rollingstone.com.ar

Dirty Projectors - 'Dirty Projectors'

Domino - Cuatro estrellas

 

Junto a TV on the Radio, LCD Soundsystem y Vampire Weekend, los Dirty Projectors fueron claves en la reformulación radical del rock de Nueva York en los 2000. Los habitantes de Brooklyn eran una de las bandas más experimentales de esa escena, pero también unos de los más influenciados por el R&B; su disco revelación de 2009, Bitte Orca, impresionó tanto a Solange que grabó un cover exquisito de una de sus baladas filosóficas, "Stillness Is the Move". De repente, el líder de los Projectors, Dave Longstreth,empezó a recibir trabajo como doctor de canciones pop, co-componiendo la reunión entre Kanye, Rihanna y Macca, "FourFiveSeconds", entre otras cosas.

Ahora, finalmente regresa a su trabajo principal, y el resultado es tan inventivo y conmovedor como cualquier otra cosa que haya hecho. El séptimo disco de los DP está repleto de voces freaks y cibernéticas, bases extravagantes, sampleos sorprendentes y heroísmo de guitarras suculentas; piensen en 808s & Heartbreak: The Next Generation. Es un disco acerca de una ruptura, presumiblemente entre Longstreth y la ex Projector Amber Coffman. Notablemente, el humor y el desamor co-existen de manera hermosa. En "I See You", Longstreth se saca la máscara vocal y canta junto a un órgano estilo "A Whiter Shade of Pale" (de Procol Harum) y unos manchones de guitarras al revés onda los Beatles: "El amor que hacemos es el arte", dice.

Will Hermes

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone