rollingstone.com.ar

"Astor Piazzolla va a musicalizar Buenos Aires para siempre"

A 25 años de la muerte del bandeononista, el texto que escribió su nieto Pipi Piazzolla para el especial de Rolling Stone, Inmortales - 50 artistas que cambiaron la música popular argentina

 
Foto: RollingStone/ Fabián Mezquita

Mi abuelo fue un revolucionario del tango. Se crió en Nueva York y en el fondo quiso ser un músico clásico. Al ser bandoneonista, tomó algunos elementos de su infancia y sus ganas de ser un clásico y las metió en el tango. Con esto hizo una música totalmente renovada: le dio un sonido a Buenos Aires. Estudió con Alberto Ginastera y con Nadia Boulanger, y quizá por esa influencia insistía en que el tango fuera, como la música clásica, para escuchar, no sólo para bailar. Así empezó a hacer la suya, y esto le produjo enfrentamientos. Hizo lo que le salía naturalmente, metiéndose con un estilo tan fuerte como el tango en una época especial. Siempre estuvo rodeado de excelentes músicos. Y, salvo la base rítmica, el contrabajo y el violín, todos los demás provenían del jazz. Utilizó muchas formaciones. En los años 70, con el Octeto Electrónico enamoró a los rockeros. Escribió muchísima música de películas, obras para orquesta sinfónica. Era un genio. Vivía la música de una manera voraz, desde las entrañas, como si cada concierto fuera el último. Se levantaba todos los días a las seis de la mañana a componer; al bandoneón no lo practicaba, porque ya lo tocaba de maravillas. Influyó en el nuevo tango, en el rock y ahora está influyendo en el jazz. No lo hizo en ningún grupo en particular, simplemente se siente en el aire. Su música es tango argentino pero distinto, sin la rigidez del tango tradicional. Astor Piazzolla va a musicalizar Buenos Aires para siempre.

Pipi Piazzolla

*Este texto fue publicado en el número 200 de Rolling Stone, en noviembre de 2014.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone