rollingstone.com.ar

Julieta Venegas homenajeó a Juan Gabriel en el Gran Rex

La cantante presentó su nuevo disco, 'Algo Sucede', en el teatro de la calle Corrientes. Recordó sus raíces mexicanas y le dedicó parte de su show al divo de Juárez

Por Joaquín Vismara

 
Julieta Venegas le dedicó parte de su show a Juan Gabriel. Fotografía de Florencia Daniel..

Julieta Venegas llevaba ya algo más de hora y media de un show repartido entre hits y rescates de sus primeros discos cuando decidió rendir homenaje a Juan Gabriel. "A sus canciones siempre acudí en todos los momentos de mi vida", dijo antes de timonear una versión de "Juro que nunca volveré" con guitarra acústica y flauta traversa, que fue del intimismo lacrimógeno a la euforia despechada en poco más de tres minutos. El tema no fue el único homenaje al divo de Juárez -que murió el 28 de agosto a los 66- en el teatro Gran Rex: parte de "Buenos días, señor sol" se coló en el final de "Buenas noches, desolación", y la recreación de "Me van a matar", a dúo con Lisandro Aristimuño, desembocó en un medley con "Querida" y "Noa Noa", todas luminarias del repertorio de Juanga.

Lo que precedió y siguió a estos momentos fue una treintena de canciones dominada por nueve de los doce temas de Algo Sucede, su séptimo álbum de estudio. Un recorrido que va desde el pop ornamentado con sintetizadores de "Esperaba" y "Parte mía" a los aires de ranchera de "Ese camino", y los momentos Regina Spektor de "Porvenir" y "Todo está aquí", con Julieta al frente de un piano de media cola. Acompañada por una banda que puede mutar del indie al pop en clave regionalista, Venegas interpretó "Cómo sé" y "Esta vez", de su álbum debut, Aquí, grabado hace dos décadas bajo la tutela de un Gustavo Santaolalla en pleno romance idílico con el fenómeno alterlatino.

 
La cantante invitó a Lisandro Aristimuño a cantar "Me van a matar". Fotografía de Florencia Daniel..

Más allá de los éxitos de rigor, su show en el Gran Rex también tuvo momentos de denuncia política. Primero, "Una respuesta" fue presentada como "una canción sobre México y cómo a veces la realidad te puede sobrepasar". Más adelante fue el turno de "Explosión", un llamado de atención sobre las desapariciones forzadas en el país azteca. Para el último tramo de la noche, una seguidilla de éxitos todo terreno casi sin solución de continuidad ("Algo está cambiando", "Algún día", "Eres para mí", "El presente", "Andar conmigo", "Me voy"), o la enésima prueba de que Venegas tiene talento de sobra para llegar a las masas sin caer en obviedades ni facilismos.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone