rollingstone.com.ar

Flea reveló cómo superó sus adicciones

En un editorial para la revista 'Time', el bajista de los Red Hot Chili Peppers habló sobre la crisis de opioides en Estados Unidos

 
Flea en el show de RHCP en Lollapalooza Argentina 2014. Foto: RollingStone/ Eugenio Mazzinghi

Flea examinó recientemente la crisis de los opioides en Estados Unidos y su propia lucha contra la adicción en un artículo de opinión conmovedor para la revista Time.

"Estuve cerca del abuso de sustancias desde el día en que nací", escribió Flea en un artículo titulado "La tentación de las drogas es una perra". "Vi a tres de mis amigos más queridos morir a causa de las drogas antes de que cumplieran 26 años, y también tuve algunos problemas. Fue mi anhelo de ser un buen padre lo que inspiró una sensación de autoconservación en mí, y en 1993, a los 30, finalmente me di cuenta de que las drogas eran destructivas y me sacaban mi fuerza vital. Las dejé para siempre. Sin embargo, la tentación es una perra."

En la nota, el bajista describe cómo derrotó a su propia adicción: "Puedo meditar, hacer ejercicio, rezar, ir a un psiquiatra, trabajar con paciencia y humildad en mis problemas, o simplemente podía llamar al dealer, comprar una bolsa de droga por 50 dólares y solucionar todo en un minuto. Lo que he aprendido es a estar siempre agradecido por mi dolor. Esa mentalidad me ha ayudado a mantenerme alejado de la tentación de las drogas". El artículo fue publicado como parte de un informe especial de Time sobre los opioides.

Flea también habló sobre una experiencia reciente con Oxicodona, y cómo la comunidad médica hace que sea fácil volverse adicto. Según el bajista, los dealers del "sórdido mundo de los narcóticos" han pasado de ser "criminales aterradores con armas" a "prestadores de atención médica".

"Hace unos años, me rompí el brazo haciendo snowboard y tuve que someterme a una cirugía mayor. Mi médico me reconstruyó perfectamente, y gracias a él todavía puedo tocar el bajo con todo mi corazón. Pero también me dio Oxicodona durante dos meses", escribió Flea.

"El frasco decía que tenía que tomar cuatro por día. Cada vez que tomaba, quedaba más drogado que la mierda. No solo desaparecía mi dolor físico, sino también mis emociones. Tomaba solo uno por día, pero ya no podía estar presente para mi hijos. Mi espíritu creativo entró en declive y me deprimí. Dejé de tomar la medicación después de un mes, pero tranquilamente podría haber conseguido otra prescripción."

Sobre el final, el bajista agregó: "Obviamente, hay un momento en que los analgésicos deben prescribirse, pero la profesión debería ser más prudente. Es igualmente obvio que cualquier receta de opioides debería incluir un seguimiento, monitoreo de la rehabilitación. La industria farmacéutica podría pagar esto con un porcentaje de sus enormes ganancias. La adicción es una enfermedad cruel, y la comunidad médica, junto con el gobierno, debería ofrecer ayuda a todos aquellos que la necesitan".

Daniel Kreps

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone