rollingstone.com.ar

El grupo finés se presentó en el Estadio Pepsi Music

Sonata Arctica: frescura nórdica

El grupo finés tocó por primera vez en nuestro país en el Estadio Pepsi Music y presentó su álbum Unia. Crónica de la noche.

No era poca la expectativa para ver a Sonata Arctica en estas tierras. El quinteto que le dio forma al último milagro finés ofrece un power metal de relojería que casi desconoce la palabra pifie -los refutadores de leyendas aseguran que sienten similar aversión por el riesgo creativo-. La banda comandada por el cantante Tony Kakko desembarcó en el Estadio Pepsi Music con la excusa de presentar el álbum Unia y logró agotar las entradas varios días antes del show. Nada mal para una banda que llegaba por primera vez a la Argentina.

Una enorme luna que iluminaba a una jauría de lobos ofició de telón de fondo, escenografía y presentación para el quinteto finés. Con puntualidad y profesionalismo, la banda formada por Tony Kakko (voz), Tommy Portimo (batería), Marko Paasikoski (bajo), Henrik Klingenberg (teclados) y Elias Viljanen (guitarra), tomó el escenario y abrió la noche con los dos primeros temas de Unia: "In Black and White" y "Paid in Full". Después de un comienzo tan apegado al último álbum, los Sonata optaron por hilvanar un recorrido por buena parte de su discografía. Lo más llamativo resultó la exactitud y rigurosidad a prueba de transpiración de las interpretaciones -algunos osados dicen que los fineses tienen metrónomos en lugar de corazones-. El sonido brillaba por su presencia y Klingenberg y Viljanen, marcaban el norte en duelos o unísonos veloces y sinuosos.

Resulta imposible ignorarlo: los fineses son fríos. Kakko lo sabe muy bien y por eso además de cantar con eficacia asume el rol de anfitrión. No le sobra frescura, pero reproduce buena parte de los tics de frontman de grandes arenas -camiseta de Argentina, promesa de inminente nueva visita, felicitaciones varias y hasta un chiste/juego demasiado largo entre los diferentes sectores del público y una batería imaginaria-.

A lo largo del show la banda mostró su costado melódico, medios tiempos y sus influencias sinfónicas. Pero el power metal de "Victoria's Secret", "San Sebastián", "Black Sheep" y la pulverizante "Wolf & Raven", impusieron los mejores momentos de la noche. Sonata Arctica pasó por la Argentina. No sorprendió y no defraudó: igual que en los discos. Eso sí, van a volver seguro.

¿Viste el show? ¿Sacaste fotos? ¡Subilas acá!

Por Sebastián Feijoo
COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone