rollingstone.com.ar

Princess Nokia se prende fuego con su rap de protesta

Conocé a la MC rebelde de Nueva York que trae el sonido old school a la época de Internet



Destiny Frasqueri, la rapera de 25 años más conocida como Princess Nokia, acumuló cinco millones de reproducciones de su canción "Tomboy". Estéticamente, lo que hace es un homenaje al rap old school, pero tiene un sonido sucio y cibernético que les da a sus discos un estilo característico: no hay ninguna duda de que esta neoyorquina mala onda es producto de la época de Internet. Hace poco, Frasqueri salió en las noticias por tirarle sopa a un pasajero racista en el subte. No sorprende, viniendo de esta MC sin remordimientos que hace lo que dice en sus canciones: "No es un chamuyo de rap/Esta es mi vida real". En el caso del subte, además, la vida imitó al arte, porque una de sus letras dice: "Si vivís en la ciudad no podés ser xenófoba/Es una olla caliente/La sopa nunca está fría".

La identidad tiene mucho que ver con la música de Nokia, especialmente en su último disco, 1992 Deluxe, en el que usa a sus opresores como una bolsa de boxeo, pegándoles a todos, desde su pareja hasta el sistema público de guarderías de Nueva York. "G.O.A.T." es algo así como el himno a la rebeldía de Princess Nokia: en el tema, ella tiene la confianza de la reina del baile y la boca sucia de una delincuente.

"No creo que la gente se inspire necesariamente con la música en sí misma, sino más bien con el hecho de que una chica de veintipico viva estas experiencias y tenga la valentía de contarlo", confiesa. "Yo quiero que la gente se dé cuenta de que esta actitud de 'me importa un carajo lo que pienses' está bárbara."

Daniela Tijerina

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone