rollingstone.com.ar

One Love Manchester: cumbre de artistas en el concierto benéfico

Coldplay, Miley Cyrus y Justin Bieber, entre otros, se sumaron a Ariana Grande. Se recaudaron más de 9 millones de dólares para las víctimas del atentado del 22 de marzo

A dos semanas del atentado en el que murieron 22 personas y 64 resultaron heridas, Ariana Grande volvió a Manchester. La artista pop lideró el concierto benéfico One Love Manchester en el estadio de cricket Old Trafford, donde también actuaron Coldplay, Miley Cyrus, Liam Gallagher, Justin Bieber, Pharrell Williams y Katy Perry, entre otros.

A lo largo de la jornada se dieron varios cruces en el escenario y la mayoría con Grande como protagonista. Coldplay la invitó para "Don't Look Back in Anger" de los locales Oasis y Miley Cyrus la tuvo a su lado para el cover de Crowded House, "Don't Dream It's Over". Los Black Eyed Peas -que el día anterior habían actuado en la apertura de la final de la Liga de Campeones de la UEFA- cantaron con ella "Where Is The Love".







Chris Martin volvió a pararse frente a las 50 mil personas que llenaron el estadio -aquellos que habían estado en el Manchester Arena el día del atentado ingresaron gratis- como invitado de Liam Gallagher. Fue el momento de escuchar otro tema de Oasis, "Live Forever". Otro cruce sin Grande en el escenario fue el de Pharrell Williams y Miley Cyrus, que hicieron "Happy", el último hit del productor estrella.





Para el cierre, Grande interpretó "One Last Time" con todos los colegas que se sumaron al concierto benéfico. Emocionada, agradeció a todos por ser parte del recital.



Según la Cruz Roja del Reino Unido, el evento había recaudado más de 9 millones de dólares antes de que se conozcan los números finales de la venta de entradas y el ingreso económico por los derechos de transmisión y merchandising. "Ese número se va a mover hasta los 12 millones de dólares", dijo Mike Adamson, el jefe ejecutivo de la Cruz Roja del Reino Unido, a la agencia AP.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone