Último momento

 

Leer en

 

Noticias

16.09.2013 | 15:48

Un paseo por las disquerías de Londres

Lugares imprescindibles para visitar en un tour melómano por la capital internacional del rock

Por el Soho

En el 150 de Oxford St. (a pocos metros de la estación Oxford Circus del subterráneo) está el local más grande de HMV, la principal cadena de tiendas musicales del Reino Unido. Sus tres plantas ofrecen un amplio surtido de discos, libros, DVD, remeras, pósters y merchandising. No es el lugar indicado para buscar rarezas en vinilo, pero sí para comprar lanzamientos (suelen estar al menos una libra más baratos que en otros sitios de la ciudad) y aprovechar ofertas entre su enorme catálogo (por ejemplo, álbumes Leonard Cohen y David Bowie a £3,99 o libros de Simon Reynolds y Bret Easton Ellis a apenas £0,49). Así, se pueden obtener clásicos inconseguibles en nuestro país y completar colecciones a precio muy conveniente.

Saliendo de HMV, se puede caminar hacia el sur para internarse en las callecitas del Soho y encontrar un "microcentro" de disquerías especializadas, muy cerca unas de las otras. El jazz y la música clásica están en Harold Moores Records (2 Great Marlborough St.). Si se trata de pasta electrónica y dance, los puntos son BM Soho (25 D'Arblay St.) y Phonica http://www.phonicarecords.com/ (51 Poland St.). Soul, funk, reggae, pop francés y curiosidades del mundo están en Sounds of the Universe (7 Broadwick St.).

Para la compra, venta y canje de vinilos de pop y rock, los sitios obligados son Sister Ray (34-35 Berwick St.) y, al ladito, Reckless Records (30 Berwick St).

Consejo: Si tienen la suerte de viajar a Londres antes del 22/9, crucen al 75 de Berwick St. y no dejen de visitar el Black Market Clash: una exhibición - tienda con ropa, manuscritos, fotografías, instrumentos y memorabilia original de la banda ícono del punk. Una de sus principales atracciones es el bajo Fender de Paul Simonon destrozado (sí, el de la histórica portada de London Calling). Emocionante.

Por Candem y Tower Hamlets

Estas zonas del noreste londinense ofrecen dos mercados por excelencia. El primero, el famoso Candem Market, está más orientado a vestimenta y accesorios de la cultura rock que a la venta neta de discos, pero todavía se pueden encontrar puestos de CD y LP usados, en especial dentro del Stables Market.

El otro es el Old Spitalfields Market (Commercial St. y Brushfield St.). Está asociado como feria de ropa, artesanías y gastronomía, pero el primer y tercer viernes de cada mes, este lugar techado se transforma en una enorme feria de discos. Con decenas de puestos dedicados casi exclusivamente al vinilo, el predio puede resultar un verdadero paraíso para el coleccionista (atención: solo se acepta efectivo).

Si no encontraste nada de tu interés en ambos mercados, a tan solo dos calles del Old Spitalfields está Rough Trade East (91 Brick Lane), el local principal de la célebre disquería indie de Londres.

Lo bueno de Rough Trade es su diversidad y variedad: con sus bateas, bateas y bateas de compactos y vinilos separados por géneros, épocas y nacionalidades, es imposible no descubrir artistas y terminar llevándose algo (o tomarse un cafecito adentro escuchando a la banda que estén hypeando esa semana). Además, suelen tener ediciones exclusivas del lugar que incluyen discos extra, material bonus o algún obsequio. Lo malo, claro, son los precios, entre una y tres libras por encima de los de, por ejemplo, HMV.

Consejo: Estas dos áreas de la ciudad están enlazadas por la línea Overground (la naranja del tube), por lo que podés pasarte una linda tarde melómana conectando ambas ferias con las estaciones Candem Road y Shoreditch High Street en cuestión de minutos.

Por Kensington & Chelsea

Un área hacia el oeste cuyo principal atractivo son las calles de Notting Hill y el Portobello Market, donde entre frutas, comidas exóticas, antigüedades y curiosidades, hay tesoros como Honest Jon's (278 Portobello Road): la legendaria disquería (y sello, en sociedad con Damon Albarn) que, desde 1974, provee lo mejor del jazz, blues, dance, folk, soul y reggae.

El indie tiene su lugar en el local original de Rough Trade (130 Talbot Road). Es un store mucho más chico y desorganizado que el de Brick Lane, los CD están expuestos en tarjetas con sus portadas por la falta de espacio, pero vale la pena tomarse un buen rato para revisar todo porque se pueden encontrar títulos que no están disponibles en la otra sucursal.

Por ninguna razón hay que dejar de visitar Music & Video Exchange (38 Notting Hill Gate). Esta "cueva" de usados de tres plantas, con entrepiso y subsuelo al fondo, ofrece un surtido impresionante, desde compactos a £1 hasta vinilos de colección de toda clase de géneros. Y hay muchas novedades que, por estar abiertas, tener un ligero uso o ser copias promocionales, pueden costar hasta £5 menos que el precio "oficial" de las disquerías convencionales.

Consejo: Pueden programar un verdadero "día melómano" uniendo las disquerías de Kensington y el Soho con la central line (la roja) del tube. Por la mañana, bajar en Notting Hill Gate para pasear por Portobello Road. Volver y viajar hasta Lancaster Gate, para hacer un picnic en el lado norte del Hyde Park. A la tarde, subirse hasta Oxford Circus para revolver las disquerías del soho y terminar la noche en alguno de los hermosos pubs y restaurantes de la zona.

Por Maximiliano Poter

Mapa de las principales disquerías de Londres:




View Disquerias de Londres in a larger map

Notas relacionadas

Una noche en las disquerías

Quienes leyeron esta nota, también leyeron: