rollingstone.com.ar

Anuario 2015: 10 películas que definen la temporada

Trapero y Santiago Mitre trajeron historias sórdidas del pasado, Mad Max volvió a la ruta y Te sigue renovó el terror

 

El clan. Con Guillermo Francella, Peter Lanzani, Franco Masini - Dirigida por Pablo Trapero

Has recorrido un largo camino, Trapero . Con El clan, el director de la seminal Mundo grúa volvió a las grandes ligas festivaleras, y ganó el León de Plata en Venecia. La historia de los Puccio se transforma aquí en un retrato de la corrupción (en el sentido más filosófico de la palabra) y el horror más sórdido en la Argentina post-dictadura. Francella nunca estuvo tan inquietante. La película se transformó en otro gran éxito nacional y es precandidata para los premios Oscar.



Mad Max: Furia en el camino. Con Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult - Dirigida por George Miller

Mad Max volvió a las rutas en el esperadísimo regreso de la saga más famosa del cine australiano. Sin Mel Gibson pero con una Charlize Theron recargada, Furia en el camino es una road movie adrenalínica que pisa el acelerador desde el minuto uno y no lo suelta hasta los títulos finales. El post-Apocalipsis según el realizador George Miller tiene forma de desierto, y en esta cuarta entrega le agrega unas altas dosis de proto-feminismo que logran equilibrar cualquier exceso de testosterona. Película para escuchar a máximo volumen, de lo más estimulante que ha dado el cine de gran espectáculo cosecha 2015.



Vicio propio. Con Joaquin Phoenix, Josh Brolin, Katherine Waterston - Dirigida por Paul Thomas Anderson

Adaptar a Thomas Pynchon no es tarea sencilla, pero P.T. Anderson (el mismo de Boogie Nights y Petróleo sangriento) logró llevar a la pantalla con éxito las endrogadas líneas del texto original. Policial negro revisitado a partir de la hipérbole y la ironía, en Vicio propio (Inherent Vice) hay un triángulo amoroso, una desaparición aparentemente forzada, un detective en busca de varias pistas y la necesaria femme fatale. Pero lo más importante es la descripción de un mundo en descomposición: con el hippismo a punto de extinguirse a comienzos de los 70, vencen el cinismo y la ley del más fuerte. Espíritu de época.



Se levanta el viento. Dirigida por Hayao Miyazaki

Despedida del gran cineasta de la animación nipona Hayao Miyazaki, Se levanta el viento (The Wind Rises) es una de sus películas más realistas, a pesar del componente onírico que nunca la abandona. Basada en la vida real de un ingeniero que fue pieza fundamental en la construcción de los aviones caza utilizados por Japón durante la Segunda Guerra, el director de Mi vecino Totoro y El viaje de Chihiro describe un país convulsionado, a punto de ingresar en un callejón sin salida de militarización, fuego y sangre. Pensada para un público adulto, la película es también un canto de amor a una manera de concebir la animación que ya parece perdida en el mainstream.



La patota. Con Dolores Fonzi, Oscar Martínez, Esteban Lamothe - Dirigida por Santiago Mitre

Remake o relectura o reversión del film homónimo de Daniel Tinayre con Mirtha Legrand (estrenado en 1960), La Patota modelo 2015 traslada la acción al Norte del país pero mantiene intacta la idea de una violación como punto de partida para la reflexión personal y política. Tomando algunas ideas del clásico de Rossellini Europa 51, el guión del propio Mitre lleva al límite las posturas del personaje de Fonzi y encuentra en su actriz a la aliada ideal para un papel no sólo difícil sino esencialmente complejo. Otra película argentina que picó en punta en los festivales de cine del mundo, bajo el título internacional de Paulina.



Te sigue. Con Bailey Spry, Carollette Phillips, Loren Bass - Dirigida por David Robert Mitchell

En un año en el cual el cine de terror brilló por su monotonía y falta de inteligencia, el postergado estreno de Te sigue (It Follows) sacó del letargo a los fans del género e interesó a aquellos ajenos a sus placeres. El horror aquí no tiene forma -o tiene múltiples, infinitas configuraciones- y se transmite por vía sexual. Pero a diferencia de tanto slasher ochentoso y derivados, acá el que coge mucho y seguido se salva de una muerte segura. Dueña de notables secuencias de suspenso y una originalidad que la atraviesa casi de principio a fin, Te sigue es definitivamente una película esperanzadora, un oasis en medio del desierto. Una de miedo que también puede ser vista como un coming of age aterrador.



Voley. Con Martín Piroyansky, Violeta Urtizberea, Justina Bustos, Inés Efron, Chino Darín, Vera Spinetta - Dirigida por Martin Piroyansky

La segunda película de Piroyansky como realizador lo encuentra asimismo al frente de un reparto de muy buenos actores jóvenes, enfrascados en una farsa con forma de enredadera en una casa en el Delta del Tigre. Dos chicos y cuatro chicas, todos ellos veinteañeros, van a pasar Año Nuevo y los conflictos no tardan en aparecer, en particular cuando el tono de comedia sexual toma el lugar central (la referencia a Shakespeare no es casual). Muy buenos gags, tono sostenido y actuaciones precisas en un film que demuestra cabalmente la posibilidad de una tercera vía para productos con ansias populares pero no por ello descerebrados.



Cavalo Dinheiro. Con Ventura, Tito Furtado, Vitalina Varela - Dirigida por Pedro Costa

Pedro Costa volvió a la ficción y a un personaje, Ventura, que ya había transitado su anterior Juventud en marcha. Cada vez más lejos de una narración en el sentido tradicional del término, el gran cineasta portugués construye un universo onírico con mucho de pesadilla donde el pasado y el presente conviven, y el dolor y la esperanza luchan cuerpo a cuerpo por ganar la contienda. La locura es el punto de partida pero nunca el fin del camino, y los personajes que habitan ese edificio mental semiderruido (un hospital que se parece mucho a una cárcel) pueden muy bien ser los mismos fantasmas del mundo contemporáneo, con sus cicatrices abiertas de par en par. Un film tan arduo como fascinante, lejos de convenciones y concesiones.



Damiana Kryygi. Dirigida por Alejandro Fernández Mouján

A veces las mejores películas pasan absolutamente inadvertidas. El último y excelente film del documentalista Alejandro Fernández Mouján (Pulqui, Espejo para cuando me pruebe el smoking) recupera la historia de una niña de la etnia aché que, a fines del siglo XIX, sobrevive a una matanza en la selva paraguaya. Kryygi para los suyos, Damiana para los blancos, su derrotero en la década siguiente -antes de su temprana muerte a los 14 años- describe a la perfección una cosmovisión cercana en el tiempo, en la cual "el otro" era pasto para la violencia, la servidumbre o la simple curiosidad científica. Un documental apasionante y revelador.



Taxi. Dirigida por Jafar Panahi

El realizador iraní Jafar Panahi, director de las indispensables El círculo y Crimson Gold, entre otras, fue detenido y juzgado injustamente por el gobierno de su país. Obligado a permanecer bajo arresto domiciliario y a pesar de la expresa prohibición de dirigir películas, se las arregló para contrabandear dos largometrajes que fueron exhibidos en el extranjero. Taxi es su primer film "de exteriores" en varios años, un paseo por las calles de la ciudad de Teherán con el mismo Panahi como conductor y una docena de personajes que suben y bajan del vehículo, no sin antes conversar largo y tendido sobre las cuestiones más diversas. Taxi es un mosaico amable, inteligente y estimulante, tan universal como los temas que la atraviesan.



Por Diego Brodersen

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone