rollingstone.com.ar

Paramore sacudió al Club Ciudad con su rock enérgico y sensible

La banda de Hayley Williams se convirtió en la mayor atracción de la primera jornada del Personal Fest

Por Federico Martínez Penna

 
Paramore fue la banda más celebrada de la primera jornada del Personal Fest.. Foto: RollingStone/ Agustín Dusserre

Bastaba recorrer el Club Ciudad de Buenos Aires y ver las remeras del público para entender quién se quedaría con la localía en la primera jornada del Personal Fest. En su tercera visita porteña, Paramore sacudió y conquistó gracias al magnetismo innegable de Hayley Williams y a la fuerza de sus músicos, en especial del retornado baterista Zac Farro.

Llegar a este estado de gracia implicó aprender el arte de la supervivencia. Williams, de 28 años, se casó y se divorció, armó y desarmó a su banda, y expandió los horizontes sonoros del punk emocional y el electro-pop juguetón con varias escalas, algo evidente en la apertura de la canción "Hard Times". Ese espíritu de angustia existencial y optimismo a base de brillantina, una cruza extraña entre Khaleesi y Cyndi Lauper, parecen superarla metafísicamente: sacudió con furia sus mechones platinados en "Ignorance", bailó y festejó en "Still into you", y arengó a todo el campo en la épica "Daydreaming".

Con el intento de traer a un festival el eterno axioma punk del Do It Yourself, la cantante se acercó a su audiencia, brindó por ellos, rememoró el décimo aniversario de Riot (2007) y se despachó con una furiosa versión de "Misery Business", que hasta incluyó a un fan disfrazado de ella arriba del escenario. "Espero que estén acá la próxima vez", dijo agradecida Williams antes del doble golpe de efecto con "Caught in the middle" y "Rose-colored boy", con el que Paramore dejaba atrás un show memorable.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone