Último momento

 

Leer en

 

Noticias

08.05.2013 | 13:02

Otros vampiros y vampiras

Se iba a estrenar Drácula 3D pero se atrasó; igual, hacemos un repaso a través de los chupasangres del cine

Vamps

Este jueves se iba a estrenar Drácula 3D de Dario Argento, con su hija Asia en el elenco. Pero se atrasó, otra vez. Igualmente, mientras la esperamos, les ofrecemos este pequeño recorrido por Dráculas y vampiros más laterales, menos conocidos, algunas rarezas chupasangre.

Una que ya es un clásico entre las rarezas es Vampyros Lesbos, del español Jesús (Jess) Franco, coproducción entre España y Alemania de principios de los setenta con guión de Jaime Chávari (sí, el de Las cosas del querer). El vampirismo ha estado asociado al erotismo y al sexo muchas veces (casi todas) y blablablá. Aquí tienen un bonito fragmento, que tiene marcas de "cine psicodélico de los setenta" por todos lados, incluido el zoom.


España tuvo, sobre todo en los sesenta y setenta, muchas películas de vampiros. Otro país con gran tradición vampírica es México. Clásico de clásicos del terror mexicano y considerada la mejor película de vampiros jamás hecha en ese país, El vampiro de Fernando Méndez tuvo una secuela, llamada El ataúd del vampiro, que se filmó al mismo tiempo. Pero México tiene la particularidad de unir vampiros con el catch, con lo que se llama "lucha libre" en ese país. Así, hay una serie de películas de luchadores (notoriamente el Santo) contra monstruos clásicos. Este título es bastante explicativo: Santo contra las mujeres vampiro:


Hay centenares de películas sobre Drácula, y miles sobre vampiros en general. Pero hay poquísimas que se hicieron de la forma en que se hizo Vampir-Cuadecuc del catalán Pere Portabella. Vampir-Cuadecuc es la filmación del rodaje de El conde Drácula del ya mencionado Jesús Franco, con Christopher Lee, hecha poco antes de Vampyros Lesbos. Está para ver entera online y ahí podrán apreciar esta propuesta experimental que violenta el sonido, saca el color y corre la cámara para filmar "de costado", para hacer que incluso se vean las jeringas que arrojan sangre. Aquí, un fragmento:


En la Argentina hay menor tradición de películas de vampiros. Sí, hay algunas, como Los vampiros los prefieren gorditos con Jorge Porcel de 1974 (con Adolfo García Grau como Drácula). Pero la que ha conseguido un status de culto trash es Sangre de vírgenes de Emilio Vieyra, con la presencia de Ricardo Bauleo y Rolo Puente. Aquí el principio, que incluye unos lindos dibujos:


Y para terminar, más chicas vampiras, más recientes: Vamps (que pasó por el Bafici 2013) y que dirigió Amy Heckerling (Ni idea):


Por Javier Porta Fouz

Notas relacionadas

Spring Breakers: la película más depravada del año

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: