rollingstone.com.ar

Lollapalooza 2016: Cómo suena... Alabama Shakes

Música secular, Etta James y por qué nada nos prepara para la experiencia que significa un show de la banda de Brittany Howard

 
Brittany Howard al frente de Alabama Shakes. Foto de Ignacio Arnedo..

Desde la época de los Staple Singers y los primeros discos de Aretha Franklin, en la segunda mitad de los 60, no surgía una música secular basada en el gospel con la capacidad de ascender en los charts y codearse de igual a igual con el establishment rockero como la de Alabama Shakes. La diferencia es que este grupo de Athens incorpora en su música todo lo que vino desde entonces, desde The Clash hasta Kings Of Leon. Su arma secreta es esa fuerza de la naturaleza llamada Brittany Howard, cuyo canto desgarrado pero con afinación perfecta es capaz de pasar en una misma canción desde el susurro al aullido, evocando por momentos a la gran Janis Joplin, y -quizás con más proximidad aún-, a una de las influencias de Janis, Etta James. Pero además posee la banda ideal, un combo racialmente mixto de nueve integrantes que incluye dos guitarras (una en manos de la propia Howard), dos tecladistas, bajo, batería, y un coro de tres integrantes que también hacen percusión, capaz de elevarse junto a su líder hasta picos de vibrante intensidad. Y aunque los dos álbumes de estudio que editaron hasta el momento son excelentes, nada nos prepara para la experiencia de verlos en vivo, donde sus temas alcanzan una dimensión emocional que sólo puede apreciarse en persona.

Por Claudio Kleiman

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone