rollingstone.com.ar

IKV cerró la segunda etapa en Vorterix

Antes del parate para lanzar nuevos discos solistas, Dante y Emma se despidieron de su público

Por Lucas Garófalo

 
Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur en los últimos shows antes de retomar sus carreras solistas. Foto: RollingStone/ Facundo Ballve

"Este puede ser uno de los últimos shows de Illya Kuryaki & The Valderramas... ¡Porque capaz que mañana llega el fin del mundo!", dijo Emmanuel Horvilleur cuando el recital de IKV en Vorterix iba por la mitad, justo después de tocar una versión de "Jaguar House" con una base disco súper grave y lenta. Así, un poco en chiste y sin nunca referirse al asunto del todo, Dante y Emma hablaron en el escenario del parate en el que entrará la banda para que ellos graben sus nuevos discos solistas.

 
Dante tiene su disco más avanzado y hasta tiene el título: Puñal sale en octubre. Foto: RollingStone/ Facundo Ballve

Antes de eso, el primer tramo del show estuvo marcado por las canciones en las que más se destaca el ADN híbrido de IKV, entre la música negra de los setenta en Estados Unidos y los ritmos latinos. En ese sentido, la seguidilla de "No es tu sombra", "Jennifer del Estero" y "Gallo negro" fue un muestra breve pero muy concreta del abanico estético del grupo: arrancaron como si fueran una banda tocando soul festivo en un casino de Las Vegas -con una pequeña sección de vientos incluida- y terminaron bailando salsa endemoniados, previo paso por ese eslabón perfecto entre ambos mundos en el que Jennifer López pone su culo frente a las cerezas.

Después engancharon "Jugo", "Latin Geisha" y "Guerrilla sexual", en un medley hot a tono con el espíritu del recital, que mezcló temas de casi todos los discos. Durante esa primera mitad, Dante y Emma prácticamente no hablaron, privilegiando una dinámica de show sin baches en el que IKV se luce como una pequeña orquesta de funk arrasador.

Esa amplitud musical se hizo notar más cuando tras algunos temas climáticos como "Espantapájaros" y "Expedición al Klama Hama", encararon la recta final en modo rockero con "Helicópteros" (y ese riff que remite directamente a "I Love Rock 'n Roll"), "Madafaka" (el guitarrista Matías Rada rapeó la parte que en la versión de estudio hacen los Molotov) y "Remisero" (que se aceleró a velocidad hardcore en el estribillo).

 
Emmanuel Horvilleur planea sacar su disco en noviembre. Foto: RollingStone/ Facundo Ballve

En los bises, como anticipando el futuro inmediato, Dante cantó "El árbol bajo el agua" con Emma afuera del escenario, y luego Emma hizo lo propio con "Abismo", mientras Dante apenas tocaba una guitarra de acompañamiento casi de espaldas al público y escondido entre sus compañeros. Pero inmediatamente después retomaron la dinámica del comienzo con un medley entre "Onko LSD" (un inédito de la época de Fabrico cuero al que volvieron en el último tiempo), "Es tuya Juan" y "Fabrico cuero".

"Ya estamos viejos. Si fuéramos personajes de Game of Thrones, seríamos como ese al que le agarró gangrena", dijo Dante en un momento, a lo que Emma devolvió: "¡No me spoilees, que voy por la temporada dos!". Es evidente que la hermandad de los IKV es inquebrantable y que la sociedad musical se puede reactivar en cualquier momento adentro de un estudio de grabación. O un escenario: antes de despedirse con "Abarajame", "Ritmo mezcal" y "Africa", Dante presentó a los integrantes de la banda y Emma remató: "Somos Illya Kuryaki and the Valderramas. Si nos necesitan, nos llaman."

 
IKV debutó en Vorterix con un show propio después de casi 30 años de carrera. Foto: RollingStone/ Facundo Ballve
COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone