rollingstone.com.ar

Sara Quin de Tegan and Sara

La artista habla de activismo político y su visita a Buenos Aires

 
En su visita a Buenos Aires, Tegan and Sara darán dos shows.

"El término queer es un statement político. Es controvertido, puede repeler y forzar a la gente a admitir que ser gay aún es algo polémico. Por eso lo prefiero antes que lesbiana. Pero responderé a los dos", dice riéndose Sara Quin. Junto a su hermana gemela Tegan hace más de 20 años se presenta como Tegan and Sara, una dupla que empezó haciendo canciones indie folk, más tarde se volcó al pop y que en su último disco, Love You To Death (2016), se respira el humo denso de la pista de baile. Además, en ese tiempo, el activismo político ganó lugar en su agenda, promoviendo la diversidad sexual y la inclusión en cada ciudad que pasan. "Tomamos conciencia de grandes de que podíamos utilizar nuestra plataforma y status para inspirar a las personas y tener conversaciones públicas", explica Sara antes de subirse a un avión para visitar Sudamérica y tocar dos veces en Buenos Aires (el martes 28 de marzo en Niceto Club en un sideshow de Lollapalooza Argentina 2017 y el sábado 1 de abril en la segunda jornada del festival), "Nos gusta hablar de asuntos relevantes a la comunidad LGBT pero también a nuestros fans discapacitados, inmigrantes, refugiados, musulmanes. Queremos amplificar el sonido de esas voces."

El año pasado crearon la fundación Tegan and Sara para "luchar por la justicia económica, la salud y la representación de mujeres y niñas LGBTQ". ¿Cuál es la tarea que llevan a cabo ahí?

Venimos apoyando a organismos LGBT de salud física y mental que ya están activos en las ciudades que visitamos. El objetivo a futuro es concebir más programas y campañas que ayuden a potenciar lo que ya se está haciendo para ayudar a nuestra comunidad. El sistema de salud en Estados Unidos nos preocupa mucho. Sabes que se habla de derogar la ley de atención accesible (el Affordable Care Act) y eso afectaría desproporcionadamente a las lesbianas. En general la mujer no gana tanto como el hombre, entonces en un hogar de dos mujeres que ganan menos que el hombre promedio, la salud pasa a hacer un estrago en el ingreso anual.

Las peleas entre ustedes llegaron a amenazar la carrera de la banda. ¿Qué pasó?

No fue algo específico. En una época tuvimos dificultades para ponernos de acuerdo. Ahora si pasa algo lo resolvemos en unos días, pero antes, los conflictos podían durar semanas. Y no eran tonterías, eran diferencias en cuanto a objetivos, cómo veíamos la banda, nuestro negocio. Debe pasarles a todos, pero en nuestro caso se intensificó porque somos hermanas, tenemos una relación muy apegada y no lográbamos evitar llevar el trabajo a casa y la familia. Era muy difícil trazar un límite.

Tras casi diez años de vivir en costas opuestas de Canadá, hace poco las dos compraron casas en Vancouver. ¿Cómo les trata vivir en la misma ciudad de nuevo?

Bien. En verdad estamos viajando tanto que no se nota el cambio. Pero creo que llegamos al momento donde se siente bien vivir cerca y poder juntarnos con facilidad a trabajar. Cuando yo vivía del otro lado del país, no era necesariamente para estar lejos de Tegan. Tenía que ver con mis intereses: me inspiraba mucho lo que pasaba con la música y la política en Montreal. Años después encontré más cosas interesantes en Vancouver. De cierta forma eso nos hace más parecidas hoy de lo que éramos antes.

¿Cuál es tu parte favorita de ser una hermana gemela?

Es difícil de responder porque no crecimos con otros hermanos entonces nos veíamos más como hermanas que como gemelas. Ahora que ha pasado el tiempo lo hablamos seguido. Algo muy único de la relación es que nos vemos igual [risas]. Sé que suena estúpido, pero no recuerdo pensar mucho en eso de chica. A medida que fuimos madurando, nos dimos cuenta de lo raro que es moverse por la vida con la misma apariencia que otra persona. Nos vemos envejecer de la misma manera. Sólo se hace más y más extraño.



El año pasado sacaron Love You to Death. ¿Cuáles fueron las influencias?

Siempre estoy buscando en el mainstream pero también me gusta lo under así que de algún modo intento unir ambos extremos. Y no necesariamente sólo lo actual. En el caso de este disco, escuchamos mucha música con la que crecimos pero tal vez no nos gustaba en el momento. Desde TLC hasta... esto va a sonar loco [risas] pero hasta los boybands. Artistas como NSYNC, Britney Spears. En el momento los rechacé, pero hoy me da curiosidad: ¿por qué logró tanto éxito? ¿Por qué gustaba a tanta gente?

También han dicho que es un disco más oscuro que los anteriores.

Sí, probablemente sea reflejo de nuestras vidas personales. Cuando tienes más de treinta, hay cosas que aparecen y toman fuerza. Empiezas a experimentar la gente teniendo hijos, divorciándose, la muerte. Comienzan a surgir muchos conflictos y ansiedades. Creo que eso se termina filtrando en la música.

Vienen por primera vez a Buenos Aires. ¿Cómo se preparan para esta visita?

Obviamente nos entusiasma tocar, conocer nuevos fans, otras bandas, ese tipo de cosa. Pero como personas también nos hace ilusión el ir a lugares que normalmente no iríamos y poder ser turistas. Recorrer la ciudad, visitar lugares emblemáticos, salir a cenar. Amamos la comida, siempre estamos buscando buenos restaurantes. En cuanto a los shows, nos dijeron reiteradamente que estemos listas para algunos de los mejores públicos del mundo. Así que ¡tienen altas expectativas que cumplir!

Tus dos gatos son estrellas en las redes sociales y hasta tienen una línea de merchandising. ¿Quién los cuida cuando no estás?

Yo crecí con mascotas pero gran parte de mi vida adulta sentí que era irresponsable tenerlas: las giras me obligarían a dejarla durante largos períodos de tiempo. Actualmente vivo con mi novia entonces decidimos tener gatos y es maravilloso. Son seres muy fuera de lo común. Claro que no soy objetiva porque los amo y pienso que son lo máximo. Pero sí son extraños, tienen personalidades fuertes y conductas raras. Adoro tenerlos. ¡Es genial! Y sí, ahora me cuesta más viajar porque me di cuenta que realmente me extrañan cuando no estoy. Seguro que ni se dan cuenta, pero yo siento que sí.

Christine-Marie Andrieu

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone