rollingstone.com.ar

Diez regresos musicales de 2015

De Adele a Los Brujos, pasando por Blur y Keith Richards

 

---

Adele. A cuatro años de 21, la cantante británica rompió el hermetismo de su silencio discográfico a fines de noviembre con 25, su tercer trabajo de estudio. El título del disco esconde una pequeña trampa, ya que Adele tenía esa edad al momento de comenzar a grabar el disco, pero ahora acusa 27.



Blur. A pesar de haber encarado dos regresos desde su separación en 2003, nada hacía pensar que fuese posible contar con un nuevo disco de la banda de Damon Albarn. Un improvisto climático y dos semanas libres en Hong Kong hicieron su parte y, como resultado, ahí está The Magic Whip, el primer disco del grupo con el guitarrista Graham Coxon en 16 años.



Luis Alberto Spinetta. Pocos meses antes de morir, el Flaco comandó una jam session discreta con Rodolfo García y Daniel Ferrón. Las cintas de esas sesiones quedaron en el olvido, hasta que la familia Spinetta decidió desempolvarlas para dar forma a Los Amigo, un álbum póstumo simple y conmovedor.



The Libertines. Las cosas no terminaron para nada bien entre Pete Doherty y Carl Barât en 2004. De a poco, la relación entre ambos fue limando las asperezas y, procesos de rehabilitación mediante, la banda londinense pergeñó Anthems for Doomed Youth, su demorado tercer disco.



New Order. Cuando Peter Hook se fue dando un portazo, todos dieron por muerta a la banda de Manchester. Con un lento proceso de rearmado (de su formación, pero también de su repertorio), Bernard Sumner y compañía volvieron a las raíces ochentosas del grupo para Music Complete, el primer disco con material original del grupo en una década.



Giorgio Moroder. El padrino del tecno llevaba casi treinta años sin publicar un disco cuando colaboró con Daft Punk en Random Access Memories. Al poco tiempo, Moroder empezó a delinear su regreso discográfico que se materializó en junio con Déjà Vu, un álbum plagado de colaboraciones, de Sia a Britney Spears , pasando por Kylie Minogue y Charli XCX.



Dr. Dre. Mientras se filmaba Straight Outta Compton, la biopic de N.W.A., el combo de hip hop que integró entre fines de los 80 y principios de los 90, el productor clave del rap de las últimas dos décadas, volvió al estudio después de mucho tiempo. Con feats de Kendrick Lamar, Ice Cube, Eminem, The Game y Snoop Dogg, Compton es el demorado sucesor de 2001, de 1999.



Avant Press. La banda comandada por Leo García se extinguió en cámara lenta antes del cambio de milenio. A mitad de año, el grupo se rearmó con tres cuartas partes de su formación original para dar sus primeros shows en década y media.



Keith Richards. Después de años de dedicarse full time a los Rolling Stones (más alguna caída ocasional de una palmera), Keef rearmó The X-Pensive Winos, su banda de apoyo, para grabar Crosseyed Heart, su primer disco solista en 23 años.



Los Brujos. Veinte años después de Guerra de nervios, los creadores del beatcore retomaron unas sesiones de grabación que habían encarado con Gabo Manelli en bajo, y que habían quedado inconclusas en 1998. Más de una década y media más tarde, el resultado es Pong!, un disco que es también un manifiesto de época.



COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone