rollingstone.com.ar

The New Respects revive el blues-rock

Cuatro cristianos de Nashville que salieron al mundo para seguir los pasos de Alabama Shakes y Elle King



Los New Respects son una banda compuesta por la cantante y guitarrista Jasmine Mullen -hija de Nicole C. Mullen, una exitosa vocalista de góspel cristiano- junto a sus tres primos: Darius (batería), Lexi (bajo) y Zandy Fitzgerald (guitarra). Para más curiosidades, Lexi y Zandy son gemelas. Pero lo que los convierte en un grupo extraño no es tanto el parentesco entre sus integrantes, sino el hecho de que no salieron de Nashville hasta que fueron adultos. Mientras la mayoría de los artistas jóvenes se mudan a Los Angeles o Nueva York en busca de pegarla a lo grande en radio y televisión, ellos crecieron en el seno de la vibrante comunidad de música cristiana de su ciudad de origen. "Cuando éramos chicos, nuestros padres no nos dejaban escuchar música que no fuera cristiana, así que la primera vez que me crucé con una canción de Chuck Berry o de Eric Clapton, para mí podrían haber sido artistas nuevos: no sabía absolutamente nada de ellos", dice Zandy. Pero más allá de la ausencia de variedad en la etapa inicial de la formación musical de la familia, Jasmine mamó la cultura de la composición, ya que tanto su madre como su padre eran autores de canciones y solían hacer reuniones de trabajo con otros artistas. La cantante de los New Respects escribió su primer tema cuando tenía apenas tres años. Además, el cuarteto viene compartiendo escenario desde que eran adolescentes, ya que solían colaborar como bailarines en los espectáculos de la madre de Mullen. También tocaban juntos, con diferentes formaciones, pero su crecimiento como grupo se aceleró al máximo recién cuando se colgaron instrumentos eléctricos y empezaron a profundizar en una estética de blues-rock funky y exuberante, cargado de fuzz, en la sintonía de Alabama Shakes, Elle King o el Lenny Kravitz incendiario de "Are You Gonna Go My Way". "La parte buena de haber estado tan protegidos contra el exterior fue que nos obligó a crear algo completamente nuevo", dice Darius. "Mientras que la mayoría de los músicos crece escuchando a ciertos bateristas y por lo tanto tocan un poco por imitación, yo sólo escuché góspel: cuando quise salir de ese sonido. ¡tuve que inventar mi propio estilo!" La banda ya firmó contrato con un sello subsidiario del gigante Universal, y recientemente editó un EP debut de cinco canciones titulado Here Comes Trouble, del que se desprende el single "Money", quizás su mejor tema: suena seductor e hipnótico, y combina un beat de batería propulsivo con reflexiones profundas acerca de las trampas de la riqueza. También estuvieron testeando su música en la ruta, abriendo los shows de grupos como Switchfoot y Robert Randolph & the Family Band, con quienes compartieron su última gira, y tocando en algunos festivales alrededor de Estados Unidos. "¡Fuimos de cero a 100 en un segundo!", dice Zandy sorprendida. "A veces incluso me parece inadecuado. O sea, hay gente que está haciendo esto desde hace muchísimos años, y nosotros todavía estamos tratando de entender del todo los sonidos de nuestros instrumentos." Darius coincide. "Todavía siento que estoy entrando en calor al costado de la cancha", dice. "De repente alguien te grita: '¡Fitzgerald, tenés que entrar ahora mismo!'. Y vos tipo: '¿Quién? ¿Yo? ¡Pero si siempre voy al banco!'"

Jon Freeman

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone