rollingstone.com.ar

Tokio en Buenos Aires: circuitos para encontrarla a pie

El lanzamiento de un nuevo modelo de adidas inspirado en la capital japonesa es la excusa perfecta para emprender una exploración urbana y descubrir los guiños de esa ciudad en la capital de Argentina

 

Para adidas, el proceso creativo nunca termina. En un vaivén continuo de vueltas al pasado y saltos al futuro, la marca se propuso mirar de cerca su propio proceso creativo y buscar símbolos de esta constante revisión y avance que emprende cada vez que crean un nuevo modelo. Entonces, Tokio se convirtió en una ciudad musa. La gran metrópolis en la que las tradiciones milenarias se encuentran con el presente y, con las tecnologías del futuro, se reveló como insignia identificatoria. NMD XR1 y NMD R2 forman parte de la segunda generación de la innovadora serie adidas NDM, su diseño capitaliza la creatividad que siempre caracterizó a la marca y la lleva al siguiente nivel.

Tal como sucede en la capital japonesa, la simplicidad y funcionalidad coexisten con lo moderno y contemporáneo. El resultado es un modelo urbano, ideal para explorar la ciudad y descubrir el mismo cruce entre dimensiones temporales, los guiños entre el arte y la tecnología, el diseño y la tradición. adidas NMD es un concepto completamente nuevo: así como todos los diseños de adidas Originals, hace referencia a momentos históricos de esta firma líder de ropa deportiva, pero los reinventa. El resultado es una silueta nueva y fresca que se basa en el pasado para empoderar y redefinir al futuro del diseño de zapatillas: ambas mantienen el ajuste de media original de la adidas NMD y presentan cambios en diseño y texturas.

 

Con las zapatillas calzadas, te proponemos dos circuitos que conectan Japón con Buenos Aires y pueden realizarse a pie, en plan de exploración urbana.

Tokio en el sur

La zona sur de la Capital Federal está repleta de guiños nipones. Se estima que el 90% de la población procedente del gran país oriental, pasó por San Telmo alguna vez. ¿La razón? La Asociación Japonesa en la Argentina (Av. Independencia 734 - 2 Piso), un espacio de ayuda y asesoramiento, que acaba de cumplir 101 años y es el primer lugar en el que hicieron (y hacen) pie, muchos recién llegados. Hoy es una verdadera sede de cultura para quienes quieren insertarse en esta sociedad o espiar aquella. Antes de visitarlo, chequeá en sus redes sociales días y horarios de sus ciclos de cine debate y especialmente, de las presentaciones de Música de Okinawa y Tambores Japoneses que suelen organizarse.

A su alrededor, brotan todo tipo de ramificaciones para aprovechar la caminata. Casa Japonesa (Humberto 1º 2357) es una de las paradas más interesantes. Ofrece los sabores de la cultura para llevar a casa. Se trata de una de las tiendas de productos gourmet y utensilios de cocina japoneses, más importante. También cuenta con restaurante en el primer piso. No son pocos los que viajan desde cualquier punto de la ciudad para disfrutar de uno de sus platos fuertes: el Ramen, fideos chinos servidos en caldo con carne y verduras. A pocas cuadras, la ceremonia del té se revela en Okuma (Humberto Primo 544) y si extendemos el recorrido, podemos llegar a la Asociación Argentina de Gateball (av. San Juan 2655), un deporte parecido al crocket que los japoneses adoran. Atención: en esa misma cuadra encontrás el Centro Okinawense, un espacio de difusión cultural en el que, además, muchos aseguran que se come el mejor sushi de Baires. Hay más: en ese mismo lugar, 17 de junio se organiza una Sukiyaki, una cazuela de verduras y carnes con salsa de soja no tan fácil de conseguir por estas latitudes. Agendalo.

Tokio en el norte

Quienes aman los recorridos exóticos por Capital saben perfectamente que zona norte tiene marcado en su mapa una joya clásica: el Jardín Japonés (Av. Casares 2966). Si bien es un plan infalible para familias con hijos, ciertas fechas lo puede convertir en un paseo aún mejor. El 4 de junio, de 10 a 18, el Jardín Japonés festejará sus 50 años con entrada libre y gratuita y feria oriental. Muchos de los referentes de la cultura de ese país estarán presentes ese día que puede convertirse en la excusa perfecta para alargar la caminata hacia puntos no tan conocidos. El Museo nacional de Arte Oriental (Llibertador 1902), es uno de ellos. Justo para esa fecha prepara la exhibición "Japón íntimo", integrada por piezas de la colección propia. Habrá objetos cotidianos que revelan la sensibilidad y la espiritualidad del alma japonesa. La muestra durará hasta el 13 de agosto. Quienes la visiten no deberían perderse además, la colección de 24 budas que solo puede apreciarse en el museo. También por esa fecha, en Espacio Colegiales (Gral. Enrique Martínez 916) se llevara a cabo de exposición "Japón y el camino del pincel", una muestra de pinturas estilo sumi-e , una tendencia que hace furor en Tokio y que actualmente se aplica también a tatuajes. Justo entre Colegiales y Belgrano, se encuentra la tienda de ropa oriental Bling Bling (Ciudad. de La Paz 1894) en la que se puede encontrar tanto diseños vintage como otros modernos, dignos de las Harajaku girls, las fashionistas del barrio más interesante de la capital Nipona.

Si el recorrido va a terminar en el Barrio Chino (Arribeños y Juramento), vale la pena reparar en algunos secretos que no todos conocen. La pastelería japonesa tiene una de sus mejores exponentes en esa zona. Se trata de Karina Misue, quien luego de estudiar en Japón, se especializó en cruceros por el mediterráneo. Hoy, sus adaptaciones al paladar local, nubecitas de sabores sutiles, pueden celebrarse en Buddha BA (Arribeños 2288) y en Tina & Co. Finalmente, hay que conocer la última novedad del Barrio Chino: Amo mi Matcha, un bar y tienda de alimentos elaborados a base de matcha, te verde en polvo, de altísimas propiedades antioxidantes que es el nuevo auge de la gastronomía internacional. Se consigue en forma de bebidas frías y calientes (con leche, jugo y/o crema), postres helados (como kakigori y cremas heladas) y una variedad de productos de pastelería (croissants, muffins, budines).

Cruzá la General Paz

Ya que andás por zona norte, cruzá la General Paz, vale la pena. En San Isidro existe una casa, llamada Minka, de 250 años. En 1984, fue traída en barco desde Japón por sus dueños: Patricia y Guillermo Bierregaard, quienes vivieron 32 años en esa misma propiedad ubicada en las afueras de Tokio. Fue diseñada por el arquitecto Junzo Yoshimura y la construcción se hizo sin un solo clavo: solo con encastres de maderas, bambú y arcilla. Hoy es un Museo de Arte Contemporáneo japonés y aloja una de las colecciones de artesanías japonesas más importantes fuera de Japón. Queda en Capitán Juan de San Martín 1596, San Isidro1609 y hay que acordar cita llamando al 47379293.

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone