rollingstone.com.ar

Jay-Z - '4:44': Una guía tema por tema

Algunas notas sobre loops, invitados y líneas notables del último disco del rapero

 
Jay-Z analiza la escena hip-hop y comenta sus problemas matrimoniales con Beyoncé. Foto: Alamy/Latinstock

Ayer a la noche, Jay-Z lanzó su décimo tercer disco a través de Tidal, su propia plataforma de streaming. En el álbum, el rapero reflexiona sobre los conflictos intergeneracionales del hip-hop, y habla abiertamente sobre sus problemas matrimoniales, después de que muchos interpretaran que Lemonade, el disco de 2016 de su esposa Beyoncé, hacía alusión a la infidelidad. A continuación, un desglose tema por tema de de 4:44.

1. "Kill Jay Z"

En la previa del lanzamiento de 4:44, los fans celebraron que el rapero volviera a usar el guión en "Jay-Z", como hizo entre 1997 y 2013, cuando finalmente pasó a llamarse "Jay Z". El hecho de que la primera canción del disco se llame "Kill Jay Z" ("Matá a Jay Z") aporta un poco de subtexto. ¿Está matando a la versión de sí mismo de los últimos cuatro años, esa que inspiró las canciones de traición de Lemonade? "El tema habla sobre el ego", dijo Jay en una entrevista en iHeart Radio. "Hay que matar al ego para poder tener una conversación desde la honestidad y la vulnerabilidad."

"Kill Jay Z" samplea a "Do not Let It Show", el hit de soft-rock de 1977 de Alan Parson Project, con la voz saltarina de Dave Townsend repitiendo eso de que "dicen que tengo la culpa" a lo largo de todo el track. En un verso largo e ininterrumpido, Jay-Z se centra en varios de los conflictos más significativos de su vida, como el incidente de su niñez en el que le disparó a su propio hermano, o el día en que apuñaló al productor Lance "Un" Rivera.

Pero hay dos momentos en particular que aparecen como especialmente intrigantes. "Dejaste la escuela y perdiste tus principios", le dice sutil pero decidido a Kanye West, que había hablado mal de Jay-Z en un show de noviembre. "Le diste 20 millones sin dudarlo", dice, supuestamente confirmando el rumor de que le prestó mucha plata a Kanye hace unos años. "Te mató durante 20 minutos sobre un escenario, ¿en qué mierda estaba pensando?"

Después, Jay trae a colación el incidente de la Met Gala de 2014, cuando la hermana de Beyoncé, Solange, le pegó en un ascensor, un altercado capturado por las cámaras de seguridad. Esa fue la primera señal pública de que no todo estaba bien en la familia Carter. "Provocaste a Solange, sabiendo siempre que lo único que tenías que hacer era admitir que te habías equivocado", se castiga. Cuando recuerda esa época en la que casi perdió a Beyoncé, menciona a los hombres que arruinaron sus relaciones con Halle Berry -"Casi fuiste Eric Benet"- y Ciara -"En el futuro (Future) habrá otros niggas jugando al fútbol con tu hijo".

2. "The Story of O.J."

Jay-Z y el productor ejecutivo No. I.D. establecen los fundamentos sonoros de 4:44 en el segundo tema. Este es el primero de muchos beats que se construyen alrededor de un loop sencillo, que remite a la primera parte de la carrera de Jay-Z, cuando su trabajo giraba alrededor del boom-bap. En "The Story of O.J.", un bajo sacude algunas notas contundentes, mientras un piano volátil se tambalea.

También hay fragmentos de la voz de Nina Simone en "Four Women" que se frotan contra los raps conversacionales de Jay-Z. En esa canción de 1966, Simone narra las historias de cuatro mujeres negras, las cuales luchaban contra el racismo enquistado en la sociedad americana. Jay-Z hace algo similar: "Negro clarito, negro oscuro, negro falso, negro real", rapea. Y después los une a todos con una afirmación: "Negro todavía". Además, parece contradecir la famosa declaración de O.J Simpson sobre ser capaz de trascender su color de piel. "O.J. decía: 'No soy negro, soy O.J.'", dice. Y responde encogiéndose de hombros: "OK."

En la segunda mitad de la canción, Jay-Z se concentra en acumular recursos como salida potencial de la marginalización. "La libertad financiera es nuestra única esperanza", dice. "A la mierda con eso de vivir siendo rico y morir en la quiebra." En la entrevista con iHeartRadio, Jay-Z describió "The Story of O.J." como "una canción sobre nosotros como cultura teniendo un plan para empujar esto hacia adelante".

El jueves a la noche salió un video en blanco y negro de "The Story of O.J.". Jay-Z lo dirigió junto a Mark Romanek, el hombre detrás del clip de "99 Problems" (2004). El video se centra en un personaje llamado "Jaybo", en referencia a "Sambo", el protagonista del libro para chicos The Story of Little Black Sambo, que es algo así como el emblema de la representación racista de los afroamericanos en los medios de comunicación. Jaybo interpreta a varios personajes inspirados en las letras del tema, como un esclavo que recoge algodón en los campos, un paciente terapéutico y, en una tímida referencia al reciente rumor del nacimiento de los gemelos de Jay-Z, un hombre con un bebé en cada brazo .

No es la primera vez que Jay-Z samplea a Simone: la voz de la icónica cantante sentaba las bases de "New Day", el tema de Watch the Throne. Y Jay-Z vuelve a usar a Simone como musa en la cuarta canción de 4:44, "Caught Their Eyes". Para terminar de entender la importancia que Simone tiene para él, también incluyó una versión en vivo de 1964 de "Wild Is the Wind" en una playlist de Tidal titulada "4:44 Inspired By".

3. "Smile" feat. Gloria Carter

El tema abre con las notas de "Love's in Need of Love Today" de Stevie Wonder, que No. I.D. corta, loopea y superpone sobre un ritmo digital, estableciendo un tono de calidez familiar mientras Jay-Z recuerda a su madre. "Mamá tuvo cuatro hijos, era lesbiana/Tuvo que fingir tanto tiempo, ya es actriz", dice. "Lloró lágrimas de alegría cuando se enamoró/No me importa si es un él o una ella."

Cada verso muestra cómo Jay-Z intenta convertir el dolor en un triunfo. De hecho, en un momento nos recuerda que es el dueño de la plataforma de streaming en la que se estrenó este álbum. "Respeto a Jimmy Iovine", dice, en relación con su competidor de Beats 1. "Pero él tiene que respetarme a mí". Más que simplemente fanfarronear, lo que hace es llamar a la acción a sus fans negros, para que apoyen ese espíritu empresarial, de la misma manera que convenció a Prince de otorgarle los derechos exclusivos de streaming a Tidal antes de su fallecimiento.

Finalmente, los raps de Jay-Z dan paso a un poema recitado por su madre. Ella dice: "Viviendo en las sombras/¿Podés imaginar el tipo de vida que hay para vivir?"

Durante la entrevista con Radio iHeart, Jay-Z habló sobre "Smile". "Vas a vivir épocas malas, y esas épocas pueden hacer dos cosas: atraparte en la rutina, o mejorar tu futuro si te animás a enfrentarlas", dijo.

4. "Caught Their Eyes" feat. Frank Ocean

Aunque No I.D. produjo cada canción de 4:44, "Caught Their Eyes" es una de las cinco que tienen un crédito de coproducción de Jay-Z. Históricamente, esto significa que Jay le sugirió un sample a un beatmaker, y en este caso presumiblemente se trata de "Baltimore", el cover de Randy Newman cantado por Nina Simone. "Sus ojos", canta Simone, y Frank Ocean completa la frase: "... todavía lagrimean".

En el final de su vida, Prince se hizo amigo de Jay-Z, alabando públicamente a Tidal como una compañía amigable con los artistas, y dándole al sitio los derechos exclusivos de streaming para su catálogo. Sin embargo, después de su muerte el año pasado, abogados y miembros de la familia han tomado control de la herencia de la leyenda del rock, llevando los álbumes de Prince a otros servicios de streaming. Jay ataca a uno de los antiguos abogados de Prince, Londell McMillan. "Bastardos codiciosos, vendieron entradas para caminar por su casa/ Estoy sorprendido de que no hayan subastado el ataúd".

5. "4:44"

El tema que le da nombre al disco es un arrebato notable de disculpa y auto-humillación. Después de que Beyoncé apareciera para discutir la infidelidad del rapero en Lemonade el año pasado, había curiosidad sobre si eventualmente Jay-Z ventilaría su parte de la historia. Efectivamente, algunas de sus referencias más explícitas a problemas maritales aparecen en "4:44".

Jay-Z suena notablemente arrepentido desde la primera línea, en la que parece admitir su deslealtad: "Pido perdón/Tuvo que nacer mi hija para que pudiera ver a través de los ojos de una mujer." Toda la canción sigue en esta sintonía, desplegando una larga lista de arrepentimientos. La frase "Pido perdón" aparece no menos de siete veces. ¿Algunas líneas? "Maduraste más rápido que yo, no estaba listo"; "Soy malísimo para el amor"; "Tardé demasiado en escribir esta canción/No te merezco".

Hablando con iHeartRadio, Jay-Z explicó los orígenes del título 4:44. "Me levanté a las 4:44 de la mañana para escribir esta canción", dijo. "Así que se convirtió en el nombre del disco y todo: es la canción principal, es muy potente, y creo que es una de las mejores canciones que he escrito".

Al igual que en "The Story of O.J", No I.D le proporciona a Jay-Z un loop de soul básico en "4:44". En este caso, el productor samplea "Late Nights and Heartbreak", de Hannah Williams and the Affirmations, que es justamente una historia romántica de conflicto y adulterio. (La canción es apenas conocida: salió en 2016 y hasta ayer acumulaba sólo 7.500 plays en Spotify). También hay voces adicionales, cortesía de la cantante evangélica Kim Burrell, que suma un grito texturizado y una descarga de energía.

6. "Family Feud"

Cuando Jay-Z habló con iHeart Radio dio una explicación relativamente concisa de "Family Feud". "'Family Feud' es sobre la separación dentro de una misma cultura. Como cuando los nuevos raperos pelean con los viejos, diciendo toda clase de cosas", dijo. La respuesta de Jay-Z a las nuevas generaciones está en las primeras líneas: "Toda este parloteo viejo me deja confundido/Preferirías ser 'un viejo rico' como yo o 'nuevo vos'/Y los viejos niggas, dejen de hacerse los nuevos/Como si 2Pac no hubiera tenido un anillo en la nariz también."

Pero las líneas que más llaman la atención hasta el momento son las que parecen confirmar las acusaciones de infidelidad con "Becky" que disparó Beyoncé en su obra maestra de 2016, Lemonade. Jay usa la debacle espiritual de Michael Corleone en El Padrino II como una metáfora de su negligencia, y señala que no tenía las "herramientas" correctas por la falta de modelos masculinos durante su niñez. Jay le apunta a las parodiadas selfies del ministro bautista Al Sharpton, una observación que muestra cómo la música digital permite a los artistas responder a incidentes en tiempo récord. "¿Cómo se supone que él o Bill Cosby vayan a ayudarme?", pregunta. Así que "Family Feud" no es sólo sobre la guerra cultural y generacional dentro del rap, pero también habla de las tensiones en la comunidad negra y en la familia.

No I.D. revierte un sample vocal de "Ha Ya" de las leyendas del gospel The Clark Sisters y luego Beyoncé interpola el sample en tiempo real. Su entrada llega cuando Jay-Z rapea, "¿Qué es mejor que un billonario? Dos/Especialmente si es del mismo tono que vos."

7. "Bam" feat. Damian Marley

4:44 no fue precedido por un single de promoción y lo que se sabía del disco apuntaba a que este álbum tan personal no sería particularmente radiable. Pero con sus pinceladas de reggae, "Bam" se destaca como un favorito. Es un track celebratorio en el que Jay grita "Hov!" en una cadencia que recuerda al "Public Service Announcement", el destacado que dejó The Black Album.

"Bam" samplea al clásico dancehall de Sister Nancy de 1982 "Bam Bam", que Kanye West también citó en su single del año pasado "Famous". No I.D., el mentor de Kanye, tiene un approach totalmente diferente al sample, engrosándolo con una sección de vientos y con guitarras y teclados a cargo de Steve Wyreman, su colaborador de Cocaine 80s .

Jay-Z ha citado a su fallecido amigo Notorious B.I.G. en tantas canciones que hasta tiene letras defendiendo su hábito de citar letras de Biggie. Pero cuando dice "Todos andan diciendo locuras bajo las fotos de IG, así cuando vayan al infierno digan que los mandó Blanco", no sólo está haciendo referencia a la línea de Big en "Niggas Bleed". Puede que esté aludiendo al usuario de Instagram tellemblancosentya, que publica fotos vintage de Jay-Z y otros raperos de los 90.

8. "Moonlight"

Jay-Z apunta a sus competidores en "Moonlight", un track lleno de disparos sutiles. Critica a los falsos tipos duros una y otra vez: "Miren, yo conozco asesinos - vos no sos asesino"; "yo no publico amenazas en Internet/Yo simbolizo una amenaza"; "Por favor no hablen de armas que jamás van a usar". La calidad de la música de los rivales de Jay-Z no es una de sus preocupaciones, pero tiene un buen tiro al respecto: "Paren de andar caminando como si hubieran hecho Thriller". Tira sus flechas con un tono aburrido, como si apenas pudiera mantener el interés en los artistas que lo critican.

El beat de No I.D. en "Moonlight" es uno de los más aislados de 4:44: en lugar de construir una pista alrededor de soul clásico, gospel o reggae (o una aproximación moderna a esto), el productor juega con el single de 1995 de los Fugees "Fu-Gee-La". No I.D. le infunde al track un mood festivo. Fusionando medio y mensaje, Jay-Z también alude a Lauryn Hill en sus letras: "¿Ustedes niggas siguen firmando contratos?/¿Después de todo lo que les robaron, en serio?/¿Después de todo lo que le hicieron a nuestra Lauryn Hill?".

El título de la canción y el estribillo refieren al gaffe de los Oscars del año pasado, cuando se anunció erróneamente al ganador de mejor película: "Estamos varados La La Land/Aún si ganamos, vamos a perder". "Es en realidad un comentario sobre la cultura y hacia dónde estamos yendo", dijo en iHeartRadio.

9. "Marcy Me"

De lo más complejo de la producción de No I.D. para 4:44. Acelera el tempo, loopea y filtra vocales de un segmento de "Todo O Mundo E Ninguém", una balada de 1970 de los rockeros portugueses Quarteto 1111. Vuelve a reclutar a Steve Wyreman de su banda Cocaine 80s y a Nate Mercereau para tocar sobre el sample. El resultado mezcla una atmósfera alucinógena y nostálgica con la claridad de la instrumentación en vivo.

Mientras tanto, Jay-Z recuerda sus orígenes en las marginales Marcy Houses de Brooklyn. Están los obligatorios versos sobre "cocinar crack en la cocina", pero también recita un verso de Hamlet para ilustrar sus ambiciones creativas. También saluda a todos los "asesinatos transformados en murales" que no pudieron salir del barrio.

El track cierra con un vocal de The-Dream, que transforma los recuerdos de Jay-Z en armonías y canta citando a "Mercy Mercy Me (The Ecology)" de Marvin Gaye.

10. "Legacy"

Jay-Z usa la voz de su hija Blue Ivy en sus canciones desde que ella nació: celebró su nacimiento con un cameo en el track de 2012, "Glory". Blue Ivy vuelve a aparecer en el track final de 4:44 preguntando "Papi ¿qué es un testamento?". Sobre un sedoso sample vocal de Donny Hathaway, Jay le habla directamente a Blue, detallando su plan para pasarle su fortuna a las siguientes generaciones de Carters: "Mi parte de RocNation debería ir para vos/dejale una parte a tus hermanos así también le pueden dar a sus hijos". Es una forma de prosperidad que él espera que impacte no sólo en su familia, también en la totalidad de la América negra: Le pide a Blue y los mellizos que "financien ideas de gente que se ve como nosotros", terminando 4:44 en una nota utópica.

Por Elias Leight, Mosi Reeves, Al Shipley

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone