rollingstone.com.ar

Artistas para ver: La Santa Cecilia

Con salsas y rancheras, cuatro hijos de inmigrantes criados en Los Angeles se convierten en la voz de los indocumentados

SUENA COMO: Un procesado 2.0 de música latinoamericana, mezcla de salsa, bolero, ranchera y cumbia.

PARA FANS DE: Celia Cruz, Bomba Estéreo, Café Tacuba.

QUIENES SON: El factor común que une a los integrantes de La Santa Cecilia es su sangre: hijos de inmigrantes mexicanos que crecieron en Los Angeles y que fueron educados en ese contexto bicultural. Marisoul, de 34 años, conoció al Oso Ramírez mientras tocaban serenatas y boleros para turistas y vecinos en espacios públicos de L.A., hasta que decidieron empezar a hacer sus propias canciones. La primera que compuso Marisoul, con ayuda del Oso y algunos pocos acordes que sabía en la guitarra se llamó "Chicle", incluida en su disco homónimo de 2009, una cumbia alegre que reivindica sus viejas costumbres maternas. "Y conectó rápidamente con los chavos que se sentían así, siendo de dos culturas tan diferentes", recuerda Marisoul, hija de una empleada doméstica. "Crecimos en los Estados Unidos, hablamos inglés; en la escuela es todo muy americano pero en la casa uno come arroz con frijoles."

HISTORIA: El bandoneonista Pepe Carlos vivió desde los 6 años en Los Angeles y recién el año pasado pudo conseguir su permiso de residencia. Hasta ese momento, cada vez que tenían que salir del país para tocar, tenían que viajar doce horas extra para evitar los controles aduaneros. Así fue como a medida que el grupo fue ganando público, sobre todo en las comunidades latinas, su música empezó a cobrar tintes políticos. "Uno empieza a sentir que todo esto es parte normal de ser inmigrante en un país, pero la verdad es que no merecemos ser tratados así", dice el Oso Ramírez. "Hay miles y miles de jóvenes que están como estancados, que llegan a una pared en su vida y no pueden crecer", agrega Marisoul. "Se trata de nuestros amigos, nuestros compañeros de clase, es algo muy triste."

ESCUCHA: El pico máximo de popularidad de La Santa Cecilia llegó con Treinta días, que contó con la participación de Elvis Costello en el tema "Losing Game" y que fue premiado en la última edición de los Grammy como Mejor Album de Rock Latino, ganándoles a Illya Kuryaki, Café Tacuba y El Tri. "Ganar el Grammy americano significa que el mercado anglo reconozca el trabajo de un grupo bicultural, de latinos, dentro de los Estados Unidos haciendo música alternativa", dice el Oso Ramírez. "A veces me pongo a pensar: «Hijo de la chingada, no sé cómo llegamos aquí...»."

Por Juan Barberis



Otros Artistas para ver...

5 Seconds of Summer

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone