Último momento

 

Leer en

 

Noticias

09.09.2013 | 13:29

Top 10: cine para fumadores

En nuestro especial verde de septiembre: las mejores películas sobre marihuana de todos los tiempos

 1. El gran Lebowski (1998)
¿Cómo hace el Dude para aguantar? "Lo mismo de siempre. Juego al bowling. Salgo a manejar. A veces tengo algún flashback por culpa de los ácidos." No tenés que estar drogado para rendirte a los encantos de este clásico a la Hermanos Marx de la era Pynchon. Jeff Bridges transforma al Dude en el héroe hippie más grande: una leyenda norteamericana peluda y vestida con una bata. Es bueno saber que sigue estando allá afuera, que todavía odia a los Eagles y escucha Creedence a todo volumen.
Momento fumón: La policía le devuelve el auto y él sale a manejar bajo el sol, con una cerveza en una mano, un porro en la otra, la música bien fuerte y usando el techo como percusión.


2. Rebeldes y confundidos (1993)
El último día de clases, unos adolescentes de una pequeña ciudad de Texas se escapan en sus autos deportivos. Richard Linklater prestó atención a los detalles setentosos, incluyendo la cantidad de tiempo que estos chicos pasan escuchando a Aerosmith y a Foghat, y discutiendo sobre extraterrestres, sexo y cuánto porro fumaba George Washington.
Momento fumón: En el papel de Wooderson, un gurú detrás del volante de su adorado Melba Toast, Matthew McConaughey va de fiesta en fiesta hasta que en un momento dice: "Cuanto más grande seas, más van a tratar de que cumplas con las normas. Sólo se trata de seguir viviendo, man. Vi-vien-do".


3. Pinapple Express (2008)
Seth Rogen visita a su dealer, James Franco, que le da de probar un raro y exquisito varietal nuevo de flores llamado Pineapple Express. "Es muy especial. Es casi un pecado fumársela. Es como matar a un unicornio con una bomba", dice Franco. ¿Tu pregunta es si este film incluye aventuras alocadas? ¡Por supuesto que sí!
Momento fumón: Perseguidos por asesinos, Rogen y Franco deciden esconderse en el bosque, pero ni siquiera saben cómo hacer para romper sus celulares. "¡Me da miedo esta oscuridad!", dice Rogen. "¡Me rindo!"


4. Cheech and Chong's Next Movie (1980)
No es fácil convertir una comedia de fumones en una franquicia cinematográfica, porque requiere demasiado seguimiento. Pero Cheech y Chong lo lograron con su inmortal trilogía, que incluye Up In Smoke, Cheech and Chong's Next Movie y Nice Dreams. Y, al igual que las trilogías como El padrino y La guerra de las galaxias, esta alcanza su mayor esplendor en la segunda entrega, con ayuda de Pee-wee Herman. "Man, si tuvieras otro cerebro", dice Cheech, "se moriría de soledad".
Momento fumón: Después de una seca de más, Cheech pierde el sentido del tiempo. "Estoy llegando tarde a trabajar otra vez", dice. "¡Es la quinta vez que me pasa en la semana y recién es martes!"


5. Se les subieron los humos (2001)
Method Man y Redman van a Harvard ("¿Cómo que desaprobé Estudios de género? ¡Yo amo a las mujeres!") luego de que descubren un nuevo varietal que los convierte en genios. El secreto: usar las cenizas de un amigo muerto para fertilizar las plantas de marihuana.
Momento fumón: Cuando se les acaba el porro, Meth y Red desentierran el cuerpo de John Quincy Adams y se fuman sus huesos.


6. Aventura nocturna (2004)
Un retrato honesto sobre la locura de la sociedad estadounidense disfrazado de comedia slapstick sobre dos hombres en busca de la hamburguesa perfecta. Porque algunas noches una hamburguesa sola no es suficiente. En el camino, se hacen la pregunta que todo fumón se hace en algún momento: "¿No habíamos venido montados a una chita?".
Momento fumón: El cameo del actor Neil Patrick Harris, que hace de un heterosexual loco por el éxtasis: "Acá adentro es una fiesta de salchichas, man. Vamos a buscar un poco de concha, y después vamos a White Castle. Mi personaje Doogie siempre funciona con las strippers".


7. Friday (1995)
Un día en la vida de Ice Cube y Chris Tucker, mientras se relajan en la puerta de su casa de South Central con la cabeza llena de humo. Tucker es un dealer al que no le importa drogarse con su propia mercancía. Pero recuerden: no hay que fumarse el porro de Big Worm, porque jugar con su dinero es lo mismo que jugar con sus sentimientos.
Momento fumón: Tucker le enseña a Cube cómo inhalar correctamente siguiendo su regla sagrada: "Inhalá, inhalá, soltá".


8. Bill y Ted (1989)
Keanu Reeves ya se ganó un lugar perpetuo en el Salón de la Fama de las películas fumonas, y no fue por Matrix ni por Punto límite. Mientras él y su amigo viajaban a través del tiempo, la inexpresividad de su cara maravillaba al público por la sutileza de su interpretación. ¿Y si no estaba actuando? ¡Wow!
Momento fumón: Bill y Ted viajan al pasado para conocer a Sócrates y le vuelan la cabeza filosofando sobre "Dust in the Wind".


9. Soul Plane (2004)
La joya en la obra cinematográfica de Snoop Dogg. Acá interpreta al capitán Mack, el piloto de un avión tuneado, que atraviesa los cielos a puro porro y hongos. "Les habla el capitán Antoine Mack, chofer de este avión lleno de soul. Bienvenidos a bordo del vuelo NWA 069 desde el puesto 310 al 212. ¡estamos más arriba que Redman en los Source Awards!"
Momento fumón: Snoop entra en coma por drogarse, y la tripulación debate si es "Wilt Chamberlain muerto" o "Tupac muerto".


10. Escape salvaje (1993)
¿El mejor momento de Brad Pitt? Es difícil negarlo. Apenas se lo reconoce como el fumón que fuma de un bong en el sillón (que sirvió de inspiración para el papel de Franco en Pinapple Express). Floyd, el personaje de Pitt, es un sabio, ya sea mientras le habla a la tele o cuando invita a una pandilla de mafiosos a fumar uno con él.
Momento fumón: Le corresponde a Floyd la última palabra: "¡Ey, traigan cerveza y productos de limpieza!".


Notas relacionadas

Otra selección de diez películas fumonas | Marihuana: cultivadores sufren la temporada de robo

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: