Último momento

 

Leer en

 

Noticias

29.03.2013 | 11:58

Alabama Shakes: "Jack White no es nuestro padrino artístico"

Habla el guitarrista de la banda antes de presentar su disco debut en el marco del Pepsi Music, El Festival; tocan la segunda fecha, el 3 de abril, a las 17:25

Aunque en la geografía de los Estados Unidos apenas representa un pequeño punto en el mapa, Athens ha sido tradicionalmente la catedral del indie en ese país. El patronato comenzó en los setenta con los B'52, cobró relevancia como escena con el colectivo Elephant 6 (del que formaron parte Of Montreal y Apples in Stereo), alcanzó notoriedad mundial luego de que R.E.M. la clavara al ángulo al lanzar el álbum Out of Time (1991), y se transformó en un clásico tras la aparición de Drive-By Truckers. No obstante, a pesar de que la biografía de Alabama Shakes denota que la ciudad que vio nacer al novel grupo lleva el mismo nombre, su terruño no sólo no es el mismo, sino que sostiene el conservadurismo que aún pulula en el sudeste de la nación norteamericana. "Si bien el Athens de Georgia es muy importante en la historia de la música, en nuestro pueblo pasa todo lo contrario: es chico, más oscuro, chapado a la antigua, y no hay lugares para tocar. En fin, es una trampa", asegura Heath Fogg, violero del cuarteto, con ese particular acento que invoca a Los Dukes de Hazzard o a los Hillbilly Bears, desde su casa en Alabama. "Pero, al mismo tiempo, es un lugar encantador. Por eso para nosotros es importante decir que venimos de allí. Queremos darlo a conocer al mundo".

Mucha gente los conoció a partir de la última entrega de los Grammy, no sólo por su nominación a "Mejor artista nuevo", sino por su performance en vivo. ¿Te sorprendió verte ahí, al igual que a otros artistas del indie a los que la industria nunca les dio bola hasta ahora?
Claro que sí, me pareció muy extraño que nos nominaran. Imaginate: ser parte de los Grammy es algo que ninguno de nosotros podríamos haberlo imaginado antes. Sin embargo, te confieso que esa noche me sentí fuera de lugar. Si bien una nominación en ese galardón es toda una bendición para alguien que vive de la música, esa noche me preguntaba todo el tiempo: "¿qué mierda hago acá?". Viví sensaciones muy encontradas al respecto, pues es un premio más para disqueras que para artistas.

A pesar de que se había anunciado su visita a Buenos Aires para actuar en el Pepsi Music, El Festival antes de la celebración del Grammy, ahora en la Argentina cuentan con algunos fans y sobre todo con un buen número de gente curiosa frente a lo que vendrán a hacer. ¿Qué expectativas tienen con su debut en el país?
Para serte honesto, no sé nada acerca de Argentina. Pero me siento emocionado con poder ir a esa parte del mundo para mostrar nuestra música y, por supuesto, para conocer la cultura local. Es muy loco lo que nos está pasando porque nuestras únicas expectativas cuando formamos la banda era grabar un disco y salir a tocarlo. Nunca pensamos que lo que hacemos trascendería fronteras.

¿Por qué te sorprende el éxito de Alabama Shakes?
Porque nos superó. De hecho, somos más conocidos que muchas de nuestras bandas favoritas, como Lee Fields & The Expressions, que nos abrió un show hace poco. Como ellos son una inspiración para nosotros, quedamos muy sorprendidos cuando nos dieron la noticia de que serían los teloneros de ese recital.

Además se encuentran apadrinados artísticamente por Jack White. Quizá eso les dio ese empujoncito, ¿no?
No es nuestro padrino artístico, y no tiene mucha relación personal con nosotros. Sé que ha sido una movida publicitaria que nos ha beneficiado, pero no fue de nuestra parte. Por eso quiero ser honesto. Lo que pasa es que Jack ha sido muy bueno con el grupo, nos invitó a abrir algunos de sus shows, y le habla bien a la prensa sobre lo que hacemos. Sin embargo, habré cruzado dos o tres palabras con él.

Pero existe afinidad entre la propuesta de tu banda y la del ex The White Stripes, e incluso su música es bastante próxima a la de The Black Keys, que también forma parte de la grilla del festival al que vendrán. ¿Cómo nació esa curiosidad por la mezcla de rock sureño, garage y soul?
Al tiempo que comencé a escuchar música, empecé a tocar la guitarra. Mientras eso sucedía, conocí a bandas como Lynyrd Skynyrd, que se convirtió en una gran influencia no sólo para mí, sino para lo que hacemos. Desde entonces, nuestro sonido no paró de crecer.

¿Pensás que el primer disco de tu banda, Boys & Girls (2012), que este año fue editado en Argentina a través de Music Brokers, representa con fidelidad la intención musical de Alabama Shakes?
Ese disco tardó mucho en hacerse, lo que fue un problema para nosotros porque no podíamos darnos el lujo de estar mucho tiempo en el estudio debido a que teníamos trabajos a tiempo completo. Lo que queríamos en realidad era grabarlo sin la presión de una disquera, pues nuestra meta era, una vez que lo termináramos, mostrárselo a varios sellos para que luego lo publicaran. Así podríamos salir a presentarlo en vivo y hacer giras a tiempo completo.

Las canciones de la agrupación son muy femeninas. ¿Durante el proceso compositivo, Brittany Howard, cantante y guitarrista del conjunto, es la que lleva la batuta?
Al menos, a nivel lírico, sí. Si bien hay algunos temas muy coquetos y juguetones, también tenemos canciones muy oscuras en nuestro repertorio. Pero Brtittany es muy reservada sobre eso. Ella nunca revela lo que significan sus letras, le copa más que el público las interprete.

En lo particular, ¿qué es lo que ambicionás con Alabama Shakes?
Por lo pronto, lo que más me gustaría es hacer otro disco porque éste ya es muy viejo para mí.

Por Yumber Vera Rojas



Notas relacionadas

Pepsi Music, El Festival: todos los horarios

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: