rollingstone.com.ar

Qué dice Radiohead sobre la polémica del show en Israel

Antes de su presentación en Tel Aviv, Thom Yorke responde a Roger Waters y otros artistas que llaman a un boicot cultural contra el Estado de Israel

Falta más de un mes para que Radiohead termine su gira de A Moon Shaped Pool de 2017 en el Park Hayarkon de Tel Aviv, Israel, el 19 de julio, pero ya se está perfilando como el show más controvertido de su carrera. Radiohead tocó en Israel ocho veces -la más reciente en el verano de 2000-, pero esta es la primera vez que visitan el país desde que empezó el movimiento BDS (Boycott, Divestment and Sanctions) en 2005.

El movimiento reclama un boicot cultural absoluto a Israel hasta que se les conceda el "derecho a regresar" a los palestinos, y la barrera israelí de Cisjordania sea desmantelada. Hizo que muchos artistas, desde Elvis Costello hasta Devendra Banhart y Gorillaz, cancelaran conciertos planificados en ese país, aunque muchos otros no se han plegado.

El 23 de abril, más de 50 figuras prominentes, incluyendo a Roger Waters, Desmond Tutu, Thurston Moore y Tunde Adebimpe, de TV on the Radio, firmaron una petición pidiéndole a Radiohead que cancelara el show.

"Les pedimos que no toquen en Israel, los palestinos les han pedido que dieran un pequeño paso para ayudar a presionar a Israel para que termine con su violación de derechos básicos y de la ley internacional", escribieron. "Si manifestarse contra las políticas divisorias, discriminatorias y de odio significa algo, significa sobre todo manifestarse en todas partes, y eso tiene que incluir lo que pasa con los palestinos todos los días. De lo contrario, el resto es, para usar sus palabras, 'mera retórica'."

"Es triste que artistas que respeto piensen que no somos capaces de tomar una decisión moral por nosotros mismos después de todos estos años", dijo Yorke.COMPARTILO

El asunto se exacerbó en conciertos recientes de Radiohead, incluyendo su show en el Greek Theater Berkeley, donde apareció un gran cartel castigándolos por tocar en el Estado "apartheid" de Israel. La situación pone a Nigel Godrich en una posición particularmente incómoda, puesto que el histórico productor de Radiohead también produjo el último disco de Waters, la voz más resonante y efusiva del movimiento BDS.

A lo largo de este conflicto, el grupo permaneció en silencio. Pero cuando hablamos con Yorke para una extensa entrevista sobre los 20 años de OK Computer (que será publicada en el número de julio de la Rolling Stone Argentina), lo consultamos al respecto. Aquí están algunas de las declaraciones que hizo sobre el tema.

Voy a ser totalmente sincero con vos: esto ha sido particularmente triste. Hay un montón de personas que no están de acuerdo con el movimiento BDS, incluyéndonos a nosotros. No estoy para nada de acuerdo con la prohibición cultural, como tampoco lo están J. K. Rowling, Noam Chomsky y una larga lista.

Hay gente que yo admiro [que ha sido crítica con el concierto] como [el director de cine inglés] Ken Loach, a quién jamás se me ocurriría decirle dónde trabajar o qué hacer o pensar. El tipo de diálogo que quieren tener es de blanco o negro. Yo tengo problemas con eso. Es profundamente molesto que elijan, en lugar de hablar con nosotros directamente, tirarnos mierda en público. Es profundamente irrespetuoso asumir que estamos desinformados o que somos tan retrasados que no podemos tomar decisiones por nosotros mismos. Me pareció extremadamente condescendiente. Es ofensivo y no puedo entender por qué tocar un show de rock o asistir a una conferencia en una universidad [puede ser un problema para ellos].

La persona que más sabe de estas cosas es Jonny [Greenwood, el guitarrista de Radiohead]. El tiene amigos tanto palestinos como israelíes y tiene una esposa que es judía árabe. Toda esa gente tirándonos cosas desde lejos, con banderas, diciendo: "¡Ustedes no saben nada de eso!". Imaginate lo ofensivo que es eso para Jonny. E imaginate lo triste que es tener esto en público. Asumir que no sabemos nada de esto. Tirar la palabra "apartheid" y pensar que eso es suficiente. Es más raro que la mierda. Es una pérdida de energía extraordinaria. Energía que podría usarse de manera más positiva.

Esta es la primera vez que digo algo sobre esto. Una parte de mí no quiere decir nada, porque cualquier cosa que yo diga es como tirar leña al fuego. Pero al mismo tiempo, si querés que sea sincero con vos, sí, es muy triste que artistas que yo respeto piensen que no somos capaces de tomar una decisión moral por nosotros mismos después de todos estos años. Nos hablan de forma paternalista y me parece una locura que piensen que tienen el derecho de hacerlo. Es extraordinario.

Imaginate cómo afectó mi relación con Nigel. Gracias, Roger. O sea, somos mejores amigos para toda la vida, pero es como: la puta madre, ¿en serio?

Todo esto crea una energía divisoria. No estás uniendo gente. No estás creando un diálogo ni una sensación de entendimiento. Ahora, si estás tratando de hacer que las cosas progresen, en cualquier sociedad, si creás divisiones, ¿qué lográs? Lográs a la maldita Theresa May. Lográs Netanyahu [el Primer Ministro de Israel], lográs al maldito Trump. Eso es divisorio.

Testimonios recogidos por Andy Greene.

ACTUALIZACION:

Roger Waters le responde a Thom Yorke.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone