rollingstone.com.ar

Temple of the Dog - 'Temple of the Dog'

Universal - Cuatro estrellas

 
Rarezas de la era grunge de unos rockeros al borde de la fama.

Cuando Temple of the Dog lanzó su único disco en 1991, despertó poco interés, a pesar de haber sido un buen ejemplo de cómo la escena de Seattle podía superar sus propios límites. La banda que juntó a Chris Cornell con Eddie Vedder tiene un atractivo que atraviesa generaciones, desde la suciedad de "Wooden Jesus", que canaliza rock alternativo a través de riffs estilo Aerosmith y Zeppelin, hasta el solo de guitarra de Mike McCready en "Reach Down", que despliega una psicodelia digna de Hendrix. Pero lo mejor son las imágenes de su set de 1990 en el Off Ramp Café de Seattle, con el alarido heroico de Cornell al frente de una banda cuyos miembros estaban al borde de la fama.

Maura Johnston

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone