rollingstone.com.ar

Prince en pantalla: sus mejores clips, actuaciones y shows

De "When Doves Cry" hasta el Super Bowl; en el 60° aniversario de su nacimiento, una guía por las actuaciones en cine, televisión y los eventos más importantes de la cultura pop

Por Rob Sheffield

I Wanna Be Your Lover

'American Bandstand' 1979



"Dicen que soy taaan tímido", canta Prince mientras se presenta ante el mundo en su primera aparición de alto perfil en televisión, con apenas 21 años. En su entrevista con Dick Clark, deja en claro lo tímido que es; casi no logra hablar por más de una sílaba, después de haberse pavoneado a lo largo de la canción con plumas y pantalones dorados. Clark dijo después: "Fue la entrevista más difícil que hice en mi vida".

Sexuality

Video musical 1981



Un clip de bajo presupuesto, como si Prince hubiera pensado que era mejor guardar su energía para las discotecas. Se mueve envuelto en un vapor sexual y, como si fuera una respuesta a The Clash sexualmente cargada, pide que aparezca una nueva cepa de líderes para liberar la libido nacional: "¡De pie! ¡Organícense!".

Partyup

'Saturday Night Live' 1981

Cuando SNL se estaba relanzando con un nuevo elenco, Prince le dio al programa un empujón con su versión descarnada de "Partyup", eludiendo a los censores con la frase "pelear la guerra es tan jodidamente aburrido". ¿El otro invitado musical de esa noche? Todd Rundgren.

Automatic

Video musical 1982



A diferencia de "1999" o "Little Red Corvette", "Automatic" no tuvo mucha rotación en MTV. Quizá se debió al interludio sadomasoquista en el que las cantantes acompañan a Prince a una cama enorme, lo desnudan, le vendan los ojos y lo azotan con un látigo sexual.

1999

Video musical 1982



Por fin: Prince se viste de violeta y toma su trono. Este fue el video con el que conquistó MTV, sin que tuviera que pelear ninguna batalla. Baila al ritmo del Apocalipsis, bajando por un caño y pavoneándose entre nubes de humo, con las cantantes Lisa Coleman y Jill Jones en ropa interior agregando comentarios como si fueran su coro griego. La manera en la que simula cachetear a la cámara antes de desatar al león que tiene adentro es la esencia del estilo cool de Prince.

En vivo con James Brown y Michael Jackson

1983



La legendaria competencia de baile en vivo: James Brown está haciendo un show en Los Ángeles, e invita a Michael Jackson al escenario para animar al público con un poco de moonwalking. Después Jackson le susurra a Brown algo al oído, y Brown les dice a los fans: "¡Me acaba de insistir en que les presente a Prince!". Es la única presentación en vivo en la que Prince parece nervioso. Estos tres titanes en el mismo escenario... es un milagro que el edificio no haya ardido con tanto poder soul.

When Doves Cry

Video musical 1984



Considerá esta imagen: Prince se dispara a la estratósfera con un sonido shockeante -un bramido de guitarra y máquinas de ritmo, sin bajo- y un look a la altura. Hace una entrada tremenda, y sale desnudo de la bañera y estira la mano hacia la cámara. En la imagen espejada del final, Prince atrae a la cámara dando vueltas y retorciéndose frente a The Revolution, con un sombrero español rojo con una tira negra de encaje.

Purple Rain

Película 1984

Su primera película era un relato semiautobiográfico sobre un joven prodigio musical que aprende a curarse del daño de su familia y acercarse a otros seres humanos (con una pequeña ayuda de Wendy, Lisa, Apollonia y la primera guitarra eyaculadora del mundo). Es una obra maestra, no por el guión sino por su carisma absoluto y por el extraño elenco de personajes a su alrededor, especialmente Morris Day, de The Time, quien casi se roba el show en su papel de chico malo. Si tuviste la suerte de ver la película en el cine, seguro estallaste con el público cuando Prince anuncia: "Si vos ahí sabés de lo que estoy cantando, vamos, ¡levantá las manos!". La mejor escena: Apollonia se sube a la moto de él para ir a Lake Minnetonka. Spoiler: ¡ese no es el Lake Minnetonka!

Los Óscar

1985



Y el Óscar a Mejor Soundtrack Original es para Prince por Purple Rain, dicen los presentadores Michael Douglas y Kathleen Turner. Es uno de los discursos de aceptación de los Óscar más cool de la historia: camina hasta el escenario con una capucha violeta, acompañado de Wendy y Lisa, balbucea algo acerca de Dios, tan bajito que la mayoría del público no escucha, después hace una reverencia, gira y se va. Incluso Joan Rivers se debe haber preguntado qué estaba pasando.

Raspberry Beret

Video musical 1985



En este prototípico éxito de verano, Prince te invita al playground psicodélico de sus sueños, un lugar en el cielo en el que los chicos hippies pueden bailar el boogie, rodeados de nubes blancas. Toca con un traje celeste con sus nubes personales, y sus sueños mojados están realzados por escenas de sexo animadas.

Under the Cherry Moon

Película 1986

Su largamente esperada segunda película (y la primera como director) era la clase de disparate con un gran presupuesto que solo una estrella tan magnética como Prince podría haber convencido de hacer a un estudio de Hollywood. Es una película artística en blanco y negro en la que él hace de Christopher Tracy, un gigoló en Francia. Es injustamente recordada como un desastre, pero está llena de placeres rococó, si te gusta su costado más libertino. En especial cuando Prince le ronronea a su chica: "Quizás si te aflojara el cinturón de castidad, podrías respirar un poco mejor".

Kiss

Video musical 1986



Como la canción, el video es absolutamente minimalista: Prince con un top y un copete rockabilly, sacudiendo lo que Dios le dio con una bailarina con un velo y su guitar hero Wendy. La mejor parte: cuando Prince se desliza sobre sus rodillas por el piso, y aterriza con la cara en la entrepierna de la bailarina.

Sign 'O' the Times

Performance en vivo 1987

Una de las mejores películas jamás filmadas sobre un concierto. Vendió muy pocas entradas, nunca salió en DVD y es casi imposible encontrarla en video. Pero los fans cuidan celosamente sus VHS, porque Prince aparece en la cima de su modalidad funk, al frente de su grupo más hot, mientras Sheila E. se vuelve loca en la batería. "I Could Never Take the Place of Your Man" prende fuego la versión de estudio, que ya era genial, con un Prince abrasador en la guitarra. No importa con quién tengas que acostarte para ver esto, vale la pena.

U Got the Look

Video musical 1987



Prince está sentado en su camarín, meditando bajo la luz de una vela mientras alguien le plancha la ropa. Sheena Easton se emperifolla frente a su espejo, erotizada mirando la caja del CD de Prince. Después Prince se pone el abrigo de piel blanco más peludo de tu abuela para uno de los duetos sexuales más ridículos en la historia de MTV, con Easton, una muchacha adorable conocida por sus baladitas de pop gentil, hasta que Prince la transformó en Miss Sugar Walls.

Gett Off VMAs

1991



En caso de que alguien hubiera creído que se había puesto suave con pequeñeces pop como "Batdance" o "Diamonds and Pearls", Prince apareció en los MTV Video Music Awards de 1991 listo para llamar la atención. Primero, hizo que lo levantara del suelo desde atrás uno de sus acompañantes musculosos. Después, tocó su último éxito durante siete minutos con unos pantalones que dejaban ver su culo. "Dejame mostrarte, baby, que soy un muchacho talentoso", cantaba. Sin dudas mostró algo.

The Most Beautiful Girl in the World

Soul Train 1994

Un nuevo look, de la etapa en la que se cambió el nombre por un jeroglífico. Ahí está en Soul Train con un traje estilo Little Lord Fauntleroy, con cuello blanco almidonado y todo, bailando de a dos con su futura mujer, la bailarina Mayte, quien lleva una esposa con diamantes cerrada en una muñeca y la otra suelta, tentando a Prince de manera seductora.

Starfish and Coffee

Muppets Tonight 1997



Prince conoce a los Muppets. Hace su canción psicodélica más adorada con un aula repleta de niños Muppet, incluyendo un monstruo igual a su amiga Cynthia Rose, con medias de diferentes colores, que esconde tesoros secretos en su táper del almuerzo.

Motherless Child

2TVE (España) 2000

De los años salvajes: aunque pareciera que Prince había perdido su talento para hacer hits y a gran parte de su público, no había perdido su genio, como demuestra esta performance. Prince aparece en la televisión española, con una capa hippie y una guitarra violeta, y transforma este antiguo lamento blusero en el groove de rock más heavy, acumulando tensión durante nueve minutos, y haciendo que su guitarra grite. Esto no tenía ninguna relación con ninguna música que fuera popular en el año 2000. Prince realmente estaba en su propio mundo.

Let's Go Crazy, con Beyoncé

Grammy 2004



Veinte años después de Purple Rain, Prince abrió los Grammy de 2004 con este ostentoso dueto con Beyoncé. La reina está resplandeciente en un vestido rosado, tocando la pandereta mientras él agita los riffs de "Let's Go Crazy", en un medley que también pasó por "Purple Rain", "Baby, I'm a Star" y "Crazy in Love". Después él le dice al público: "No nos odien por ser fabulosos". Más tarde elogió el conocimiento musical de Bey: "Me alegró descubrir que sabía mucho de escalas".

While My Guitar Gently Weeps

Rock and Roll Hall of Fame 2004



Durante los primeros tres minutos, es un homenaje respetuoso al fallecido George Harrison, con Tom Petty y Jeff Lynne haciendo lo que pueden para copiar los acordes originales. Después, Prince da un paso con su sombrero rojo y hace explotar la canción con un solo de guitarra demente, prácticamente cayéndose del escenario, haciendo que lo sostengan, y tirando la guitarra al aire abruptamente. Hacia el final hace el pavoneo de pimp más cool sobre el escenario. Así suena cuando las guitarras lloran.

American Idol

2006



Prince hizo una aparición sorpresa en el último episodio de la temporada, en una época en la que American Idol se había convertido en una obsesión en Estados Unidos. Hizo todo en sus propios términos: se negó a cantar con cualquiera de los competidores y no permitió que lo presentara Ryan Seacrest. Apareció, sin anuncio, para tocar dos no hits de su disco nuevo, 3121 -"Lolita" y "Satisfied"- con un par de cantantes mujeres, maravillando a todo el mundo. Después dejó el edificio: tenía un chofer esperándolo.

Super Bowl

2007



Prince fue el mejor jugador del Super Bowl XLI: llovió durante casi todo el partido, y aun así él pedía que lloviera más y más fuerte sobre él, absolutamente impávido mientras tocaba sus éxitos y reformulaba clásicos de rock ("All Along the Watchtower", "Proud Mary") y hasta un cover de los Foo Fighters, "Best of You". En una ocasión que en general se ve coreografiada hasta el más mínimo detalle, Prince hizo que pareciera que lo inventaba, y cuando el cielo se abrió para sus proezas en la guitarra en "Purple Rain", hizo que la tormenta pareciera una parte más de su plan maestro. Nunca se vio a un artista tan poco intimidado por el hecho de estar en el escenario de un Super Bowl.

Grammy

2015



En el saturado mundo musical de 2015, al final de una de las ceremonias de los Grammy más aburridas de la historia, Prince de repente sale al escenario y convierte a todas las celebridades en fans fascinados de estar viéndolo a él, como si les acabara de recordar por qué se habían enamorado de su música en algún momento. Gira su bastón y se burla de la ovación con la mirada más despectiva jamás capturada en vivo por la televisión, y después presenta el Grammy a Disco del Año. "Los discos siguen siendo importantes", le dice al público. "Como los libros y las vidas negras, los discos importan." Pero después de esta aparición de Prince, a nadie le importaba quién ganara: la noche pertenecía a este hombre.

En vivo en Atlanta

2016

14 de abril: los últimos recitales de su vida, apenas una semana antes de que cayera la cortina final, solo sobre el escenario en el Fox Theatre de Atlanta, en su Piano & a Microphone Tour. Cantó "Heroes" de David Bowie y, para el final, una versión de "Purple Rain" dolorosamente vulnerable. En las imágenes capturadas por los fans, podés ver -y escuchar- que por más que hubiera algo lastimando en el cuerpo del hombre, su espíritu estaba en un territorio superior. Gracias a la música que dejó Prince, es un lugar al que podemos volver y volver.

Esta nota forma parte del Especial para Coleccionistas de Prince de la serie Bookazines. La edición especial, que se publicará este mes, reúne sus entrevistas, notas y reseñas clásicas del archivo de Rolling Stone.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone