rollingstone.com.ar

NTVG va por el Único

Después de estrenar su documental, la banda uruguaya se prepara para dar su primer show de estadios en La Plata y ya piensa en su próximo disco

"Nos estábamos guardando", dice Emiliano Brancciari, voz y guitarra de No Te Va Gustar, sobre los preparativos y la ansiedad antes del primer show de estadios del grupo este sábado 15 en el Único de La Plata. "Estamos con muchas ganas. Es un estadio divino y a La Plata fuimos siempre que vinimos a Argentina. Ahí tocamos en varios escenarios, desde El Estudio Bar y El Ayuntamiento hasta el Club Atenas."

En el estacionamiento del Estadio Unico, NTVG ya tocó dos veces; la última convocó a 25 mil personas. Para llenar la cancha, ahora tiene que atraer al doble, pero no les da vértigo. El año pasado, en el que fue el mayor hito en la historia del grupo, unas 45 mil personas los vieron en Costanera Sur. "Ahí, en La Plata fue el primer lugar donde vimos gente cantando nuestros temas", dice el cantante, y explica que después del show de Costanera podrían haber elegido subirse al escenario de Ferro o al de Vélez, pero que desistieron por una cuestión económica. "Los estadios en Buenos Aires son carísimos, pero ya llegará el día, en algún momento lo haremos, no tenemos ninguna presión".

El 6 de este mes, algunos días antes del show en la ciudad de las diagonales, estrenaron El verano siguiente, su rockumental: un registro que captura el proceso de producción del último disco del grupo, El calor del pleno invierno. Para lograrlo, el director Gabriel Nicoli tuvo acceso a las sesiones de estudio y los acompañó durante un año entero, a lo largo del cual capturó chistes, discusiones, visitas de amigos ilustres e historias de vida y muerte (fue la última grabación del tecladista Marcel Curuchet, fallecido en 2012, en un accidente de moto durante una gira por Estados Unidos). "La película es un gran rompecabezas. Fui improvisando la historia a medida que se iba dando", explica el director. Y aclara que la clave para que su lente pasara desapercibida fue ganarse la confianza de los músicos. "Nicoli generó algo muy difícil, porque no somos muy abiertos a que haya alguien registrando esas cosas tan íntimas... Y acá mostramos cosas muy íntimas de verdad", dice el trompetista Denis Ramos. "Nos vimos en situaciones a las que no estamos acostumbrados", admite Brancciari.

Una semana después de la presentación platense, NTVG volverán a Montevideo para dar una serie de shows en el Auditorio Nacional del Sodre (una sala para dos mil personas) y luego partirán al Vive Latino de México, para compartir cartel con Arcade Fire, Nine Inch Nails y Placebo. A su regreso, tienen planeado ponerse a componer un nuevo álbum para no perder el ritmo (un disco cada dos años) que vienen sosteniendo desde 2002, cuando editaron Este fuerte viento que sopla. "No tenemos un techo, ni un fin", dice Brancciari. "Lo único que queremos es seguir tocando. El sueño es mantenerse."

Por Nicolás Igarzábal



)

Notas relacionadas

Cómo es el documental de NTVG

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone