rollingstone.com.ar

Las diez mejores intros de guitarra

Riffs imbatibles, fraseos pegadizos y más

 

"Day Tripper".John Lennon compuso el arreglo principal del tema, y lo grabó a dúo con George Harrison (en la introducción, suenan ambas guitarras al unísono). El formato funcionó tan bien que al final se volvió no solo la base de la estrofa sino también del interludio del tema y del final del estribillo.



"Jumpin' Jack Flash". Sobre una afinación abierta, Keith Richards sentó las bases de un modelo de riff que los Rolling Stones también explotaron en "Street Fighting Man", "Brown Sugar" y "Start Me Up" (y que sus émulos locales todavía no terminaron de descifrar).



"Johnny B. Goode". Chuck Berry tomó como referencia el arreglo de vientos de la versión de Louis Jordan de "Ain't That Just Like a Woman" y la convirtió en un arreglo propio y distintivo que sigue inspirando a una legión de guitarristas al día de hoy.



"You Really Got Me". En tiempos de euforia beat, los Kinks pusieron el primer ladrillo del rock más apretado. Sobre una progresión de acordes en quinta (o power chords, si gustan), Dave Davies logró sacar un sonido desafiante para la época, gracias a los cortes que le realizó al parlante de su amplificador para distorsionar su guitarra a la vieja usanza.



"Enter Sandman". Aunque cueste creerlo, los primeros segundos de uno de los riffs más característicos de Metallica están tocados con una guitarra acústica. Una vez que la banda entra en pleno, "Enter Sandman" se sostiene gracias a las violas distorsionadas que juegan con una disonancia de acordes que le dio su marca distintiva.



"Sunshine of Your Love". El bajista Back Bruce fue quien se cargó al hombro la canción, el tema es lo que es gracias al sonido gordo de Clapton, producto de su Les Paul Special y un amplificador Marshall de alta ganancia. Como broche, el riff sostiene toda la estructura de la canción, que trastabilla gracias a las síncopas, pero no detiene su marcha.



"Heartbreaker". "Stairway to Heaven" es la opción más obvia, pero este tema es quizás el mejor ejemplo de la química de Led Zeppelin, con Jimmy Page electrificando un riff blusero en constante ascenso, mientras de fondo John Paul Jones y John Bonham edifican un groove espeso y macizo.



"Iron Man". "Paranoid" es puro vertigo pero en este tema Black Sabbath crea un escenario hipnótico que recrea la marcha de un gigante de hierro que destruye todo alrededor.



"Smoke on The Water". Tan trillado como imposible de eludir. Un incendio en un recital de Frank Zappa en Suiza fue inspiración suficiente para que Ritchie Blackmore guiara a Deep Purple a uno de sus temas más emblemáticos.



"Foxy Lady". Jimi Hendrix hace vibrar una cuerda con un solo dedo hasta llegar al borde del acople y da pie a una seguidilla de acordes que se volvieron su marca registrada.



COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone