rollingstone.com.ar

'Master of None': El triunfo de Aziz Ansari

Para la segunda temporada, el comediante de stand up lleva su crónica de las vergüenzas del romance moderno a nuevas alturas desgarradoras

"Todas las chicas de mi teléfono me odian", se queja Aziz Ansari en la excelente nueva temporada de Master of None. "O yo a ellas." Lo triste: su vida sólo se pone más miserable cuando apaga el teléfono y enfrenta el mundo. En la comedia de situaciones vergonzantes de Ansari para Netflix, el comediante disecciona el romance moderno en su papel de Dev, un actor semi-empleado de treintipico, fanático de la comida, que vive en Nueva York y se hace las mismas preguntas una y otra vez. ¿Dónde está el amor verdadero? ¿Dónde están los mejores tacos de la ciudad? ¿La cocina del bar de tapas estará abierta hasta tarde como para llevar a una cena romántica a la chica de mis sueños? ¿Cuándo va a cortar la chica de mis sueños con su prometido? ¿Cuán grande tengo que ser para dejar de mentirles a mis padres musulmanes acerca de comer cerdo durante Ramadán? ¿Por qué la gente no india asume que todos los indios se conocen entre sí? Si soy tan buen actor, ¿por qué cortaron mi escena de una película barata de terror llamada The Sickening?



Master of None cayó como una sorpresa avanzada a fines de 2015, y aunque al principio parecía como la Louie de Ansari, tiene su propio encanto bizarro, explorando la raza y la religión junto con el sexo y los mariscos. Y Dev es un tipo con el que es mucho más fácil pasar una hora que Louie. La segunda temporada brilla aún más que la primera, y Ansari y el co-creador Alan Yang (otro veterano de Parks and Recreation) se esfuerzan por explorar los recovecos de la caótica vida de Dev, que incluye amigos y ex, padres y tías, más el típico montón de primeras citas malas. Cuando empieza la nueva temporada, Dev se está recuperando de su último desamor a través de un viaje a Italia, donde estudia el arte de hacer pasta, su plato preferido. Cocinar y comer le dan más satisfacción que buscar el amor -al menos en los restaurantes en los que tiene alguna chance de que le sirvan lo que pidió.

Aunque Dev es el centro de la historia, Master of None introduce personajes nuevos -Bobby Cannavale se supera a sí mismo como un bravucón que conduce un programa de cocina, Chef Jeff. Algunos de los momentos más graciosos incluyen a los padres de Dev, representados por los padres reales de Ansari, que son llanamente no actores, y llanamente deliciosos. (La manera en la que su mamá lo reta y le pega en el hombro durante la cena muestra que el gen cómico está en la familia de Ansari). En un gran episodio, él asume su formación musulmana, a la que se opuso desde niño. "Me acuerdo cuando mi mamá me llevó por primera vez", le dice a un amigo. "Pensé que estaba yendo a ver La máscara, la película de Jim Carrey. Terminamos en una mezquita."

Master of None tiene un estilo visual y musical original (mucho soul y hip-hop viejo), pero es realmente Ansari quien levanta la apuesta esta vez, haciendo de Dev un buen tipo que no es tan bueno como cree que es. Ansari dijo que no cree que tenga el suficiente material narrativo para una Temporada Tres. Está equivocado -es un plato que pide más raciones.

Rob Sheffield

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone