inspirado! Ahora no sé cómo diablos haré para componer la música de mi próximo disco... Debo disfrutar de la oportunidad que tengo de poder hacer felices a los demás.

Apenas apareció tu reciente material, confesaste que fue al que más bola le diste en el proceso de producción. ¿A qué se debe que lo consideres el mejor de tu discografía en ese aspecto?
"Mejor / peor"... Son adjetivos que significan muy poco, sobre todo si vienen de mí. Algunas personas prefieren mis primeros trabajos, y por lo tanto consideran que esa producción temprana es la más representativa de mi obra. Para mí, no existe nada.

¿Por qué te incomoda que se le achaque la etiqueta lo-fi a tu obra si vos mismo te encargaste de alimentar esa reputación?
Me incomoda justamente porque conduce a preguntas como la que acabás de hacer. No sé qué significa ser lo-fi en este momento o en otro. La verdad es que no tengo una respuesta para ello.

El tema "Fright Night (Nevermore)", incluido en Before Today, y sin duda uno de las mejores de tu cancionero, no sólo evidencia tu aprecio por el sonido de baja fidelidad, sino que lo sostiene a partir de un enfoque estético muy propio de la década del ochenta. ¿Al menos reconocés la influencia de esa época?
Es así como me gusta el sonido: muy de los años ochenta y oscuro. La vida es un recuerdo, su época, y, por supuesto, la música.

Dentro del indie, al grupo de artistas que se dedicaron a invocar e innovar en la exploración y conjunción de lo-fi, dream pop, shoegazing y demás manifestaciones narcóticas de los ochenta, se les cataloga con el nombre de chillwave. El nacimiento del estilo permitió además introducir la idea de empezar a imaginar las escenas ya no a partir de ubicaciones geográficas, sino virtuales como la venta en Internet. ¿Pensás que esta corriente podría ser la primera banda de sonido propia de este siglo?
Lo creo, absolutamente. Es más, me diste una idea: ¡voy a escribir la banda de sonido de esta película! ¿Me avisás cuándo sale? Así me pongo a laburar en ella.

Comenzaste grabando tus temas en CD-R y hoy sos una de las estrellas estadounidenses de la música. ¿De eso se trata el éxito?
Soy un laburante tenaz. Canto mis canciones de mierda en todo el mundo por casi nada de plata, y lo poco que recibo se lo doy a los ex integrantes de mi banda y a antiguas amantes demasiado inteligentes para escribir sus propias canciones, para que todo el mundo viva de ellas.

¿Qué te pasa si te digo que sos uno de los artistas más carismáticos de los últimos tiempos?
¿Qué revista leés que dice todas esas cosas maravillosas acerca de mí? ¿Rolling Stone? Si es así, ¡entonces suscribime!

Por Yumber Vera Rojas



Quienes leyeron esta nota, también leyeron: