Los músicos se alejan de Pity Álvarez tras el escándalo en Tucumán - Música - Rolling Stone Argentina
 
rollingstone.com.ar

Los músicos se alejan de Pity Álvarez tras el escándalo en Tucumán

Después del fallido show en la capital de la provincia, el guitarrista y el bajista decidieron no continuar en la banda. "Creo que no hay futuro para Viejas Locas", asegura el sonidista Fernando Parra

Por Manuel Buscalia

"Creo que no hay futuro para Viejas Locas", le dijo a Rolling Stone el sonidista de la banda, Fernando Parra, semanas después del show en Tucumán que iba a marcar el regreso de Pity Álvarez a los escenarios después de un año y 5 meses, pero que no se realizó. El músico llegó 8 horas tarde al lugar y el público reaccionó frente a la demora de la peor manera: en los incidentes que se generaron en el estadio de Argentinos del Norte una torre de sonido, varios equipos del staff técnico y puestos de merchandising terminaron prendidos fuego.

"Hicimos un presupuesto de los equipos que perdimos en el show y suman alrededor de 50.000 dólares", reveló Parra. Pero el costo no fue solamente material. "Es un momento de mierda para todos, estamos dolidos y tristes", agrega el guitarrista Juan del Río, que decidió abandonar el grupo después del no-show y aseguró: "No están dadas las condiciones para seguir. Por mi parte es la segunda vez que me bajo y es la definitiva". Es la misma decisión que tomó el bajista Gabriel Prajsnar, que integró la última versión de Intoxicados y era parte de Viejas Locas desde 2013. "Ya no toco más ahí. Le deseo lo mejor a Pity y a los que estén, de verdad, pero ya no tengo nada que ver", le dijo a RS. Contactado por este medio, el baterista Fernando Samalea, que iba a hacer su debut en la formación, prefirió no hacer declaraciones. Y Pity no respondió a los intentos de contacto por parte de esta redacción.

Entre el incendio, los saqueos y los destrozos, se perdieron tres computadoras, seis placas de video, cables, una consola de luces, otra de sonido y la batería que Fernando Samalea se había hecho especialmente para el show. "Vi el fuego en la torre de sonido con dos de los chicos ahí y pensé en lo peor", recuerda ahora Alejandro Beltrame, realizador y camarógrafo que fue testigo de los incidentes desde el escenario. "Presencié cómo mis compañeros, profesionales y buena gente, perdieron todo", dice.

"Estamos dolidos y tristes", dice el guitarrista Juan del Río, que decidió abandonar el grupo después del no-show.COMPARTILO

El final de la historia del regreso fallido no estuvo en línea con lo que había pasado en los meses previos al 7 de abril, en los que Viejas Locas llevó adelante una rutina flexible de ensayos con relativa normalidad y hasta daba señales de afianzamiento. "Veníamos preparando la vuelta desde el año pasado, poniendo a punto las cuerdas", dice Del Río. "Después con la incorporación de Samalea nos pusimos a ensayar, muy lúcidos, repasando concienzudamente hasta tres veces la lista de temas cada vez que nos juntábamos." En un posteo de Facebook reciente, el ex baterista de Gustavo Cerati y Charly García elogiaba al líder del grupo. "Pity, persona noble, mente híperinteligente y mucho sentido del humor, sensibilidad y ternura. En su órbita, da gusto ser una vieja loca que rueda por las calles", definía en la publicación.

Mientras el ex líder de Intoxicados aseguró en una carta que a su vuelta a Capital se dio cuenta que fue "estafado, usado y engañado", otro detalle enoja más al equipo del Pity: cerca de las 20:30 del día del show, alrededor de 8.000 personas -que habían pagado las entradas de 700 pesos en efectivo- esperaban frente al escenario cuando funcionarios de la Dirección de Bromatología y Control de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán ingresaron al predio para entregar un acta de comprobación y clausura, que pesaba sobre el estadio hace varios días. Desde el staff de Viejas Locas dicen que se enteraron de la clausura "cuando cayeron de la Municipalidad" y piensan "que Pity los estafó a todos".

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone