rollingstone.com.ar

Artista para ver: Barco

La última aparición del pop local ya planea un Vorterix

 
Foto de Florencia Daniel.

SUENA COMO: El pop argentino de las últimas tres décadas, sintetizado.

PARA FANS DE: Soda Stereo, Virus y Fito Páez.

QUIÉNES SON: Nacidos como trío en 2011, Barco carga con un antecedente determinante: el cantante y guitarrista Alejandro Alvarez y su hermano menor Francisco (en batería) son hijos de Jorge Alvarez, baterista de Suéter, la legendaria banda de Miguel Zavaleta. "La música siempre estuvo en casa, pero yo de chico prefería hacer otras cosas, hasta que se murió mi viejo y se me activó la píldora", dice Alejandro, de 29 años.

Junto al bajista Justo Scipioni, que había sido compañero de colegio de Francisco, se encerraron en su casa de Vicente López para darles forma a "Ultraliviano" y "Quinta", sus primeras dos composiciones de ADN pop y rítmica firme, hasta que en marzo de 2012 debutaron en vivo en La Perla de Once, como teloneros de Zavaleta. "Fue todo tan redondo, con un sabor a bendición...", dice el cantante. El ingreso en synthes y percusión de Ramiro Cremona, novio de la prima de los Alvarez, les terminó de aportar la intención climática que define su música.

POR QUÉ ESCUCHARLOS:Antes del desmayo, su disco debut editado en 2013, es un procesado del pop nacional ochentoso, con líneas de bajo pesadas y una voz diáfana al frente, que linkea con Virus, Spinetta y Cerati. "A todos los clásicos nacionales los escuchamos a diario", dice Alejandro Alvarez, que maneja su guitarra casi como un elemento percusivo más, reforzando el groove característico del grupo. "Partimos desde el bit pero con una intención minimalista: menos es más", dice su hermano Francisco. Canciones como "Sobre la superficie" y "El no lugar" son hits lánguidos, construidos sobre texturas pulcras y letras que pintan imágenes oníricas. "Por algunas palabras que usamos nos tildan de banda sexual, escatológica, y nada que ver", dice el cantante. Gracias a ese disco, Richard Coleman los incluyó en un compilado Geiser (después lo invitó a Alejandro a cantar "Karaoke" en el homenaje a Cerati, en el Planetario), en 2014 le abrieron el show en el Gran Rex a Damon Albarn y hasta generaron un pequeño fenómeno en países como Venezuela, El Salvador y Honduras, donde varias de sus canciones lideraron los rankings de radios como La Mega Estación de Caracas, apurando su primera gira internacional programada para marzo, con paradas en El Salvador y México. "Es un delirio, ¡'El no lugar' estuvo como un mes Número Uno!!", dice Justo Scipioni.

El nivel de convocatoria de Barco experimentó en 2015 un salto consistente: en su último recital en el Konex cortaron más de 700 tickets, en Córdoba cuentan con una base regular de 500 personas, y ya planean su primer Teatro Vorterix para fines de mayo. "Es algo muy nuevo para nosotros todo esto, y nos dejó muy calientes. Por primera vez vimos una respuesta de la gente."

DICEN ELLOS: "Somos una banda de pop que quiere hacer canciones entretenidas, con profundidad, con vuelo y bien ATP", dice Alvarez, que ahora también es cantante habitual en Poncho. "Y si un día metemos un hit y lo canta todo el mundo, pfff, bueno... un saludito a mi vieja que me bancó desde el principio."

Por Juan Barberis



COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone