Último momento

 

Leer en

 

Noticias

08.01.2013 | 13:57

Los DJs que mueven el mundo

Conozcan los 25 nombres que calientan las pistas desde Ibiza hasta Argentina

Swedish House Mafia rockea Las Vegas con su estructura láser.

 1. TIËSTO
Antes de que los DJs fueran superestrellas en América, en Europa la leyenda del trance holandés (nacido con el nombre de Tijs Michiel Verwest) era una atracción tan convocante como U2, y hacía estallar sus sintetizadores épicos desde Ibiza hasta los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Ahora, ejerce el mismo dominio en América, haciendo retumbar los escenarios principales de los festivales con un sonido que ha evolucionado más allá de los escalofriantes espirales trance hacia grooves más sólidos y electrónicos. Y, a pesar de que declara ganancias anuales por 20 millones de dólares, no se conforma con los millones de fans que ya tiene. "Skrillex tiene un público completamente diferente del mío", reflexiona Tiësto. "Así que puedo sacarle fans a él o a otros DJs. Conocen el nombre Tiësto, pero no saben qué música paso."


2. SWEDISH HOUSE MAFIA
¿Por qué este supertrío escandinavo ocupa el segundo lugar de esta lista? Bueno, eso es porque son más grandes que Ikea y Abba juntos. Y ahora que Steve Angello, Axwell y Sebastian Ingrosso anunciaron que próximamente van a dejar de salir de gira juntos, todo ha cobrado dimensiones absurdas, como las cuatro fechas onda Grateful Dead que el trío ofrecerá en Nueva York en marzo de este año. Desde que empezaron, en 2008, estos suecos han conquistado el planeta entero con su progressive house de alto brillo, con el agregado de pantallas grandes, fervientes y desconsolados estribillos pop y devastadores beats que, al estilo Godzilla, arrasan con todo lo que se les cruza en el camino. "Estamos disfrutando del momento", dice Ingrosso con una sonrisa de felicidad. "La gente nos dice: «Su trabajo debe ser agotador». Y vi [el reality sobre pescadores de alta mar] Deadliest Catch en Discovery Channel. Y la verdad que al lado de eso, mi trabajo es un cago de risa."


3. AVICII
Si alguien representa el estado actual de la música electrónica -un mundo en que los DJs ganan sumas de seis cifras por un set de una hora y Madonna pasa por la cabina para hacer chistes tontos sobre pastillas de éxtasis-, esa persona tiene que ser el joven DJ sueco que samplea "Levels", de Etta James. La canción de 2011, que parece desatar mágicamente una explosión de serotonina, es tan pegadiza que Diplo twitteó con admiración: "Odio cuánto me gusta «Levels», me hace sentir gay por dentro". Pero más allá de la música, el DJ baby-face representa a la música electrónica de un montón de otras maneras, desde las oportunidades para el marketing (es la cara de la línea Denim & Supply de Ralph Lauren) hasta llevar la música electrónica a auditorios tradicionales (en 2012, tocó en el Radio City Music Hall).


4. KASKADE
El veterano DJ de San Francisco está viviendo un enorme renacimiento con su show multimedia en vivo a lo Deadmau5, que visitará los anfiteatros más grandes de los Estados Unidos durante el próximo verano boreal. Con tracks compuestos por él mismo, en los que el bajo es fundamental (y también las colaboraciones con amigos famosos de la talla de Skrillex), Kaskade representa un costado intensamente positivo de la cultura electrónica. "La gente sabe mis letras, conoce las canciones que compuse; y todas hablan de la vida, del amor, de la felicidad y de esos grandes momentos de euforia", declaró. "Siempre me molesta cuando voy a un boliche y por el monitor que tengo atrás muestran a una chica bailando en un caño. Pienso: «Eso no es lo mío, eso lo hace otra gente»."


5. DIPLO
Diplo es un creador de tendencias para los creadores de tendencias: el gran curador sónico, que conoce y captura los últimos sonidos de los rincones más lejanos de la galaxia para llevarlos directamente a la radio. Desde que empezó con la organización de las fiestas Hollertronix, que tenían lugar en Filadelfia y que duraban toda la noche, el DJ (cuyo nombre verdadero es Wesley Pentz) ha hecho incontables contribuciones al acervo sonoro de la humanidad: dio a conocer el baile funky brasileño, ayudó a descubrir a M.I.A., se juntó en Jamaica con Snoop Dogg cuando el rapero se volvió rasta, y más. Hoy, Diplo es uno de los productores más buscados de la industria, y le provee beats a todo el mundo, desde Lil' Wayne hasta Justin Bieber. "El cincuenta por ciento del tiempo no sé qué estoy haciendo", explica.


6. DAVID GUETTA
Nadie ha hecho más por acercar la música electrónica al universo del pop que David Guetta. Este DJ nacido en París pasó años desarrollando su talento en las pistas del underground europeo, y organizando fiestas inolvidables como las mundialmente conocidas Fuck Me, I'm Famous de Ibiza. Pero no desembarcó en los rankings pop hasta 2009, cuando produjo el omnipresente "I Gotta Feeling" de los Black Eyed Peas, uno de los hits más grandes de la historia. Guetta luego orquestó megahits con la participación de Usher, Nicki Minaj, Jennifer Hudson y otros. Sus huellas pueden escucharse en el trabajo de muchos otros artistas: siempre que una estrella del Top 40 empieza a cantar un estribillo alegre sobre una base house, tal vez deberían pensar en hacerle un cheque a Guetta. Ciertamente, las cosas han cambiado desde esos primeros tiempos y esas noches largas en Ibiza. "Me acuerdo que iba a fiestas al aire libre cuando había luna llena", cuenta. "La gente tomaba hongos y se quedaba mirando la luna y las estrellas, y había miles de autos en el medio de la nada. Así empezó todo." Pero Guetta no se queja de la evolución. "¿Esto es un fenómeno impresionante? Sí. ¿Es algo bueno? Es maravilloso."


7. JAMES MURPHY
Podrá haber concluido el proyecto LCD Soundsystem con una de las mejores fiestas que jamás se hayan celebrado en el Madison Square Garden, pero James Murphy no ha abandonado para nada las pistas de baile. Su legendario sello discográfico, DFA, sigue editando mucha música dance muy copada que los rockeros también pueden disfrutar (si quieren una prueba de esto, escuchen los nuevos discos de Sinkane y The 2 Bears) y Murphy (por lo general acompañado por el baterista de LCD, Pat Mahoney) pone de la cabeza y a saltar al público en boliches y festivales con una mezcla -guiada básicamente por el principio del placer- de música disco clásica, elegante kraut-rock y temas pocos conocidos de autores tan variopintos como la Steve Miller Band y 10cc. "Pasar música es muy agradable", dice Murphy con una convincente seguridad. "Es como tener invitados a cenar y preparar las entradas."


8. SKRILLEX
En retrospectiva, es difícil imaginarse cómo era todo antes de que Skrillex nos machacara el cráneo con sus graves. Así que permítannos refrescarles la memoria: hace unos pocos años, el dubstep todavía era un sonido de vanguardia que sólo conocía la gente que iba a fríos y húmedos boliches del este de Londres. Ahora, hasta Taylor Swift mete algunos bajos dubstep. ¿Quién lo hizo posible? ¡El gran Skrillex! Este ex screamo, cuyo verdadero nombre es Sonny Moore, decidió darles descanso a sus lastimadas cuerdas vocales y concentrarse en hacer beats. Desde entonces, su sonido, que recuerda a un fax violando a un módem telefónico, explotó y superó sus fantasías más descabelladas, y le valió ser invitado a encabezar prácticamente todos los festivales del verano boreal pasado, desde Lollapalooza hasta Bonnaroo. "Cuando empecé, tocaba en boliches del under de Los Angeles para no más de 200 personas", cuenta. "No puedo describir hasta qué punto ha cambiado mi vida. Y no tengo idea de por qué. Yo sólo hago música."


9. BOYS NOIZE
En cierto sentido, el DJ y productor Boys Noize (su nombre real es Alex Ridha), que vive en Berlín, ha seguido el manual de David Guetta: trabajó con artistas desde Snoop Dogg hasta Santigold, y cosechó fans fuera del núcleo duro del underground dance. Pero sus remixes aserrados para artistas como Depeche Mode o sus amigos de Justice, y las canciones de sus propios -y excelentes- discos electrónicos, como OiOiOi y el reciente Out of the Black, están mucho más cerca de Daft Punk que de los Black Eyed Peas. Sus sets como DJ son aun más intensos, llenos de house y techno duro y machacante, pero también muy funk. "Siempre me gusta tocar cosas rápidas y fuertes", dice. "Ahora, en los últimos dos años, mucha música electrónica me parece demasiado genérica y un poco sin alma."


10. DJ HARVEY
Si Keith Richards fuera DJ, sin duda sería Harvey. Este inglés libertino transformado en surfer californiano, viene sacudiendo las pistas desde los 80. Lo hace con su colección de música disco, space-rock, techno y cualquier otra cosa bailable."No vas a entender el blues hasta que no te hayan roto el corazón", dice. "Y tampoco vas a entender mi música hasta que hayas tenido sexo grupal bajo los efectos del éxtasis."


11. RICHIE HAWTIN
Ya sea cuando toca su set de techno impecablemente alienígena y minimalista (con su propio nombre) o cuando hace su extremadamente psicodélico show en vivo (bajo el alias de Plastikman), Hawtin, cuyos orígenes se remontan a la organización de raves en Detroit que hoy son recordadas como la cuna del techno, se convirtió en un embajador de los sonidos del under para los fans del costado más pop de la música electrónica. "No creo que la música dance sea para todos, especialmente la que hago yo", dice. "Pero sin duda más gente debería escucharla y tener la oportunidad de identificarse con ella."

12. RICARDO VILLALOBOS
Muy de cuando en cuando, un DJ suscita la veneración mesiánica que suscitaba Eric Clapton en la época de Cream. El DJ chileno-germano Ricardo Villalobos ha gozado de esa veneración durante casi una década, dominando las pistas del under con un house áspero y funk, y un techno con toques de percusión latina. Los fans podrán quejarse de que se ha vuelto muy desparejo, pero cuando tiene una buena noche es pura magia.

13. SETH TROXLER
Muchos DJs no son precisamente conocidos por su personalidad, pero Troxler, oriundo de Michigan, es totalmente desmesurado. Desde descontrolar como todo el mundo en el festival Burning Man mientras pasaba un set al amanecer en el marco de la alegremente libertina fiesta Robot Heart, hasta hacer saltar al público en Ibiza con una canción propia inspirada en Prince con toques lisérgicos. Troxler es un Merry Prankster moderno con una extraordinaria colección de vinilos.

14. DANNY TENAGLIA A lo largo de tres décadas, este DJ de Brooklyn ha tocado en todas partes, desde pistas de patinaje sobre ruedas hasta Twiloy y Vinyl, dos desaparecidos templos de la vida nocturna neoyorquina, y las multitudinarias fiestas de Ibiza. Una verdadera leyenda de Nueva York (de una época en la que Nueva York era el centro del mundo para la música dance) le saca lustre a los estéreos con un house de tacto disco y techno áspero y retorcido.

15. MAYA JANE COLES
En el último año, la joven DJ británica se ha convertido en la diva que gobierna con autoridad el under, gracias a un sonido deep house subterráneo con el cual es imposible no ponerse en movimiento.

16. BASSNECTAR
El ex niño del death metal Lorin Ashton vendió 250 mil entradas para su show en vivo el año pasado, tras hacerse conocido en el festival Burning Man y levantar vuelo como uno de los DJs preferidos del público. "No pienso que haya alguien que no sea digno o que no vaya a entender", dice respecto de la reacción de sus nuevos fans a su sonido surrealista. "Tampoco creo que yo mismo sepa qué es lo que habría que entender."

17. TODD TERJE
El DJ y productor noruego cosecha el afecto tanto de los ravers recalcitrantes como de los melómanos barbudos con sus hermosos y elásticos tracks, como el tema con el mejor nombre de 2011, "Snooze 4 Love".

18. LOCO DICE
¿Listos para que les rompa la cabeza el techno más poderoso del planeta? El DJ alemán, que participó de una muy comentada gira por los Estados Unidos con Richie Hawtin, es el indicado. Prepárense.

19. CARL CRAIG
Si todo lo que hubiera hecho en su carrera fuera "Throw", el clásico de Paperclip People de 1994 (tan famoso e influyente que LCD lo versionaba en los bises de sus recitales), Craig ya sería un maestro. Pero el DJ de Detroit sigue llenando auditorios con sets que van de un house exuberante hasta un techno alienígena.

20. DEADMAU5
Deadmau5 (nacido Joel Zimmer-man) tal vez sea la primera superestrella de la música electrónica, en el sentido en que músicos como Lady Gaga o David Bowie son superestrellas. Tiene su propio look: un enorme casco LED que parece un Mickey Mouse insomne y demente, la cruza perfecta entre lo adorable y lo amenazador. Tiene el estilo de vida correcto: viaja en avión privado, se gasta 50 mil dólares jugando al black jack, sale con chicas despampanantes. Tiene la personalidad correcta: Zimmerman es conocido por su sarcasmo cáustico, que se mete con cualquiera, desde Madonna ("¿Querés ser hip y cool y funky, abuela? Está bien") hasta la mayor parte de la música electrónica moderna ("Son 120 beats por minuto con un bombo en cada nota negra"). Ah, sí, ¿y las canciones? Deadmau5 también tiene eso resuelto. Su house melódico y espacial es tremendamente popular, y ha sido uno de los primeros en montar shows de música electrónica en estadios. Y no le pregunten nada sobre otros DJs. "David Guetta tiene dos iPods y un mixer y lo único que hace es pasar pistas", le dijo Zimmerman a Rolling Stone a principios de 2012. "Ni siquiera Skrillex hace cosas demasiado técnicas. Y con esto no quiero decir que yo no apriete botones. Sólo que aprieto muchos más botones."

21. A-TRACK
El ex DJ de Kanye West se ha convertido en uno de los más fiables de la música electrónica, especialmente por su colaboración con el as del house de los 90 Armand van Helden, ahora Duck Sauce.

22. CARL COX
Desde su tradicional residencia de verano en Space, el palacio nocturno de Ibiza, hasta el escenario que curó para el Electric Daisy Carnival, el capo del tech-house británico sigue siendo uno de los DJs más influyentes y divertidos del mundo. El mes próximo, en Buenos Aires, será uno de los nombres fuertes del festival Ultra.

23. PORTER ROBINSON
Después de abrir los shows de su amigo Skrillex, el joven DJ ya encabeza festivales por su cuenta, con extraños y conmovedores tracks electrónicos como su hit "Language".

24. CASSY
En sus residencias en algunos de las discos más cool del mundo, como el salvaje Panorama Bar de Berlín y el Cocoon de Frankfurt, propiedad del dueño de su sello, SvenVäth, Cassy hace un house atrevido y elegante con muchísimo sabor clásico al estilo Nueva York y Chicago.

25. DAFT PUNK
A pesar de que hace años que no sacan un tema verdaderamente dance, el dúo robótico francés sigue ejerciendo en esta lista una influencia mayor que la de ningún otro grupo o artista. Su gira de 2007, que tenía una enorme pirámide, preparó el terreno para los espectaculares eventos de la actualidad, y sus discos de 1997 y 2001, Homework y Discovery respectivamente, son los Sgt. Pepper y Abbey Road de la música electrónica.

Notas relacionadas

Hernán Cattáneo: "La popularidad del dance es beneficiosa para todos" | Creamfields Buenos Aires 2012: la tradición dance | ¿Trabajo honesto?: los DJs que más ganan

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: