rollingstone.com.ar

Calle 13

Residente o Visitante

Por Ernesto Martelli

A la conquista global

Calle 13, a puro flow hispano: el disco más ambicioso de la nueva música cosmopolatina.

¿Un Eminem -blanquito, canchero y con flow irresistible- para la música urbana en español? ¿Un Manu Chao -"clandestino", inquieto, incontenible- para la nueva escena cosmopolatina? ¿Un Dárgelos puertorriqueño -autoconsciente, mal hablado y "carismático"- para la MTV latina? Residente, el portavoz de Calle 13, después de ser la revelación 2006 salió decidido a ir por todo, y eso queda bien claro en este segundo disco, tan ambicioso para la música continental que obliga a pensar en Fabulosos Calavera o, justamente, Clandestino de Chao. Apunten los invitados: gustavo Santaolalla produce un tema junto con Juan Campodónico (la irresistible milonga dembow "tango del pecado"), Tego Calderón (en una pieza cumbre del freestyle latino), la Mala Rodríguez (en otro speech provocativo que promete "Vamo' a faltarnos el respeto / usando el alfabeto completo"), el emocionante Vicentico (en el rol de "el cantante") y hasta los cubanos emigrantes de Orishas.

Esta vez no hace falta enfrentar tantos prejuicios, porque Visitante (el DJ y compositor) y residente (el líder, vocalista y MC) nos invitan a un viaje que tiene más que ver con el hip hop en español (Orishas, la Mala) y su vertiente "hurban" (urbana e hispana) que con la insistencia machacante del reggaetón. Quizá la voz esté demasiado al frente y haya perdido algo de la efectividad bailable del debut, pero en definitiva eso potencia la deliberada identidad hip hop del asunto: base (pista) y mic. Y, además, resalta la inspirada y popular creatividad de Residente como letrista, experto en metáforas alimenticias y en el juego provocado.

Yerno ideal y televisable, sale a apostar por ese marketing más viejo que los Rolling Stones ("¿Usted dejaría que su hija se case con este muchacho?") y agita ("¡Súbele el volumen a la música satánica!"), levanta chicas, denuncia, protesta y desafía: "Voy a hacer una fortuna / para guardarlo en una lata de tuna. ¡Vamo'a conquistar al mundo!".

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone