rollingstone.com.ar

Temporada 8 de 'The Walking Dead': Todo lo que tenés que saber

Desde cómo va a cambiar las cosas la inminente historia de la 'Guerra Total' hasta por qué puede que esta sea la temporada de regreso de 'TWD' que estábamos esperando



En octubre del año pasado, la séptima temporada de The Walking Dead se abrió con uno de los episodios más vistos de toda la serie. Los fans de la primera hora -incluso algunos que odian la serie- se conectaron para ver la resolución del misterio de "¿A quién le dio un garrotazo Negan?", en uno de esos extraños momentos de la televisión del siglo XXI compartidos por más de 15 millones de personas al mismo tiempo.

Pero después del estreno, el entusiasmo y los rumores que habitualmente ocasiona el programa bajaron hasta convertirse en un tímido tarareo, aún más inaudible incluso cuando los episodios del invierno dieron lugar a la recompensa de la primavera. Es una pena: sí, había mucho de lo que quejarse con la temporada anterior, como los episodios demasiado largos, los desvíos sin sentido y las muertes frustrantemente abruptas. Pero el año pasado también trajo personajes nuevos (¡Hola Ezekiel, un rey pendenciero dueño de un tigre!), y tramas refrescantemente más aceleradas.

En otras palabras: hay mucho que esperar de la inminente octava temporada de The Walking Dead, con un ajustado episodio de una hora llamado "Piedad" a estrenarse el 22 de octubre -en Argentina se puede ver por FOX Premium Series el mismo día a las 22.30 o el lunes 23 en el servicio básico de cable-. Para aquellos que quieran volver a las peligrosas calles llenas de zombies, aquí está lo que tienen que saber acerca de lo que puede esperarlos en los próximos 16 episodios.

Prepárense para lo que podría ser una horrible "guerra total"

El programa nunca fue una adaptación golpe por golpe del cómic de Robert Kirkman, pero siguió el arco narrativo original de bastante cerca. Ahora, estamos al principio de la historia que en el cómic se llama "Guerra total", en la que Rick Grimes y los varios residentes de la zona segura de Alexandria, el Reino y la Colonia Hilltop, se reúnan para resistir a la tiranía de Negan y sus Salvadores. En el cómic, esta pelea dura bastante, con muchos giros inesperados.

El escritor principal actual de TWD para la televisión, Scott M. Gimple, ocasionalmente acelera las tramas de Kirkman, y otras veces las vuelve muuuuuy lentas, para pasar más tiempo con los personajes, rastreando sus viajes individuales a través del post-apocalipsis. Sin revelar demasiado, el estreno de la Octava Temporada -que ya fue visto por los críticos- hace un poco de las dos cosas. "Piedad" arranca después de la explosiva escaramuza y el atrincheramiento con el que terminó el final de la temporada del año pasado, y tiene aún más tiroteos. Pero también hay algunos presagios acerca de hacia dónde se pueden dirigir estas batallas reales.

Y considerando cómo The Walking Dead estructura sus temporadas, "Guerra total" puede durar hasta la primavera de 2018... o quizás termine antes de Navidad. Cualquier posibilidad es verosímil.

Las piezas en el tablero -y por qué están en ese lugar-

Si no recordás todo lo que pasó al final de la Séptima Temporada, que introdujo muchas nuevas personas antes de cerrar las cosas con un final repleto de cadáveres, estás perdonado. El año pasado, Rick y los alejandrinos viajaron a todas partes, estableciendo nuevas alianzas (y enemigos). Los nombres y lugares clave para recordar son:

-Hilltop, donde Maggie y Paul (también conocido como "Jesús") tomaron el poder del anterior líder cobarde Gregory, quien, como venganza, le está pasando datos de inteligencia a los Salvadores. Mal ahí, Greg.

-El Reino, cuyo benevolente y cuidadoso Rey Ezekiel les dio a la quemada Carol y a Morgan un lugar para descansar y reagruparse. Inicialmente decidido a permanecer neutral, el hombre del tigre aceptó, tarde, sumarse a la causa de Rick, con sus invitados alejandrinos como estrategas y generales principales.

-Oceanside, una sociedad matriarcal recluida que Rick atacó para confiscar armas, que después les dio a los Carroñeros -quienes luego revelaron que estaban secretamente aliados con Negan-.

-El Santuario, sede de los Salvadores, recientemente re-fortificado gracias al conocimiento del ladino Eugene, un ex alejandrino. Nuestros héroes tienen un topo en la organización de Negan bajo la forma de Dwight, un importante teniente de los Salvadores que ha estado esperando el momento para lanzar un golpe.

Y, por supuesto, no nos olvidemos que todavía hay, bueno, unos zombies que comen carne humana dando vueltas por las calles y los bosques cerca de todos estos lugares. La última temporada suavizó las bases de terror de la serie pero, a juzgar por lo que pasa en el estreno de la semana que viene, el título de este programa no es algo que los creadores de esta serie hayan olvidado.

Quizás Negan sea más débil de lo que parece...

Si bien es, por lejos, el villano más poderoso, colorido y controvertido que jamás haya tenido The Walking Dead (perdón, Gobernador), la fuerza de Negan reposa sobre todo en su capacidad para inspirar miedo, no lealtad. Siempre y cuando la gente de su órbita crea que es invencible, van a seguir aceptando los términos de su liderazgo: trabajar con él y recoger las recompensas; trabajar contra él y que te maten con un bate de baseball. Hasta ahora, la decisión no era demasiado difícil.

En el último episodio de la última temporada, el gran jefe pensó que había reestablecido su superioridad al sorprender a los alejandrinos con la traición de los Carroñeros. Pero después Sasha se convirtió en un arma, bajándose una pastilla suicida y transformándose en muerta-viva. Minutos después, el Rey Ezekiel llegó al rescate con su tigre, seguido por Maggie y los de Hilltop, lo cual desorientó colectivamente al enemigo, que aún se reponía del shock de Sasha.

Considerando todo esto, empiezan a aparecer fisuras en la fachada de Negan. La demanda más importante de Rick para una tregua entre las tribus es que los Salvadores sacrifiquen a su líder, lo cual significa que puede que no falte mucho tiempo para que sus secuaces se den cuenta de que están mejor sin él.

 
El padre Gabriel y Rick Grimes. Foto: Jene Page/AMC/Gentileza Fox Premium

... Pero la "victoria", para Rick, podría ser costosa y difícil

Quizás te acordás de que el trailer de la Octava Temporada incluía una escena de nuestro temerario líder que quizás sea un flash-forward o un sueño -o quizás una combinación de las dos cosas-. No importa cómo sean las escenas de un Rick diáfano y de barba canosa en esta nueva temporada, estos pequeños destellos sugieren cómo puede ser el futuro para nuestros héroes, cuando termine la guerra. Son, cuanto menos, un recordatorio de que todas las batallas que peleó Rick durante ocho temporadas le costaron amigos y familiares. Incluso cuando venció al enemigo, y se estableció en un nuevo lugar, los momentos de paz y estabilidad fueron siempre cortos.

El año pasado empezó con Negan asesinando brutalmente a Glenn y Abraham, y terminó con Sasha haciéndose zombie completamente; en el medio, las pérdidas para la comunidad de Rick fueron relativamente livianas. Además, en el proceso de prepararse para la guerra, encontró nuevas sociedades y recursos. Es difícil imaginar que todos estas ventajas y alianzas sigan indemnes durante los próximos 16 episodios... o incluso ocho.

Hay una colaboración con 'Fear the Walking Dead' en proceso

Según sugerencias del propio Kirkman en la Comic-Con de Nueva York, un personaje de TWD o de Fear the Walking Dead va a aparecer en la serie derivada, en algún momento del año que viene. Ninguna persona involucrada en ninguna de estas producciones confirmó en qué dirección irá, pero los fans ya están especulando que tendría más sentido que fuera un personaje muerto y añorado del programa original quien recibiera una nueva historia que le permitiera estar en la precuela. Si es así, la siguiente pregunta sería: ¿Quién podría haber estado más en el oeste cuando empezó la plaga zombie? ¿Dónde estaba T-Dog?

El programa necesita una temporada en la que vuelva a su nivel

La audiencia de The Walking Dead creció de manera constante entre la primera y la quinta temporada, antes de un pequeño tropezón en el sexto año, y una caída pronunciada en la última serie. Pero este programa ya tuvo idas y vueltas. Considerando el talento y las interpretaciones del elenco y el equipo en el pasado, no hay razón para no esperar que este año haya otra racha de clásicos como en la Cuarta Temporada.

Quizás, el bajón reciente en las críticas y el rating sean lo que Dead necesitaba para volver a la vida. Ahora Gimple y compañía tienen algo que demostrar. Hacer que el estreno de la nueva temporada estuviera inusualmente disponible para críticos es una señal de confianza renovada. Y el episodio, además, es muy bueno, y no pierde tiempo para preparar lo que podrían ser semanas o incluso meses de batallas épicas.

Noel Murray

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone