rollingstone.com.ar

La vuelta de Guns N' Roses a Argentina: primer acto

La banda de Axl Rose, Slash y Duff McKagan se presentó el martes por la noche en el estadio de Rosario Central. El viernes 4 y sábado 5 tocarán en River

Rosario fue la primera parada en el paso de los Guns N'''' Roses por Argentina.  Foto:  Katarina Benzova
Axl Rose en Rosario.  Foto:  Katarina Benzova
Slash, el guitar hero de los Guns.  Foto:  Katarina Benzova
40 mil personas llenaron el Gigante de Arroyito, el estadio de Rosario Central.  Foto:  Katarina Benzova
Duff McKagan en Rosario. Antes de esta reunión, hacía 23 años que Axl, Slash y él no tocaban juntos.  Foto:  Katarina Benzova
El cierre fue con "Paradise City". El viernes 4 y sábado 5 de noviembre tocan en River.  Foto:  Katarina Benzova
 

Si hace 23 años, Argentina había sido testigo de la última vez que Axl Rose, Slash y Duff McKagan tocaban juntos como integrantes de Guns N' Roses , queda claro que el primer show en la parada local del Not In This Lifetime Tour -que además del recital en Rosario, incluye los dos River, del 4 y 5 de noviembre- iba a ser algo especial. Y lo hicieron saber, sumando una canción que la banda no había tocado en los otros shows de esta gira por Latinoamérica: "Used To Love Her".



Ese fue uno de los highlights que vivieron las 40 mil personas que coparon el Gigante de Arroyito, el estadio de Rosario Central. Luego de la intro con la música de "Looney Tunes" y "The Equalizer", el primer pack de canciones fue con "It's So Easy", "Mr Bownstone" y "Chinese Democracy".

Los clásicos "Welcome To The Jungle", "You Could Be Mine", "Sweet Child O' Mine" y "November Rain", se intercalaron con otros hits, que no son de su autoría, pero que el grupo se apropió para Use Your Illusion I y II como el track de los Wings, "Live and Let Die", y el de Bob Dylan, "Knockin' On Heaven's Door".

La complicidad que alguna vez supo tener Axl con Slash se replicó en una parte de la noche rosarina: en "Patience", el guitarrista quedó espalda con espalda con el cantante, haciendo de ese momento íntimo una suerte de gesto reconciliatorio. Luego llegó el final, con "Paradise City". Riffs, pirotecnia, papelitos al aire, y a esperar hasta el viernes para verlos otra vez en acción en Buenos Aires.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone