rollingstone.com.ar

Tove Lo

La artista sueca cuenta cómo es exponer sus sentimientos oscuros

 

"Soy impulsiva, emocional, tozuda, y sobre todo muy alegre", dice Tove Lo en un claro intento por barrer el rótulo de la prensa, que desde hace años la señala como "la chica más triste de Suecia". Nacida en Estocolmo bajo el nombre de Ebba Tove Elsa Nilsson, esta cantante y compositora de 29 años apareció en el mapa del pop mundial gracias al éxito "Habits (Stay High)" -canción incluida en el EP Truth Serum y más tarde en su disco debut Queen of the clouds-, que en 2014 trepó al puesto número 3 del Billboard Hot 100 de Estados Unidos. Aunque en aquel tema Tove Lo empezaba a alimentar un perfil de chica torturada que se retorcía bajo los efectos tóxicos de una relación frustrada, ahora parece estar decidida a mostrar su costado más luminoso. "¡De hecho estoy enamorada!", dice riéndose. "Bueno, en realidad es muy reciente, ¡pero estoy feliz!"

Lady Wood, su segundo disco editado en octubre del año pasado, la tiene como una femme fatale de estirpe pop que se ladea entre escenas de sexo, amor desesperado y melodrama al borde de la pista de bailable. Aunque ya parece una songwriter consolidada (compuso para artistas como Icona Pop y Ellie Goulding, que cantó su canción "Love me like you do" para el film 50 sombras de Grey) y participó como invitada estelar en simples de Flume y Nick Jonas, ella todavía no se acostumbra al peso de la fama. "Mucha gente no está acostumbrada a que una chica exponga los sentimientos más oscuros. Algunas prefieren taparlos u ocultarlos...", reniega la sueca, que llegará por primera vez al país para tocar en un sideshow del Lollapalooza Argentina (el 28 de marzo en Vorterix) y en la primera jornada del festival, el próximo 31 de marzo. "Nunca seré esa clase de persona."

¿Te arrepentiste de haberte expuesto tanto?

Bueno, quizás en algún momento, pero tampoco podría hacerlo de otro modo. Todo lo que escribo siempre es sobre mi vida, sobre mis experiencias. No maquillo demasiado lo que me pasa y bueno... Eso lleva a exponerme demasiado, o al menos es lo que me dicen muchos. Pero hacerlo es necesario, resulta liberador.

Muchas veces te comparan con artistas como Taylor Swift y Selena Gómez. ¿Existe alguna figura del pop actual que te resulte inspiradora?

No, no soy de tener ídolos o grandes referentes dentro de la música. Siempre fui inspirada por las grandes mujeres que tuve alrededor, y que nada tienen que ver con la música. Yo crecí rodeada de libros y gente muy interesada en la literatura, así que calculo que mis primeros ídolos fueron escritores, pero nunca quise parecerme a alguien en particular. Si hablo de inspiración, la consigo de muchas personas, y no solo artistas.

En la canción "Influence", de Lady Wood, trabajaste con Wiz Khalifa. ¿Qué me podés contar de esa experiencia?

Eso estuvo genial, estuvimos un día entero juntos en el estudio. Él es muy cool, muy relajado y terminamos conectando muy bien. Charlamos un rato, le mostré cómo era la canción y ahí nomás se puso a escribir algo. Estoy muy agradecida con él y con lo que quedó. ¿Querés saber si fumamos juntos? ¡Sí! Jaja No sé bien qué era, pero estaba riquísimo.

¿Qué diferencia encontrás entre componer para vos y componer para otros artistas?

Cuando escribo mis propias canciones no estoy pensando en lo que esperan de mí, eso es algo que realmente me importa nada. Pero cuando escribo para alguien más trato de tener en cuenta su historia para de algún modo proyectarme a través de esa persona, buscando una especie de conexión real entre la canción y el artista. Es un desafío interesante decir algo del modo en que otro lo haría, y me divierte mucho.

Sos feminista y hace unos días fue el Paro Internacional de Mujeres. ¿Cómo estás viviendo este momento histórico?

Estoy feliz por ver todo lo que está pasando en el mundo, con las mujeres saliendo a las calles a pedir por la igualdad de derechos. Estoy feliz porque cada vez más mujeres asumen espacios más importante y valiosos, y cada vez más gente está convencida de que el feminismo es un movimiento necesario para cambiar las cosas. Estoy feliz de ser parte de ese movimiento que debe batallar con ideas retrógradas, políticos necios y personas que todavía creen que existe un género superior a otro. Pero todavía me sorprendo viendo las opiniones de cierta gente, y en pleno siglo XXI.

Leí que estabas interesada en incursionar en el mundo del cine. ¿En qué clase de películas te gustaría trabajar?

Me encanta actuar en mis videos y no descarto poder trabajar en algún momento de eso, o al menos hacer el intento. Quién sabe lo que pasará mañana. Por ahora mi sueño es seguir haciendo lo que estoy haciendo, por el mayor tiempo posible. Girar por el mundo y lograr conectar a la gente con mí música. Eso para mí ya es enorme.

¿Qué podés adelantar de tus shows en Buenos Aires?

Le venimos metiendo muy fuerte a nuestro Lady Wood Tour y la experiencia está resultando genial, con un equipo de producción que es muy unido y trabaja muy bien. Estamos disfrutando mucho toda la gira. Con respecto a mi show, es algo así como una gran fiesta bailable, pero muy emocional. Como habrán escuchado en mis discos, eso es lo que a mí más me gusta.

Juan Barberis

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone