rollingstone.com.ar

Identificaron a la segunda víctima del show del Indio Solari en Olavarría

Se llama Juan Francisco Bulacio. No tiene parentesco con Walter, el joven que murió por la represión policial tras un recital de Los Redondos en Obras en 1991. Dos personas siguen internadas en terapia intensiva

Más de 30 horas después de la finalización del show del Indio Solari en Olavarría en el que hubo dos muertos, se pudo identificar a la segunda víctima, que durante todo el domingo figuró como NN: Juan Francisco Bulacio, de 36 años y residente de Garín, provincia de Buenos Aires.

María del Carmen Verdú, integrante de la Coordinadora contra la represión policial e institucional (Correpi), informó que pese a tener el mismo apellido, la víctima no tiene parentesco con Walter Bulacio, el joven que en 1991 murió por la represión policial luego de ir a ver a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en Obras.

Además, se informó que sólo quedan dos personas internadas en el Hospital Municipal Doctor Héctor Cura. Antonella Falcón de Florencia Varela, que sigue en terapia intensiva luego de haber sufrido un paro cardiorespiratorio, y Daniel Robles de Córdoba, quien ingresó con traumatismo encéfalo craneano y también permanece en terapia intensiva.

La mujer de Javier León, la otra víctima fatal que dejó el show del Indio Solari, habló con los medios en la mañana del miércoles. María José Suárez reveló que el hombre de 42 años se descompensó cuando sonaba el primer tema del recital. "Él estaba pálido y transpiraba, tenía ganas de vomitar, estaba descompuesto", dijo. Luego de ser atendido en las carpas de enfermería, fue trasladado en ambulancia y llegó muerto al hospital. Según información de la autopsia a la que pudo acceder la viuda, la causa de la muerte fue "paro cardíaco por estrés".

"Siempre fuimos a los recitales del Indio y de Los Redondos. Siempre hubo organización. Lo único que puedo decir es que esta vez no hubo organización", agregó la mujer. "Yo compré una entrada en el mes de enero. A mí nadie me pidió entrada, no pasé controles. Siempre estuve acostumbrada a que a diez cuadras me frenen para controles, chequeos, ni cartera podía llevar porque no podía entrar ni un encendedor. Esta vez no hubo controles."

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone