rollingstone.com.ar

'Viene de noche': una película de zombis con tensión psicológica

Un film angustiante y fantasmal de Trey Edward Shults donde sobrevivir es lo único que importa



'Viene de noche'

Joel Edgerton. Dirigida por Trey Edward Shults - Tres estrellas y media

¿Querías terror del que te jode la cabeza? Perfecto, esto es lo tuyo. Viene de noche es obra de un artista de verdad, Trey Edward Shults, cuyo debut de 2016, Krishna, es un drama familiar tan intenso que haría que John Cassavetes se achicara. Esta vez, toma otro camino. En la superficie, Viene de noche habla el idioma de los zombis. Hay un virus que está limpiando a la mayoría de la civilización. Joel Edgerton se destaca como Paul, un hombre con un rifle que atornilla la puerta de su casa en el bosque para proteger a su mujer (Carmen Ejogo) y su hijo adolescente (Kelvin Harrison Jr., que la rompe) de los infectados, incluso si son de su familia. Entonces llega un desconocido (el gran Christopher Abbott) a tocar la puerta con su propia esposa (Riley Keough, estupenda) y su hijito Andrew (Griffin Robert Faulkner). Ese es el contexto. Casi no hay historia. Sólo un aire tan tenso que se corta con cuchillo. La infección acecha ahí nomás de la puerta. Durante el clímax de la película, nadie en esta casa de horrores psicológicos es capaz de confiar en el otro. Cuando la supervivencia es todo lo que importa, ¿dónde queda la moralidad? Esa es la pregunta aterradora y atemporal que anima este film angustiante y fantasmal.

Peter Travers

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone