rollingstone.com.ar

Cómo se armó la versión argentina del musical de Green Day

Este lunes se estrena 'American Idiot' en el Teatro Broadway. "El primer trabajo duro fue mantener la musicalidad y el espíritu de un disco tan conocido", dice el director Ariel del Mastro

Por Denise Tempone

 
American Idiot estrena este lunes en el Teatro Broadway y estará dos meses en cartelera. Foto: Gentileza DK Group

No hay que ser un experto musical para detectar que la métrica de "Levántame cuando septiembre haya terminado" no encaja del todo con la de "Wake Me Up When September Ends" cuando suena en el un ensayo general. Ese fue el primer desafío que tuvo que enfrentar el director Ariel del Mastro cuando finalmente consiguió los permisos para montar en Argentina American Idiot, el musical de basado en la obra maestra de Green Day. "Como no se había hecho oficialmente en ningún país de habla hispana, había que empezar desde cero con las traducciones. Así que ese fue el primer trabajo duro, mantener la musicalidad y el espíritu de un disco tan conocido", explica Del Mastro sentado en un sillón de cuerina destrozado intencionalmente con un toque punk que es parte de la escenografía de la obra. "Eso solo nos tomó seis meses."

Mientras el elenco entona "despertar un septiembre más" -la nueva letra del hit- a días del 14 de agosto, fecha oficial del estreno en el Teatro Broadway, Del Mastro sigue atento a que las palabras no rompan la extrema musicalidad de uno de los géneros más opuestos a la comedia musical en este mundo: el punk. "Las adaptaciones finalmente estuvieron en manos de Santiago Fernández y Natalia del Castillo, con quienes trabajamos muy bien en Spring Awakening.¿Sabés lo difícil que fue decidir cómo llevar adelante canciones tan americanas como '21 Guns', que hace referencia a los 21 disparos que se hacen en homenaje a los héroes de guerra?", agrega.

Además de cómo llevar las letras a un nuevo idioma, otra preocupación era encontrar el elenco que mejor calce con la historia de tres amigos decepcionados y cansados de su vida mundana en los suburbios estadounidense que deciden escapar hacia la ciudad. "Hicimos un casting entre mil chicos. Muchas personas querían que tuviera a grandes figuras como protagonistas. En cambio, elegí a pibes nuevos como Mariu Fernández y Francisco Eizaguirre, que tienen hambre, talento y rock", dice el director. Para la selección, puso énfasis en un detalle: que los actores pudieran controlar sus vibratos. "Cantar estas canciones estilo Broadway podría ser una pesadilla."

 
Germán Tripel, fanático de Green Day, sueña con hacer una función especial del musical para la banda en noviembre. Foto: Gentileza DK Group

Probablemente, la única cara muy conocida dentro del elenco sea la de Germán Tripel que encarna a un espíritu maligno que deambula en escena atormentando a los protagonistas. Ese es el rol que interpretó el mismo Billy Joe Armstrong, vocalista de la banda, como invitado en la obra que debutó en Broadway en 2010. Del Mastro le hizo un pedido especial al ex Mambrú: que controle su estilo Rata Blanca. "Billy Joe nunca haría nada similar", dice Tripel, que entendió rápido la consigna.

Aunque la versión local del musical estará en cartelera durante dos meses, el equipo fantasea con poder hacer una función especial para Green Day cuando visiten Buenos Aires en noviembre -tocan el 10 de ese mes en el estadio de Vélez Sarsfield-. "Yo los fui a ver a Parque Sarmiento la primera vez que vinieron en 1998, cuando éramos solo un par de miles. Amaría poder verlos ahora pero creo que esa noche trabajo", se lamenta Tripel. "Si pudiéramos tener el privilegio de actuar para ellos, sería insuperable."

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone